Reseña: Cyclades – Hades

Introducción

Las Islas Cícladas están actualmente en paz, aunque el sonido de las furiosas batallas aún resuena en nuestra memoria. ¿Será ésta una paz duradera o sólo una pequeña tregua? Hay rumores de que Hades regresará pronto, seguido por sus tropas de no-muertos y sus barcos fantasmas… Cada ciudad-estado tendrá que demostrar su habilidad reclutando poderosos héroes y ganándose el favor de todos los dioses del Olimpo, incluso los del terrorífico Hades, para extender su supremacía sobre sus oponentes…

Portada

Así se nos presenta Hades, la primera expansión para Cyclades, diseñado por Ludovic Maublanc y Bruno Cathala, que juntos nos han traído juegos como Noah, Mr. Jack, Dice Town o Cleopatra y la Sociedad de los Arquitectos). La expansión fue publicada por primera vez en 2011 Matagot por en una edición multilenguaje (inglés, francés, alemán y griego). De las ilustraciones se encarga Miguel Coimbra (7 Wonders, Small World, Imhotep).

En nuestro país se encuentra publicado por Asmodee Ibérica en español (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Se mantiene el rango de jugadores (partidas de 2 a 5), la edad mínima sugerida (13 años) y a duración (entre 60 y 90 minutos). El precio de venta al público es de 34,99€. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la versión multilenguaje de Matagot.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 34,8×23,9×5,8 cm. (caja rectangular grande de dimensiones similares Gentes o Lincoln), encontramos los siguientes elementos:

  • Loseta de Hades (de cartón)
  • 8 Losetas de Favores Divinos (de cartón)
  • Loseta de Necrópolis (de cartón)
  • 4 Fichas de Teatro (de cartón)
  • 8 Marcadores de Prosperidad (de cartón)
  • 5 Tropas de No-Muertos (de plástico)
  • 5 Flotas de No-Muertos (de plástico)
  • Columna de Hades (de plástico)
  • 6 Figuras de Héroes (de plástico)
  • Figura de Cerbero (de plástico)
  • 29 Cartas (59×92 mm.):
    • 6 Héroes
    • 10 Objetos Mágicos
    • 5 Criaturas Mitológicas
    • 8 Sacerdotisas
  • Hoja de Referencia
  • Reglamento
Contenido

Mecánica

Si no conocéis el juego base os recomiendo que os paséis por la tochorreseña correspondiente, ya que se hacen referencia a muchos conceptos explicados en ella. En esta expansión se incluyen 3 módulos que se pueden incorporar al juego base al gusto del jugador. Con el primero se incluye un nuevo dios, Hades, que entra en juego de forma puntual cada ciertas rondas y permite reclutar tropas y flotas así como desplazarlas por el tablero. Con el segundo se incluyen nuevas criaturas y los Héroes, que son unidades especiales más potentes pero que requieren mantenimiento. Y, finalmente, los Favores Divinos, que potenciarán al dios que haya quedado configurado en la última opción, proporcionando efectos diversos y la posibilidad de adquirir objetos mágicos.


Conceptos Básicos

Empecemos con Hades. Es un nuevo dios cuya particularidad reside en no estar disponible en todas las rondas, sino que se activará al alcanzarse un determinado nivel en un track que se muestra en la parte trasera de la loseta realizando avances mediante tiradas de dados al comienzo de cada ronda. En cuanto a las opciones que ofrece, Hades vendría a ser una mezcla de Ares y Poseidón, ya que permite reclutar tropas y flotas y desplazarlas, con la particularidad de que dichas unidades solo aguantarán en el tablero hasta el final de la ronda. Como contraprestación, también podrán desplazarse de forma conjunta unidades del propio jugador. Como edificio, Hades permite construir la Necrópolis, que acumulará monedas por cada muerte que haya a lo largo de la ronda. Al comienzo de la siguiente ronda, el jugador que controle la isla donde se encuentra la necrópolis recibirá estas monedas como ingreso.

Hades

En segundo lugar tenemos los Héroes, representados con cartas y miniaturas. Estas cartas tienen una anatomía similar a la de las cartas de criatura, salvo una banda lateral en la que, por un lado, se indica un coste de mantenimiento en monedas (esquina superior izquierda) y, debajo, una habilidad militar. Adicionalmente, en la banda inferior, se muestra un efecto que se activa al sacrificar al héroe, retirándolo del tablero. Estas cartas de héroe se incluyen en el mazo de criaturas mitológicas, con la peculiaridad de que los descuentos por templos o la habilidad de Zeus no les afecta.

Héroes

También se incluyen nuevas Criaturas Mitológicas que se añaden al mazo, destacando Cerbero, que también incluye su miniatura.

Criaturas Mitológicas

En el tercer módulo se incluyen los Favores Divinos. Se trata de una pila de losetas con más dioses, pero por los que no se pujará directamente para obtener su favor, sino que, en cada ronda, uno de estos dioses se unirá al dios que se encuentre más abajo en la columna de dioses (a excepción de Apolo). De esta forma, ser el último en actuar sobre el tablero tendrá un beneficio adicional.

Favores Divinos

Entre los beneficios que proporcionan estos nuevos dioses podemos conseguir Objetos Mágicos. Son cartas que proporcionan un efecto de un solo uso (descartándose tras aplicarlo, algo que podremos hacer en la misma ronda en la que se obtienen o en posteriores).

Objetos Divinos

Finalmente tenemos las Sacerdotisas, cartas son obtenidas mediante algunos dioses de los anteriores y que pueden ser utilizadas de dos formas. Por un lado, para sufragar el mantenimiento de un héroe que esté bajo nuestro mando o, por otro, para mantener a una miniatura de criatura mitológica sobre el tablero una ronda más.

Sacerdotisas

Con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

A la preparación básica del juego se le añaden los siguientes pasos o modificaciones:

  • Los jugadores reciben 7 monedas en vez de 5.
  • En el tablero no se coloca ninguna unidad, sino que se comienza con una fase de subasta preliminar para determinar en qué islas comienza cada jugador. Esta subasta se realiza como las habituales, con la peculiaridad de que en Apolo solo puede colocarse un jugador. Una vez finalizada, los jugadores pagan las ofrendas correspondientes y los jugadores escogen, en el orden de resolución, en qué islas comienzan. Por turnos, cada jugador recibe 2 tropas, 2 flotas y 1 bonus adicional dependiendo del dios por el que pujo:
    • Poseidón: 1 flota
    • Ares: 1 tropa
    • Atenea: 1 filosofo
    • Zeus: 1 sacerdote
    • Apolo: 1 marcador de prosperidad
      • A 2 jugadores se colocan 3 losetas de dios y cada jugador actúa con 2 marcadores. Por cada marcador recibe 1 flota, 1 tropa y el bonus del dios.
  • A la hora de colocar las tropas, se deben ocupar al menos 2 islas diferentes. Las flotas deben colocarse en casillas adyacentes a islas ocupadas por tropas del propio jugador.
  • A medida que se vaya resolviendo cada turno, el jugador coloca el marcador en el espacio de mayor valor disponible en el orden de turno.
  • Si se añade el módulo de Hades, se coloca la loseta del dios Hades bocabajo, bajo Apolo, y la columna de Hades en la primera casilla del track de la loseta. Al lado se deja la reserva de unidades de Hades y la loseta de la Necrópolis.
  • Si se añaden los Héroes y las Nuevas criaturas, estas se mezclan con el mazo de criaturas y las miniaturas se dejan en la reserva de miniaturas. Se debe retirar la carta de Quirón del juego base, ya que es sustituida por una nueva carta de Quirón que tiene en cuenta los nuevos elementos del juego.
  • Si se juega con el módulo de Favores Divinos, se forma un mazo con las cartas de sacerdotisa, que se dejan a un lado, se baraja el mazo de cartas de objetos y se coloca bocabajo, se colocan en la reserva de edificios las fichas de teatro y se mezclan las losetas de favores divinos formando una pila.

Desarrollo de la Partida

Según los módulos introducidos, la partida se ve alterada de la siguiente forma:

  • Módulo de Hades:
    • Al comienzo de cada ronda, el jugador inicial lanza los dos dados y avanza el marcador de columna en el track de Hades. Si el marcador alcanza la última casilla, Hades entra en juego en dicha ronda. Para ello, se configuran los dioses como en una ronda normal. Tras esto, la loseta de dios bocarriba que se encuentre en la fila más baja es sustituida por Hades.
    • El jugador que gane el favor de Hades dispone de las siguientes acciones:
      • Reclutar: el primer No-Muerto es gratuito (flota o tropa). El jugador puede reclutar hasta 4 No-Muertos más, cada uno por un valor creciente de monedas (segundo/tercer/cuarto/quinto No-Muerto por 2/3/4/5 monedas más). El jugador decide cuantas tropas y flotas quiere.
      • Movimiento: el jugador puede desplazar a los No-Muertos de igual forma que con Ares (para las tropas) o Poseidón (para las flotas) a cambio de 1 moneda (puede mover un ejército de una isla a otra y desplazar las flotas hasta 3 casillas). La única restricción a aplicar es que en cada movimiento al menos 1 unidad No-Muerta debe estar incluida, pudiendo estar acompañada por unidades propias del jugador.
      • Construcción: el jugador puede construir una Necrópolis a cambio de 2 monedas (si ya estaba en el tablero, se retira de la localización actual y se coloca en un espacio de Metrópoli de una isla controlada por el jugador). Durante esa ronda, por cada unidad eliminada en el tablero (independientemente del jugador al que pertenezca), sobre la necrópolis se coloca 1 moneda. En la siguiente fase de ingresos, el jugador que controle la isla donde se encuentran esas monedas las puede tomar a su reserva personal.
  • Módulo de Nuevas Criaturas y Héroes:
    • Las criaturas se tratan exactamente igual que las del juego base.
    • Los héroes, en cambio, a pesar de que se reclutan de igual forma que las criaturas, funcionan como tropas con dos características adicionales:
      • Tiene un poder militar propio que se activa cuando forma parte de un combate.
      • Tiene un poder especial que se activa si el jugador sacrifica al héroes.
      • Si no es sacrificado ni derrotado en combate, el héroe permanece en el tablero. Al comienzo de la siguiente ronda, tras la fase de ingresos, el jugador debe pagar un mantenimiento (indicado en la esquina superior izquierda) para no perderlo. En caso contrario, el héroe se retira del tablero.
      • A la hora de reclutarlos, los templos no ofrecen rebaja (no son criaturas), no se pueden descartar mediante el poder de Zeus y puede haber varios héroes en la misma isla, incluso aunque haya una criatura mitológica.
  • Módulo de Favores Divinos:
    • Al comienzo de cada ronda, tras configurar los dioses, se revela la siguiente loseta de favor divino y se coloca junto al último dios disponible que no sea Apolo. El jugador que gane el favor de este dios además recibirá el favor divino.
    • Si Hades entra en juego, se vuelve a mezclar todas las losetas de favores divinos y no se revela ninguna en esa ronda.
    • Cada loseta de favor proporciona un objeto mágico o una sacerdotisa que puede ser utilizado durante la ronda. Al final de la ronda se descarta la loseta de favor divino.
    • Los objetos mágicos se pueden utilizar en la ronda en la que son obtenidos o en posteriores, descartándose tras su uso.
    • Las sacerdotisas pueden descartarse para evitar el mantenimiento de un héroe o para no tener que descartarte de una figura de criatura mitológica y mantenerla en el tablero una ronda más.
Detalle Sacerdotisa

Fin de la Partida

El final de la partida no se ve alterado por esta expansión.


Opinión Personal

En su día, cuando reseñé el juego base de Cyclades recibí bastantes comentarios de lectores que me indicaban su disconformidad con la evaluación que había realizado. Que para ellos Cyclades era un grandioso juego que se merecía una mejor calificación. Pero, en general, la mayoría de ellos también confirmaban que incluían en sus partidas al menos una de las expansiones publicadas. Se puede deducir, por tanto, que sin ellas, el que es uno de los diseños más famosos de Cathala y Maublanc pierde fuerza. Vamos a analizar la primera de esas expansiones, no sin antes recomendarlos que os paséis por la tochorreseña del juego base, porque haremos referencia a conceptos que no han aparecido en esta entrada.

Cyclades: Hades introduce, en esencia, tres módulos de juego que apenas varían mecánicamente el juego. El primero y que da nombre a la expansión es un nuevo dios, Hades, con la particularidad de que no estará disponible todas las rondas, sino que tendrá un marcador que irá progresando hasta llegar al final de un track mediante tiradas de dados que se ejecutan al comienzo de cada ronda. Si esto ocurre, es cuando Hades aparece y sustituye al último de los dioses que fueron configurados al comienzo de la ronda.

La inclusión no periódica de Hades cumple objetivo muy claro: sacar al juego de la monotonía. Y es que, como ya dijimos en su día en la tochorreseña correspondiente, el mayor problema de Cyclades es que en cada ronda ocurre «más o menos» lo mismo, y los dioses clave a la hora de que haya movimiento en el tablero son Ares y Poseidón. Las partidas eran demasiado planas y previsibles si los jugadores llevan una cuenta mental de cuantas monedas posee cada jugador tras su pantalla.

Detalle Héroe

Ahora con Hades nos encontraremos con rondas muy interesantes, ya que al menos dos jugadores podrán introducir tropas y/o flotas y desplazarlas, por lo que el conflicto en el tablero se acentúa. Además, Hades es versátil porque permite ambos tipos de movimientos y reclutar una gran cantidad de unidades de una vez, con la contraprestación de que son unidades para una sola ronda, así que habrá que calibrar muy bien donde se despliegan y, sobre todo, a qué región se envían para aprovecharlas. Emplear monedas en introducir No-Muertos (así se llaman las unidades de Hades) para que luego no entren en conflicto y/o permitan desplazamientos de tropas a otras islas será tirar el dinero).

El segundo módulo son los Héroes, que vienen a ser, a efectos prácticos, criaturas con un efecto activable bajo demanda (al sacrificarla) y que tienen la capacidad de permanecer en el tablero en rondas posteriores, siempre y cuando el jugador asuma su coste de mantenimiento (son héroes, pero de algo tienen que vivir). Otro añadido interesante que le da algo de sabor al suministro de criaturas que, si bien son el elemento disruptor del juego, también es cierto que la activación de las mismas dependía de que en el tablero se diesen circunstancias concretas.

Los héroes, en cambio, siempre son interesantes porque, de base, son una unidad con un poder militar superior a las tropas, y pueden decantar una batalla a nuestro favor. Además, aportan ese punto estratégico que le sienta bien al juego dejando en manos del jugador cuándo ejecutar el efecto de sacrificio de la unidad, pudiendo emplear una o dos rondas para preparar la situación. Además, introducen un nuevo uso para el dinero, de forma que los jugadores tienen que ajustar un poco más sus movimientos en las subastas.

Detalle Favores Divinos

También se han incluido nuevas criaturas que se añaden al mazo, descartando Cerbero como la única que incluye miniatura. Pero bueno, esto es algo esperable en cualquier expansión que se precie y, salvo los efectos concretos de las mismas, no es que supongan un cambio importante en la dinámica de las partidas.

Finalmente tenemos los Favores Divinos, que se dividen en tres elementos. Por un lado tenemos los objetos mágicos, que vendrían a ser como criaturas cuyo efecto podemos ejecutar en la ronda en la que se consigue o en posteriores. De nuevo, de forma similar a los héroes, son como criaturas mitológicas cuyos efectos podemos activar en el momento que consideremos oportuno, pudiendo maniobrar previamente.

Como alternativa a los objetos tenemos las Sacerdotisas, que pueden cumplir una doble función. Por un lado, cubrirían el mantenimiento de un héroe para una ronda en concreto. Por otro, permitirían mantener en el tablero a una miniatura de criatura que hubiese sido introducida al tablero en la ronda actual. En ambos casos, a diferencia de los sacerdotes, la sacerdotisa se descarta, no pudiéndose acumular en el tablero para tener héroes o criaturas perpetuas.

Detalle Necrópolis

Estos objetos y sacerdotisas se obtendrán gracias al favor de nuevos dioses que se añaden al juego, pero que no entran en la fase de subasta. Al menos no de forma directa, ya que, salvo que Hades entre en juego, tras preparar los dioses de forma habitual, se revelará una loseta de estos nuevos dioses y se añadirá a los efectos del dios que se encuentren posicionado en la última fila.

De esta forma, se añade un contrapeso a las subastas, ya que si antes interesaba pujar por dioses que estuviesen lo más arriba posible para actuar antes en la ronda y poder beneficiarnos de ciertas criaturas que hubiesen aparecido, ahora también interesará ser los últimos en activar un dios (dejando de lado a Apolo), porque sus beneficios ahora serán muy elevados, pues cada loseta de favor divino proporciona un objeto o una sacerdotisa y un efecto especifico.

Como veis, los tres módulos tienen una función muy clara y por eso es fundamental incluirlos en las partidas de Cyclades. Ahora cada ronda tendrá suficientes alicientes como para que en el tablero ocurran cosas distintas, saliéndose de la monotonía y evitando rondas intrascendentes en las que no ocurría nada. Tampoco es que convierta al juego en un imprescindible, pero ahora sí que tiene ese punto de emoción e incertidumbre que se echaba en falta en el diseño original y que le bajaba la nota de forma importante.

Detalle HAdes

Y, como hemos dicho al principio, lo consigue sin complicar el diseño mecánicamente, aunque si es cierto que enfanga un poco la fase de mantenimiento del juego al tener que estar pendiente de si Hades entra o no en juego, de retirar sus tropas si se activó en la ronda en curso o de gestionar las losetas de los favores divinos. Pero bueno, tampoco es algo que vaya a destrozar la experiencia de juego, siendo fácilmente asumible.

No diré que es una expansión imprescindible porque no hace que el diseño original pase a ser algo espectacular, pero sí que es necesaria para que la experiencia de juego mantenga el pulso con el paso de las partidas. Ya depende de cada uno evaluar si merece la pena o no, teniendo en cuenta el desembolso que hay que realizar por ambos productos (en caso de no tener el juego base), existiendo alternativas muy interesantes en el mercado de un corte similar y que, en mi opinión, funcionan mejor, como pueden ser Inis (aquí su tochorreseña), Blood Rage (aquí su tochorreseña) o Rising Sun (aquí su tochorreseña).

En cuanto a los detalles de producción, se mantiene el nivel exhibido en el juego base, esto es, una calidad aceptable para las miniaturas, un cartón de un grosor aceptable, aunque algo flexible, para las losetas y las fichas. Y unas cartas de un gramaje algo pobre, pero buena respuesta elástica (afortunadamente no se tienen en mano y tampoco es que se barajen demasiado, por lo que el enfundado tampoco es crucial). El reglamento está bien estructurado y no deja lugar a dudas.

Detalle Cerbero

Se vuelve a recurrir al bueno de Miguel Coimbra para ilustrar los elementos del juego, aunque en este caso no tiene demasiado trabajo al tener que encargarse de unas pocas cartas y losetas. De nuevo, lo más espectacular es la portada, que es lo único que justifica el enorme tamaño de la misma para lo que viene en su interior.

Y vamos cerrando. Hades es la primera expansión para Cyclades, introduciendo tres módulos con una premisa clara: sacar al juego de la monotonía y previsibilidad que le caracterizaba. Sin apenas alterar mecánicamente el juego, ahora cada ronda tendrá varios elementos que proporcionan diversas alternativas y ya no está tan claro lo que va a ocurrir, destacando Hades como nuevo dios que entra de forma puntual a dar un vuelco a la situación. La considero necesaria para que el diseño original sea un juego recomendable. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

13 comentarios en «Reseña: Cyclades – Hades»

  1. De las 3-4 partidas que he jugado, en casi todas hemos metido Hades, que le añade ese plus. Ahora bien, lanzó el debate: ¿Merece la pena gastarse el pack Cyclades + Hades para que tener un juego de notable?

    Responder
    • esa pregunta es muy subjetiva. depende de las sensaciones y de la economica de cada uno. no se donde estaran los precios actualmente, pero cyclades+hades= blood rage core (que tiene un huevo de exp) y yo el blood rage ni con un palo para eso me juego un grande edicion española que son cuanto 30€ cuando es encontraba? aparte de que jugar al blood rage teniendo el caos en el viejo a mundo no sabe a nada y cuanto costaba el caos?…se podrian poner mil ejemplo, lo dicho demasiado subjetiva la pregunta

    • Eso no es cierto. Al menos actualmente. Cyclades más Hades son 95 euros PVP. Y Blood Rage ahora mismo son 80 euros PVP. Y, aunque como dices es subjetivo, a mi Blood Rage me parece que tiene mucho más juego, tensión y decisiones que Cyclades CON Hades.

      Y ya si nos vamos a Inis, que cuesta lo mismo que Cyclades solo, ni te cuento.

    • inis para mi tb es top, pero tambien te digo que desgracidamente me ha fallado muchas más veces que el cyclades (aunque cuando gusta, triunfa)

    • Es que Inis es mas grupodependiente. Cyclades es mucho mas euro y claro, mecanicamente el juego te lleva. Pero es mucho menos épico, que es una de las cosas a destacar en este tipo de juegos de mayorías.

    • Hablando de blood rage, se deja jugar a dos, o es un pufo?

      Estoy mirando juegos de áreas y a parte del Inis, buscaba algo con una carga conceptual un pelín más sencilla (un juego que aparente ser algo más liviano de comprender) y tengo mirados tanto BloodRage como Cyclades al tener las acciones bastante claras desde el primer momento y funcionar con unas mecánicas bastante sencillas y claras a primera vista.

      A parte de la pregunta… se te ocurre alguna sugerencia más?

    • Los juegos de mayorías a dos suelen perder bastante. La ventaja de Blood Rage es que la mecánica de ir desarrollando la facción le da un punto estratégico que no tienen Inis o Cyclades. Pero vamos, si 2 va a ser el número habitual, yo no iría a por ninguno de ellos.

    • No noto gran diferencia. Es más dinámico, pero vamos, como en el resto de configuraciones. Eso sí, como en una ronda con Hades un mismo jugador consiga a Ares y Hades… La que puede liar en el tablero es menuda.

  2. Has jugado al Kemet? Hace poco salió la versión 1.5 del reglamento que arregla ciertas cosas que no estaban muy bien. Ojalá que algun dia hagas la reseña. Saludos desde Uruguay.

    Responder

Deja un comentario