Reseña: Hibachi

Introducción

Bienvenidos a nuestro restaurante. Esperamos que disfruten de su visita. En Hibachi nos enorgullecemos de dar a nuestros clientes una experiencia excitante, no solo una gran comida. Por favor, disfruten viendo a nuestros chefs preparar sus pedidos con su llamativo estilo. Ellos valoran tanto la puesta en escena como la habilidad al cocinar por lo que podrán ver a los chefs lanzar sus ingredientes y hacer girar sus utensilios mientras compiten por la oportunidad de usar los productos más sabrosos en sus recetas. Tomen asiento y disfruten del espectáculo, pero cuidado… ¡No vayan a terminar con un huevo en la cara!

Portada

Así se nos presenta Hibachi, un diseño de Marco Teubner (Topito, Flying Kiwis). El juego fue publicado por primera vez en 2021 por Grail Games en una versión en inglés, siendo una reimplementación de Safranito, publicado por primera vez en 2010. De las ilustraciones se encarga Kerri Aitken (The Long Road, The Gardens).

El juego se encuentra publicado en español por Arrakis Games (es completamente independiente del idioma a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de unos 45 minutos. El precio de venta al público es de 44,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de Arrakis Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,2 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero Principal (en dos piezas) (de cartón)
  • 64 Cartas Pequeñas (43×68 mm.):
    • 54 Cartas de Ingrediente
    • 10 Cartas de Chili
  • 18 Cartas de Receta (62,5×88 mm.)
  • 24 Fichas (6 por jugador) (de resina)
  • 42 Billetes (de papel):
    • 12 de 100¥
    • 12 de 200¥
    • 12 de 500¥
    • 12 de 1000¥
  • Botella de Soja (de madera)
  • Reglamento
Contenido

Mecánica

Hibachi es un juego de habilidad en el que los jugadores disponen de unas fichas con valores de 1, 2, 3, 4, 5 y 6 centenas. En cada ronda, los jugadores lanzarán un subconjunto de estas fichas sobre un tablero que muestra una serie de cuencos y de acciones. Una vez que todos han lanzado sus fichas, se activan las acciones sobre las que haya fichas (solo el jugador con mayor valor en suma disfrutará de su efecto), tras lo que se procede a vender y comprar ingredientes según la posición de las fichas en el tablero. El objetivo es reunir ingredientes que se utilizarán para completar recetas en la última fase de la ronda. El objetivo es intentar ser el primer jugador en completar tres recetas.


Conceptos Básicos

Empecemos por las Cartas de Ingredientes, eje fundamental de la partida. Durante la misma, los jugadores comprarán y/o venderán estos ingredientes para poder preparar recetas. Hay 9 ingredientes distintos. Los ingredientes estarán disponibles en un suministro del cual los jugadores podrán comprar para tener en su mano y, posteriormente, utilizarlos ya sea para venderlos o completar recetas. Adicionalmente existe un décimo tipo de ingrediente, el chili, que, utilizado de dos en dos, actuará como un comodín.

Cartas de Ingredientes

El uso principal de estos ingredientes será completar Cartas de Receta. Cada una de estas cartas muestra una combinación de tres ingredientes. El objetivo de los jugadores es intentar ser los primeros en completar tres recetas.

Cartas de Receta

Para poder comprar los ingredientes los jugadores dispondrán de Billetes con valores de 100¥, 200¥, 500¥ y 1000¥. Si un jugador no dispone de dinero suficiente, no podrá comprar ingredientes.

Billetes

El elemento fundamental de la partida serán las Fichas. Cada jugador dispone de un conjunto de seis fichas con valores de 100, 200, 300, 400, 500 y 600 en una de sus caras (por la otra aparece un símbolo representativo). Estas fichas tienen un orificio en el centro que servirá para determinar la posición de la misma.

Fichas

Los jugadores lanzarán estas fichas sobre un Tablero central en el que aparecen nueve boles de ingredientes y cuatro acciones especiales. Un jugador podrá actuar sobre un bol o sobre una acción su el orificio interior de su ficha muestra total o parcialmente el bol o la acción. El tablero tiene un marco para evitar que las fichas resbalen hacia afuera. Este marco, además, servirá para organizar la reserva de cartas de ingredientes, con espacios destinados para cada uno de los tipos.

Tablero

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se monta el tablero principal en el centro de la mesa.
  2. Se mezcla el mazo de cartas de ingredientes y se coloca bocabajo a un lado de la mesa. Tras esto, se revelan las seis primeras cartas y se colocan en los espacios adecuados.
  3. Se deja a un lado un mazo con las 10 cartas de chili.
  4. Se forma una reserva general con los billetes, separados por valor.
  5. Se mezcla el mazo de recetas y se coloca bocabajo. Tras esto, se revelan las tres primeras y se disponen formando una hilera.
  6. Cada jugador escoge un color y recibe 6 fichas de lanzamiento y 2000¥ (1 billete de 1000¥, 1 billete de 500¥, 2 billetes de 200¥ y 1 billete de 100¥).
  7. Finalmente, se escoge de forma aleatoria al jugador inicial y se le entrega la botella de soja.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Hibachi se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de rondas. Cada ronda se resuelve a lo largo de cuatro fases.

Fase I: Lanzamiento

Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, los jugadores alternan turnos de lanzamiento. En cada turno, el jugador activo escoge una de sus fichas disponibles (que no haya lanzado ya) y la lanza bocabajo al tablero principal. Tras esto, pasa el turno al jugador de la izquierda.

Se deben cumplir las siguientes reglas de lanzamiento:

  • Un lanzamiento se considera valido si el centro de la ficha muestra, aunque sea parcialmente, uno de los boles o una de las acciones centrales.
  • Si una ficha aterriza de forma que no apoye completamente sobre el tablero, se considera un lanzamiento fallido y se retira del tablero.
  • Durante el lanzamiento, la mano nunca puede atravesar hacia adentro los límites del tablero. Si el resto de jugadores consideran que el jugador ha sobrepasado dicho limite, se considerará nulo el lanzamiento.

La fase finaliza cuando los jugadores han realizado un determinado número de lanzamientos dependiente de la cantidad de jugadores:

  • 4 lanzamientos en partidas de 2-3 jugadores
  • 3 lanzamientos en partidas de 4 jugadores.

Fase II: Limpieza

En este momento, se voltean todas las fichas que sean lanzamientos validos que se encuentren sobre acciones (su centro muestra una acción total o parcialmente).

Tras esto, se procede a resolver los espacios de acción, donde el jugador con mayor valor total en sus fichas resuelve el efecto (en caso de empate, la ejecutará aquel que antes actuase en la ronda). Los efectos son:

  • Lanzamiento Extra: el jugador realiza un lanzamiento adicional (si aterriza de nuevo en este espacio no ejecutará un nuevo lanzamiento).
  • Ingrediente Extra: el jugador roba tantas caras de ingrediente como el valor de sus fichas dividido entre 100. De esas cartas escoge una y devuelve al fondo del mazo el resto.
  • Reservar una Receta: el jugador escoge una receta de las disponibles y la pone en su zona de juego, pudiendo completarla de forma exclusiva en una fase posterior.
  • Nuevo Jugador Inicial: el jugador toma la botella de soja y actuará como jugador inicial hasta el final de la ronda.

Tras esto, siguiendo el posible nuevo orden de turno, los jugadores reciben una carta de chili por cada ficha que se encuentre en el tablero pero no estén sobre boles o acciones. Si un jugador necesita robar una carta de chili y no quedan en el mazo, el jugador (o jugadores) con más cartas de chili debe devolver todas sus cartas al mazo, y se continúa robando. Tras esto, se retiran las fichas que no estén sobre boles.

Fase III: Compra-Venta

En primer lugar, todos los jugadores con cartas de ingredientes sobre cuyos boles hay al menos una ficha (independientemente de a qué jugador pertenezca) podrá vender dichos ingredientes, obteniendo tantos yenes como el valor total de todas las fichas sobre el bol. Las cartas vendidas se colocan en una pila de descarte (no en el suministro del tablero). Tras esto, si un jugador ha vendido un ingrediente de un tipo y sobre ese bol tenía fichas, debe retirarlas.

A continuación, los jugadores con fichas sobre los boles pueden comprar ingredientes. Para cada bol con al menos un ingrediente en la reserva, el jugador cuyas fichas sumen un mayor valor podrá comprar 1 carta de ingrediente devolviendo a la reserva una cantidad de dinero igual a la suma de sus fichas. Tras esto, retiraría la ficha de mayor valor y, si quedan ingredientes y fichas para ese bol, se volvería a proceder de la misma forma. Así hasta que no queden más fichas o se agoten los ingredientes (en este caso se retiran todas las fichas restantes). En caso de empate, se actúa en orden de turno entre los jugadores empatados. Si un jugador no quiere o no puede comprar un ingrediente, deberá retirar igualmente su ficha más alta. Los ingredientes no comprados se mantienen en el tablero.

La fase finaliza cuando se han retirado todas las fichas de los boles.

Fase IV: Recetas

Finalmente, actuando en orden de turno, cada jugador dispone de un turno para completar exactamente una receta. En cada turno, el jugador activo puede descartar tres cartas de ingrediente que coincidan con una de las recetas, colocándola bocabajo en su zona de juego. Es posible sustituir uno de los ingredientes de la receta por 2 cartas de chili (que se devuelven al mazo de robo). El jugador con una receta reservada puede escoger completarla ahora en vez de completar una de las del suministro.

La fase finaliza cuando todos los jugadores han tenido su turno de completar recetas. Si la partida no ha finalizado, se prepara la siguiente ronda:

  • Se pasa la botella de soja al jugador sentado a la izquierda.
  • Se revelan nuevas cartas de receta hasta completar la hilera de tres (si fuese necesario). Si se ha agotado el mazo de recetas, no se repondrá la hilera.
  • Se revelan 6 nuevas cartas de ingredientes. Si se agota el mazo de ingredientes, se baraja la pila de descartes para conformarlo de nuevo.

Fin de la Partida

La partida finaliza inmediatamente cuando un jugador completa su tercera receta, proclamándose vencedor.


Opinión Personal

Cuando comencé con este humilde blog allá por 2013, la afición en España había alcanzado ya una inercia importante y numerosas tiendas ofrecían un catálogo más que razonable. Los saldos comenzaban a ser una constante y rebuscar entre las ofertas para rellenar pedidos era una constante. Uno de los juegos que muchas veces aparecía en mi radar era Safranito, pero cada vez que ojeaba alguna de las reseñas que lo analizaban nunca terminaba de dar el paso.

Ha tenido que ser gracias a la publicación en español de Hibachi por Arrakis Games el empujón necesario para probarlo. Una reimplementación del que probablemente sea el juego más reconocible de Marco Teubner cambiando la comida hindú por la comida japonesa. Vamos a proceder con la tochorreseña de este peculiar diseño no sin antes agradecer a la editorial la cesión de la copia que posibilita la parrafada que viene a continuación.

Detalle Billetes

En Hibachi asumimos el papel de maestros cocineros capaces de preparar platos de la forma más espectacular posible. Para ello tendremos que reunir los ingredientes adecuados, algo que no será tan sencillo como ir al mercado y pagar por ello (o sí).

Bajo esta premisa temática nos encontramos con un juego de habilidad al que se le han añadido mecánicas de gestión de recursos. Una mezcla difícil de imaginar y que necesitas ver en persona para entender cómo funciona.

Básicamente nos encontramos con un tablero que va a funcionar como un mercado. Los jugadores van a ofertar determinadas cantidades por los ingredientes disponibles en la reserva así como por intentar disfrutar de acciones especiales.

Así, los participantes se van a ver inmersos en subastas por ser el primero en comprar los distintos ingredientes. Lo curioso es cómo se realiza una puja en alguna de estas subastas. Lo normal sería intentar calcular el retorno de inversión según los fondos que tenemos y ajustar nuestra oferta.

Pero no, aquí el juego da un giro de ciento ochenta grados y se convierte en un juego de habilidad en el que los participantes deberán lanzar unas fichas de póker de bastante gramaje con un orificio en el centro a un tablero central en el que aparecen una serie de boles con ingredientes y acciones especiales.

Y no, no se lanzan realizando el clásico movimiento de palanca con uno de nuestros dedos, sino que habrá que lanzarlos como el que tira monedas a una fuente pidiendo buena fortuna.

Estas fichas muestran un valor numérico comprendido entre cien y seiscientos, de forma que, cuando finalice la fase de lanzamiento, los jugadores resolverán los diversos elementos en función del valor total de las fichas que hayan quedado en cada bol o cada espacio de acción (para eso es el orificio central, ya que si se ve el bol o el espacio de acción, se considera que están dentro).

Detalle Recetas

Así, los jugadores ganarán el derecho a ejecutar determinadas acciones (solo el que tenga un mayor valor en fichas sobre cada acción), vender ingredientes (si el jugador tiene cartas de ingredientes, podrá venderlas recibiendo por ella un dinero igual a la suma de todas las fichas, no solo las suyas) o comprar ingredientes (dependiendo de cuanto sumen sus fichas exclusivamente).

Aquí es donde está esta simulación del mercado que os comentaba al comienzo, de forma que un juego de habilidad tiene un ramalazo de juego económico muy ligero. Cuanto menos es curioso.

Las partidas suelen ser divertidas, especialmente las primeras, gracias al factor sorpresa. Uno no espera un diseño tan extravagante y, quieras o no, te diviertes intentando lanzar discos como si una partida de petanca, ya que la mecánica de lanzamiento es parecida.

El problema es que este ímpetu inicial se diluye bastante pronto porque, de entrada, el juego suele ser bastante frustrante. Primero porque la mecánica de lanzamiento no es fácil de dominar, y en muchas ocasiones nuestras fichas acabarán rebotando y saliendo del tablero.

Segundo por la naturaleza caótica del diseño, pues aunque nuestros lanzamientos sean perfectos, se verán afectados por los de los demás jugadores, por lo que el orden de turno tiene más importancia de la que puede parecer en un primer momento. Acabas teniendo la sensación de que el juego se reduce a tener suerte, primero no saliéndote, y segundo que tus fichas acaben sobre los espacios que necesitas.

Este tipo de juegos de habilidad deben medir muy bien su nivel de dificultad, ya que si se pasan de frenada, lo normal es que la frustración los condene al ostracismo. Ahí tenemos ejemplos como los de Riff Raff (aquí su tochorreseña) o Men at Work (aquí su tochorreseña), cuyas ideas resultan muy sugerentes, pero al llevarlas al tablero, dan paso a una importante insatisfacción.

Es cierto que muchos jugadores encontrarán en esta dificultad un reto que explorar, pero el carácter lúdico-festivo de este tipo de juegos va en su contra, porque cuando se despliega en la mesa un diseño de este tipo, lo que se busca principalmente es la diversión. Y, en este caso, la diversión es consecuencia de los fallos más que de otra cosa.

Detalle Tablero

Como ya supondréis, no escala especialmente bien, ya que lo ideal es que haya el máximo de jugadores en la mesa para que la interacción tenga algo de gracia. A dos jugadores hay mucho más control, pero le falta picante. Y sí, sé que puede resultar contradictorio con lo comentado anteriormente, pues veía como algo ligeramente negativo el caos que se genera al chocar las fichas. Pero la realidad es que los pocos momentos divertidos del juego son consecuencia de estos choques.

No me gusta como está resuelto el tema de los chilis, que puede dar pie a situaciones tremendamente injustas producto del azar, como que un jugador que no ha tenido especial suerte en alguna ronda haya acumulado unas cuantas cartas de chili y se acaba encontrando con la ficha de jugador inicial porque alguna de sus fichas ha aterrizado sobre el espacio de acción correspondiente.

Esto provoca que sea el primero en robar cartas de chili y las probabilidades de que el mazo se agote y tenga que devolverlas son bastante elevadas. Muy injusto, porque si tiene muchas cartas de chili muy bien no le está yendo la partida a ese jugador. Y encima se ve penalizado.

La rejugabilidad, obviamente, no es especialmente alta, ya que lo normal es que la mecha del juego se agote relativamente pronto. Dosificado adecuadamente puede durar algo más, pero en general será un juego que se posicionará en primer lugar a la hora de salir a mesa existiendo alternativas de habilidad mucho más divertidas, como puede ser Crazy Coconuts (aquí su tochorreseña).

Pasemos a la producción. Aquí hay que admitir que nos encontramos con un producto muy cuidado, donde destacan las hermosas fichas de póker de 14gr. (cuidado que pesan), seguidas de unas cartas de muy buen gramaje, textura en lino y magnifica respuesta elástica (las cartas apenas se barajan y no se tienen en mano casi nunca, por lo que el enfundado no es necesario. El tablero tiene un marco para evitar que las fichas se deslicen fuera de él. Los billetes son de un papel moneda mejor que el de los billetes reales. Y el reglamento está aceptablemente bien estructurados y no deja lugar a dudas.

Detalle Fichas

Visualmente también es bastante atractivo, con un tablero principal cuyos boles tienen bastante detalle, así como las cartas de ingrediente y de recetas. Y la portada es bastante llamativa, con esos animales antropomorfizados que deleitan a sus comensales preparando las recetas. En general, un trabajo bastante interesante.

Y vamos cerrando. Hibachi es un peculiar diseño que mezcla juego de habilidad por un lado con un juego económico muy ligero en el que la simulación del mercado de compra-venta de ingredientes queda determinado por la puntería de los jugadores a la hora de lanzar fichas de póker de gran gramaje a un tablero central. La idea sorprende y, probablemente, las primeras partidas resulten entretenidas. Pero también es cierto que es de estos juegos de habilidad que resultan especialmente frustrantes y al final el azar y el caos se acaban adueñando de la partida, dejando un sabor amargo al término de la misma. La producción es más que decente, pero no es suficiente para mantener el interés por el juego mucho tiempo. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

31 comentarios

  1. Eurogamers y juegos de habilidad con ciertos toques de gestión nunca casan (Megaoceania otro ejemplo) es un hecho.
    El juego es un pepinazo que a todos los grupos jugones que ha salido a mesa en mi entorno les ha gustado, nosotros empezamos con Safranito y de ahí entramos 6 al KS.
    Has puesto ejemplos rocambolescos con el Chile, no se analiza la importancia de que los últimos tienen ventaja de tiro porque pueden mover piezas rivales (eso lo denominas caos, en otro juego corte eurogame esto pasaría de largo no por caos), no se aprecia que los jugadores puedan tener pericia lanzando para desplazar fichas (como sucede en Crokinole, sólo se presupone que son ineptos lanzando y que nadie tiene una estrategia de sacar fichas rivales, resumen: caos), las pujas ocultas son muy divertidas e incluso el doble interés de las mismas para vender y conseguir dinero es más que interesante (todo esto en el tintero)…
    Para los que lean «Aprobado» y ya rechacen el juego, que por mucho que se diga es lo que todo el mundo piensa, que no se dejen engañar porque es un juego que merece mucho la pena si os van los juegos familiares plus con un poco más de chicha.

    1. Precisamente el Megacity Oceania es otro ejemplo de juego de habilidad que por querer meterle mas cositas, se queda en tierra de nadie (de hecho, para mi está mal diseñado). Es un juego frustrante y que sí, lo que dices tienes razón, pero al final todo depende de la habilidad de los jugadores. Si no conectan con el sistema de juego y fallan de continuo (que nos ha pasado prácticamente en todas las partidas) al final te aburres porque ves que realmente tu margen de maniobra es escaso. Si hubiese sido un juego de flicking la cosa cambia mucho, pero lanzar las fichas y pretender «desplazar» y apuntar es de nivel maestro.

      Y lo de ejemplos rocambolescos será porque en vuestras partidas sois expertos lanzadores. Ya te digo que en mis partidas a cuatro lo normal es que lo que mas se consigan sean chilis xD. Y en la segunda ronda ya se está agotando el mazo.

      Por supuesto, siempre recomiendo probarlo, porque al menos esas primeras partidas te vas a reir. Pero no lo veo como un juego para tener en la colección. De este corte yo creo que Golpe de Fe es muchísimo mas divertido y rejugable.

    2. Hay muchos lugares donde contrastar información. Yo he comprado Pócimas y Brebajes, que tiene un denso aprobado en este foro, tras ver qué en otros sitios tenía buenas críticas.
      Y de hecho me encanta, no coincido para nada con la evaluación de este foro, pero ya está, tampoco hay que dramatizar.

    3. Vaya trabajo que te has tomado de crearte tantas cuentas para venir a difamar. De entrada te has creado tres nombres casi iguales de comentador; Juan Jose, Luis, y Juan Luis. Ya después de tu bronca cambiaste o cambiaron a Maria, y a Eduardo. Las reseñas de iMisut son, como un buen vino, cada día mejores y seguirán contando con todo el apoyo del mundillo de los juegos de mesa.

  2. Análisis contradictorio y fallido. Absurdo e incoherente. Uno de los mejores familiares del momento sin duda, sobre el que se dice que es SOBRESALIENTE pero como soy un poco inútil lanzando las fichas (que son la gracia del juego) pues le pongo un aprobado….

    Totalmente decepcionado con este reseñados al que voy a dejar de seguir. Ha perdido el norte y es un mar de incoherencias y desbarres absurdos.

    1. Me alegro mucho que lo disfrutes. Y si crees que no te soy de utilidad, estás en tu total derecho de dejar de pasar por aquí, que el tiempo es oro. No conviene malgastarlo.

  3. No entiendo nada, es un juego excelente pero le pongo un aprobado porque no se jugar a las chapas ??

    Yo lo compré en las Hispania y en mi familia es todo un éxito. Es muy fácil jugar y es muy divertido para los niños. No se de dónde sale la dificultad que dices.

    Ya me habían dicho que tus comentarios últimos estaban cayendo de calidad, pero esta reseña ya es la prueba de que algo no va bien, es totalmente extraña y contradice unas cosas con otras.

    Hay muchos reseñadores y como dices en algún sitio, muy poco tiempo. Mejor dejar de seguirte y documentarme en sitios más de fiar que no dependan de la habilidad o no del que escribe.

    1. Yo también vi el juego en las Hispania, me lo explicaron y lo probé, me llamó la atención por lo original y la producción vistosa, PERO no llegué a comprarlo porque me dejó una sensación similar a la que Iván describe, que viene a ser la de un divertimento pasajero. Me alegro confirmarlo con un reseñador EXCELENTE, si a alguien no le gusta pues como él mismo dice, no lo sigáis.
      Entrar en un blog y comentar opiniones es útil para todos, pero si es para vomitar malos rollos no ayuda a nadie.
      Sencillamente clicad en otra web y no molestéis.
      Gracias por tu trabajo Iván.

    2. No te preocupes Daniel. Tiene pinta de una persona o un grupo que tienen demasiado tiempo libre un viernes. Yo por mi encantado. Mas visitas, mas meneo a la tochorreseña. El famoso efecto Streisand 😛

  4. Madre mía, menuda reseña !!! No he leído tanta tontería junta en mucho tiempo. Es un juego de los buenos, pero yo no he tenido infancia y no se jugar y le pongo un aprobado por mis cojones…. Menuda objetividad señores. Al parecer los rumores crecientes de que esta web está muriendo son ciertos. Será por sitios para ver juegos. Adiós y hasta nunca.

    1. Parece ser que tener una opinión diferente sobre un juego levanta ampollas. Como le he dicho a tu compañero Juan Luis (sorprendente la similitud en los argumentos, incluso en frases completas), el tiempo es oro y si consideras que este no es un sitio para ti, nadie te obliga a leer. Lo que si es una tonteria es emplear tiempo en un medio que no te ofrece lo que tú buscas.

      Y solo como un detalle, si morir es que cada mes tenga mejores números, pues entonces este muerto está muy vivo. Emplea tu tiempo en disfrutar de este juego en vez de perderlo aquí. Saludos!

  5. Vaya tela, ni sí ni no , si no todo lo contrario. Esta página está perdiendo a marchas forzadas su interés. Si mezclamos inutilidad manual propia con la objetividad de un juego… mal vamos. Otro que se marcha que ancha es Castilla señores, que les vaya bonito.

  6. Ivan,
    gracias por tu trabajo reseñando. Como la red es ciega, parece que se puede decir lo que a uno le de la gana. Yo leo habitualmente un porcentaje alto de reseñas y todas las crónicas y no me parece que la calidad del blog haya bajado. Tu opinión me ha servido de ayuda para comprar o no algunos juegos (y he comprado desde calificados con sobresalientes a aprobados).
    Ánimo con la web y que comentarios mal educados como los vertidos hoy no se conviertan en algo habitual.
    Saludos desde Oviedo.

  7. Extraña «coincidencia» tantos comentarios negativos en un lapso de tiempo tan corto. Pero al margen de eso, a tener en cuenta que las reseñas siempre son subjetivas, ya que las sensaciones dependen del gusto de quien redacta.
    Lo importante es leer el texto completo y no sólo ver la nota. Así uno puede cotejar las observaciones hechas por Ivan y compararlas con los gustos propios.

  8. Menudo tufo echan los comentarios de la gente calcados con el mismo repertorio de argumentos. Parece que pica el color del sello (y parece que también el éxito indiscutible de este blog). Pero vamos, esta reacción no parece de una serie de personas a las que les gusta mucho un juego y un reseñador le da un aprobado (que no un suspenso). Entrar a despellejar y a decir uno detrás de otro que van a dejar de seguir el blog de esa manera con ese mismo lenguaje huele a la legua. Puedes estar más o menos de acuerdo con Iván (yo sin ir más lejos no coincido a menudo con su criterio y lo hemos debatido a veces), pero esos comentarios y ese tono hieden a alguien que tiene algo personal o que está muy picado por algo. En fin, enhorabuena por tu trabajo, Iván. Puedes estar más o menos de acuerdo, pero el trabajo y la calidad de este blog es indiscutible.

  9. Hola Ivan,

    No escribo nunca, pero hace tiempo que sigo tus reseñas.
    Se puede coincidir o no en el resultado final que le das a un juego, pero teniendo en cuenta que la opinión siempre va a ser subjetiva (para eso es tu blog), encuentro de muy mal gusto realizar comentarios negativos como los que estamos leyendo aquí.

    Gracias por la currada y sigue así.
    Saludos desde Barcelona!

  10. Por aquí también otra persona que lee de manera asidua el blog y emplea la opinión de las reseñas de Ivan, para determinar la eventual compra de un juego, independientemente de si al final coincidimos en el criterio definitivo no. Creo que la discrepancia y la crítica constructiva siempre son bienvenidas desde el respeto y con buena educación. Sin embargo la naturaleza los comentarios vertidos, no obedece a nada de eso y además es llamativo que el mensaje sea exactamente el mismo, aunque varíen algunas palabras. Curioso cuanto menos… En cualquier caso, un saludo Iván y a seguir reseñando!

  11. Yo después de leer la reseña, iba a seguir comprando el juego, porque a pesar del aprobado me llamaba la atención lo que comentabas y quería experimentarlo. No obstante, tras leer los primeros comentarios negativos hacia el blog, se me han quitado las ganas completamente. Gente así es lo que menos se necesita en la afición

  12. Muy bien reseñado y mejor respondido a los comentarios fuera de lugar. Qué vaya tela…
    Gracias por tu trabajo!!

  13. Al simplón que ha querido hacerse pasar por varias personas distintas decirle que si repite indiscriminadamente las ideas con distintas palabras (que el aprobado es porque no supo jugarlo, que te dejas de seguir el blog…) se nota mucho, es pueril lo que haces, pero de lo tuyo gastas, suerte conviviendo contigo mismo, va a ser un sufrimiento en vida.

  14. Leo este blog y se agradece el trabajo.
    Se nota que la gente se aburre e intenta marear el personal y perfectamente podrían borrar los comederos este Troll que se hace pasar por personas distintas y no lo ha hecho.
    Yo me aburriría con su ip y dns del mensaje a ver las casualidades del mundo de los juegos de mesa a ver quien es…

  15. Bueno lo que hay que leer. parece bastante obvio que todos esos comentarios negativos son fruto de un misma persona (con trastorno de identidad disociativo o no) o una pandilla de amigos que comparte neuronas. Porque ademas se ve claro que hay mayor interés en realizar un ataque al reseñador que defensa del juego. Una reseña no deja de ser una opinión mas, de una persona sobre un juego con mas o menos partidas, en el caso de las tochoreseñas esa opinión suele tener una buena y densa argumentación. Y uno puede tener otra opinión y otro reseñador otra (a mishi el juego le funcionó) y un amiguete otra etc. Y si a ti te gusta un juego y lo disfrutas que mas dará lo que digan los demás. Ademas siempre sera mejor argumentar para defender lo que te gusta que realizar ataques gratuitos a las opiniones de los demás. En nuestro caso el Hibachi funcionó bien (no es un juego que vaya a ver mesa todas las semanas, pero si entrará en las rotaciones de juego de inicio o final de sesiones junto con el Strike o el golpe de fe) Claro que tiene eso de que cuando crees que lo tienes viene otro y desplaza tu ficha, pero en parte es la gracia de los juegos de flickeo. Y en nuestro grupo el caos y el azar no se ve como algo negativo .En nuestras partidas no hemos sufrido nada que podamos considerar injusto con el chili aunque supongo que se podrá dar en ocasiones. Y es interesante que tenga ese elemento económico de «pujas» ocultas y compra venta. Ademas la fichas y los billeticos están chulisimos. (PD: Si fuese por los comentarios en «defensa»del juego del troll , No me acercaría a este juego ni loco)

    1. Lástima de la gente que te rodea y de ti mismo…🤦🏻 y encima no tienes el valor de ir de frente y estar en el anonimato con nicks falsos (eso se llama cobardía).
      Denota que no tiene ni educación en valores ni educación general y meterse de esta manera con lo que hace otra persona dice mucho de ti y se ven tus grandes limitaciones.

      Gracias iMisut por tu trabajo.

      P.D al futuro lector: Me introduje en el mundo de los juegos de mesa por medio de este foro, obviamente leo mucha más información en la red cuando busco algún juego pero coincido en gustos con iMisut (esto es personal de cada uno) y es una gran referencia para mi e insisto en que contrastó mucho siempre la información con otras valoraciones de personas.

  16. Iván, aprecio la sensatez y humor con los que estás respondiendo al sujeto que esta tratando de contaminar este blog. Desde hace años leo la mayoría de tus entradas. He comprado tanto juegos que te han entusiasmado como otros que sin embargo te han decepcionado (para eso están los gustos) pero siempre consideró de interés tu opinión. Sigue así. Tú a lo tuyo.

  17. No iba a entrar a la reseña de este juego ya que no me interesa, pero menos mal que he entrado menudas risas con los comentarios. Caca de la vaca jajajajaja. Vamos Iván!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.