Reseña: Boomerang, Australia

Introducción

¡Bienvenidos a Boomerang! En este juego viajaréis a Australia, donde intentaréis ver y hacer todo lo posible antes de que terminen vuestras vacaciones. Obtendréis puntos por avistar animales autóctonos, coleccionar piezas australianas y realizar diferentes actividades vacacionales. Al final de la partida, el mejor viajero será el ganador. ¡Disfrutad del paisaje!

Portada
Portada

Así se nos presenta Boomerang: Australia, un diseño de Scott Almes (Claim, Tiny Epic Series). El juego fue publicado por primera vez en 2018 como Boomerang por Grail Games. Tras el éxito del diseño, se lanzaron varias versiones ambientadas en varias localizaciones (entre ellas Australia), encargándose de las ilustraciones Kerri Aitken (The Long Road, Brethren of the Coast, Hibachi)

Se encuentra publicado en español por SD Games (el juego es independiente del idioma a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 4 jugadores, una edad mínima sugerida de 10 años y con una duración aproximada de 30 a 45 minutos. El precio de venta al público es de 14,95€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión en español de SD Games, que la propia editorial nos ha cedido amablemente.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 17,5×13×4 cm. (tamaño de caja estándar pequeña tipo Fungi), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 28 Cartas (63,5×88 mm.)
  • 4 Lápices
  • Bloc de Puntuación
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Boomerang: Australia es un juego con mecánicas principales de draft y colecciones. A lo largo de cuatro rondas, los jugadores alternan turnos de selección, escogiendo una carta y pasando la mano, inicialmente de 7 cartas, al siguiente jugador. La primera carta se coloca en la hilera personal bocabajo y el resto de las cartas que se van escogiendo se colocan bocarriba. Una vez repartidas las siete cartas, los jugadores revelan la primera carta y proceden a anotar en su carta una serie de elementos (la diferencia de valor entre la primera y última carta, el valor en elementos de la naturaleza, la recompensa por escoger un tipo de actividad y se tacharán las letras de las diversas regiones del mapa, anotando un bono si un jugador o jugadores completan en primer lugar todas las casillas).


Conceptos Básicos

El eje fundamental del juego son las Cartas. Los jugadores realizarán un draft sobre una mano de cartas, pasando el resto al jugador de su izquierda. Las cartas escogidas se colocarán en una hilera. Son 28 cartas con la misma anatomía:

  • En la esquina superior derecha tenemos un valor que solo se tendrá en cuenta para la primera y la última carta escogida.
  • En la banda derecha encontraremos dos símbolos de tres posibles:
  • Flora (símbolo verde): se anotarán los valores de todas las cartas, teniendo en cuenta que si no se sobrepasa un determinado valor, se duplicará esta cantidad.
  • Animales (símbolo amarillo): los jugadores intentan reunir parejas de símbolos para poder anotar el valor indicado en los símbolos (solo una vez por pareja).
  • Actividades (símbolo azul): podremos encontrar un símbolo de actividad de cuatro posibilidades.
  • Finalmente, en la banda inferior encontramos una letra/símbolo junto al título de la localización. Estas letras/símbolos se utilizarán para marcar localizaciones.
Cartas
Cartas

Los jugadores realizarán anotaciones en una Hoja de Anotación. En la zona derecha encontramos espacios para anotar los valores de boomerang (la diferencia de valores entre la primera y la última carta escogida, la flora, la fauna y las actividades. En la zona derecha encontramos un mapa de Australia dividida en regiones, cada una con cuatro letras/símbolos, junto con una bonificación, ya que los jugadores irán tachando las letras de las cartas que obtengan, anotándose la bonificación si se consigue tachar todos los símbolos de una región.

Hoja de Anotación
Hoja de Anotación

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se mezcla el mazo de cartas y se deja a un lado.
  2. Cada jugador recibe una hoja de anotación y un lápiz.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida de Boomerang: Australia se desarrolla a lo largo de cuatro rondas. Cada ronda se compone de tres fases.

Fase I: Preparación

Se reparten 7 cartas a cada jugador del mazo. Si el mazo se agotase, se tomarán las cartas de la pila de descarte, se bajarán y se formará de nuevo el mazo, repartiendo cartas hasta completar las manos de los jugadores.

Fase II: Selección

Esta fase consta de seis turnos de selección. En cada turno, cada jugador, de forma simultánea y en secreto, escogerá una carta de su mano y la colocará bocabajo frente a sí. Una vez todos los jugadores han escogido, cada jugador colocará esta carta en su hilera de cartas. La primera carta se mantiene bocabajo, mientras a partir del segundo turno de selección, las cartas escogidas se colocan bocarriba en la hilera. Finalmente, se pasa la mano al jugador de la izquierda,.

En el sexto turno, los jugadores solo tendrán dos cartas en mano, por tanto la que no escojan, pasa directamente a la hilera del jugador sentado a la izquierda, tras lo cual finalizaría esta fase.

Fase III: Puntuación

En esta fase cada jugador revela la primera carta de su hilera, se procede a realizar anotaciones en la hoja:

  • Boomerang: cada jugador anota la diferencia de valor entre la primera y la última carta (en valor absoluto).
  • Flora: cada jugador suma los valores de sus símbolos de flora. Si el total es igual o inferior a 7, anota el doble del valor. Si es superior a 7, se anota el total simplemente.
  • Animales: por cada pareja de animales que tenga el jugador, suma el valor indicado en la casilla (solo una vez por pareja).
  • Actividades: el jugador escoge un tipo de actividad que aún no haya anotado y cuenta el número de símbolos de dicha actividad en su hilera y anota los puntos correspondientes según la tabla.
  • Finalmente, se tachan todos los marcadores de región (letras y símbolos) de las cartas de la hilera. Si uno o varios jugadores completan una región en una ronda, lo anuncian y remarcan la bonificación. El resto de jugadores que aún no hayan completado esa región, tachan la bonificación (ya no se podrá obtener en rondas posteriores).

Finalmente, se recogen todas las cartas y se colocan en la pila de descarte.


Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la cuarta ronda. Cada jugador realiza el sumatorio de cada categoría, anotando también 1 punto por cada letra/símbolo, así como la suma de las bonificaciones de regiones completadas.

El jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, el jugador con mayor puntuación por boomerang será el vencedor. Si la igualdad se mantiene, los jugadores comparten la victoria.


Variantes

Alternar dirección. En vez de pasar siempre las cartas a la izquierda en todas rondas, en rondas pares los jugadores pasan las cartas en sentido contrario a las agujas del reloj.


Opinión Personal

Ya hemos comentado en muchas ocasiones que Scott Almes es de esos diseñadores de nuevo cuño que se hizo un nombre en el panorama lúdico internacional gracias a esa curiosidad denominada Tiny Epic Series (que comenzó con Tiny Epic Kingdom). Un autor que, al igual que Phil Walker-Harding, saben reciclar ideas aportándoles un giro de tuerca que les confiere un sabor especial.

Hoy toca analizar otro diseño suyo que en su primera versión no hizo demasiado ruido de primeras, pero, partida a partida, fue ganando más y más adeptos, hasta que la propia editorial vio un filón y decidió reeditarlo por triplicado. Así, Boomerang: Australia es la primera de esas tres versiones (junto a Europe y U.S.A.). Vamos a ver cómo se comporta en mesa no sin antes agradecer a SD Games la cesión de la copia que posibilita la tochorreseña que estáis a punto de degustar.

Boomerang vendría a englobarse dentro de esa serie de juegos que se ha empezado a denominar Flip&Write, como una especie de hermano pequeño de los Roll&Write por aquello de que en vez de lanzar dados y gestionar los resultados, lo que se hace es voltear cartas y tomar decisiones en base a las mismas.

Detalle Hilera
Detalle Hilera

Aquí la mecánica principal es un draft con intercambio al más puro estilo 7 Wonders (aquí su tochorreseña), esto es, cada jugador comienza cada ronda con una mano de cartas de la cual deberá escoger una y pasar el resto a un jugador vecino. Esta operación se realiza simultáneamente y en secreto, por lo que, tal como se pase la mano, nos llegará la mano del otro vecino y repetiremos la operación hasta que las manos se agoten.

¿Qué tenemos que tener en mente a la hora de escoger cartas? Pues, como en prácticamente la totalidad de juegos con draft de manos que se intercambian, el objetivo es intentar maximizar la puntuación de la ronda. Para ello tendremos que tener en consideración los distintos símbolos que muestran las cartas.

Así tendremos que prestar atención a cinco parámetros evaluables: los valores de las cartas, la flora, la fauna, las actividades y las localizaciones de las cartas. Cuando los jugadores se hayan repartido las cartas, cada uno dispondrá de una hilera en su zona de juego, procediéndose a anotar los resultados en una pequeña hoja.

Puede parecer sencillo, pero hay más enjundia encerrada de lo que podría parecer debido a las diversas formas en las que cara parámetro puntúa. Así, los valores numéricos solo serán tenidos en cuenta para la primera y la última carta de la hilera, manteniéndose la primera bocabajo. Así, los jugadores en ese primer turno de selección tendrán que hacer una especie de apuesta, escogiendo un valor muy alto o un valor muy bajo, con la idea de que la última carta que coloquemos en la hilera (algo que decidirá nuestro vecino) muestre un valor contrario (si hemos escogido un valor bajo para la primera, nos interesará un valor alto para la última o viceversa), pues anotaremos la diferencia entre ambos valores en valor absoluto.

Detalle Hoja
Detalle Hoja

La flora supone un pequeño pulso entre los jugadores, ya que la evaluación de la misma puede recordar un poco al sistema de puntuación de Coloretto (aquí su tochorreseña), de forma que nos interesa reunir el máximo de símbolos posibles pero intentando no sobrepasar un determinado valor, porque entonces pasará a ser menos rentable. Así, si cogemos cartas que muestren bastantes símbolos de estos, el rival que nos cede cartas intentará forzar para que sobrepasemos este valor, mientras que si nos quedamos por debajo, intentará no pasarnos cartas que nos permitan anotar puntos en grandes cantidades.

Con los animales sale a relucir el draft más puro, pues los jugadores intentan conformar parejas de los mismos para poder anotar su puntuación. Así, salvo para la primera carta (que se mantiene oculta), los rivales sabrán los animales que intentamos reunir y tratarán de no ponernos las cosas sencillas.

Tal vez la colección más compleja sea la de las actividades, porque es difícil evaluar qué símbolo es del que podemos reunir más unidades de cara a maximizar un parámetro que se evalúa en progresión. Lo malo es que una vez evaluado una actividad, ya no podremos escogerla para el resto de la partida.

Finalmente, las regiones son cruciales porque, ante todo, interesa tachar el máximo de localizaciones posible, pues cada una es un punto. Pero además intentaremos hacerlo por regiones para ser los primeros en anotarnos la bonificación correspondiente y vetar al resto de jugadores que no lo hayan conseguido en la misma ronda.

Cada carta tendrá influencia en cuatro de estos cinco parámetros, por lo que escoger en los turnos iniciales de cada ronda tiene su intríngulis y nos mantendrá bastante entretenidos intentando determinar cuál es la mejor carta de las que disponemos.

Es un juego ágil, entretenido y que los que disfruten de estas mecánicas lo encontrarán bastante agradable. También hay que destacar lo portable que es, pues el mazo de cartas y el bloc de anotación caben en un bolsillo y se puede llevar a cualquier parte.

Detalle Mano
Detalle Mano

Como aspectos negativos, tal vez remarcaría el tema de la escalabilidad. Y es que, aunque en teoría funciona bien a cualquier número de jugadores dentro del rango permitido, es cierto que a dos jugadores se generan situaciones que restan interés a la partida, como por ejemplo que el mazo se reparta completamente en tandas de dos rondas, de forma que en las dos primeras rondas un jugador va a tachar una mitad de las localizaciones y su contrario la otra mitad, por lo que no se generan muchas diferencias en este aspecto, pasando a ganar mayor importancia los otros cuatro parámetros evaluables.

Creo que la mejor configuración es a cuatro jugadores, donde, precisamente, este aspecto gana una importancia capital y la exigencia alcanza su grado máximo (dentro de lo que propone el juego, claro), ya que en cada ronda se vuelve a barajar el mazo y es muy complicado que un jugador reciba una mano de cartas similar en dos rondas de esa partida.

También hay que dejar claro que estamos ante un filler sin muchas pretensiones y que tiene un comportamiento tipo ensalada de puntos, ya que cada carta, de una forma u otra, va a proporcionar puntos, siendo lo importante localizar la más efectiva. Pero es fácil tener la sensación de que no parece tan importante qué carta escoger porque se van anotando puntos.

En este sentido, Welcome To… (aquí su tochorreseña), me parece un juego que tiene un punto más de interés dentro de este tipo de juegos de voltear cartas y anotar en una hoja. Es cierto que tiene bastante menos interacción, pero es un puzle más interesante de completar porque permite explorar diversas estrategias, algo que Boomerang no ya que hay que intentar maximizar todos los parámetros.

La rejugabilidad es la típica de un filler de estas características. La interacción entre los jugadores al recurrir al draft como mecánica principal es un punto a favor de cara a sacarlo a mesa con cierta asiduidad (además de lo fácil que es de transportar como ya hemos comentado).

Detalle Carta
Detalle Carta

Pasemos a la producción. Nos encontramos con unas cartas de buen gramaje, textura lisa y respuesta elástica adecuada, siendo recomendable el enfundado por el trasiego constante de las mismas entre manos y barajar. Las hojas del bloc tienen unas dimensiones un tanto reducidas, y tal vez se podría haber ampliado un poco más. En la página de Grail Games tenéis disponible la hoja original y la podéis imprimir a un mayor tamaño (y de paso plastificarla para utilizar rotuladores borrables y así no malgastar las hojas). El reglamento está bien estructurado y no deja lugar a dudas.

Visualmente el juego es realmente llamativo, sobre todo comparándolo con la versión original. Aquí nos encontramos con unas cartas muy coloridas cuyo marco simula ser un gran mapa con diversas marcas de localizaciones a visitar, con una postal colocada encima a todo color y repleta de detalles. Son veintiocho estampas preciosas. Y la portada es un compendio de elementos típicos del país situado en nuestras antípodas que resulta bastante atractivo. Un buen trabajo.

Y vamos cerrando. Boomerang: Australia es un juego con mecánica principal de draft y colecciones en el que iremos realizando anotaciones en una hoja atendiendo a diversos parámetros recogidos en las cartas. Es entretenido y te mantiene metido en la partida durante las cuatro rondas que dura ya que no es trivial determinar cuál es la carta más rentable en cada momento. Tal vez su mayor defecto es que no termine de escalar adecuadamente bien (quedando algún parámetro algo más cojo en partidas a dos jugadores) y que puede dejar sensación de ensalada de puntos en el sentido de que cada carta va a proporcionar puntos de una forma u otra. Con todo, es un juego que deja buen sabor de boca y siempre es agradable sacarlo a mesa. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

3 comentarios en «Reseña: Boomerang, Australia»

  1. HOLA! Lo tenia de vista a este BOOMERANG y gracias a tu reseña ahora pude descubrir en profundidad ; interezante y original juego😀

    Responder
  2. Buenas! Soy nueva en el mundo de los juegos de mesa, pero me ha dado fuerte y en los últimos meses me he comprado bastantes, y todos los he escogido basándome en tus tochorreseñas! Hace unos dias te empecé a seguir en instagram y me ha hecho mucha ilusión ver que somos de la mima ciudad!!😄 Enhorabuena por el blog y por ayudar a la gente a conocer esta genial afición!

    Responder

Deja un comentario