Reseña: Vikings

Introducción

Los jugadores lideran la exploración de islas cercanas a sus tierras natales. Una vez descubiertas, trabajadores y nobles ocupan las islas para hacerlas sus casas. Para proteger estas nuevas islas de ataques deben colocar guerreros entre las nuevas islas y los barcos acechantes los cuales suman su fama y oro.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Vikings, un diseño de Michael Kiesling, autor conocido por ser el compañero casi inseparable de Wolfgang Kramer (Tikal, Torres, The Palaces of Carrara o Abluxxen). El juego se publicó por primera vez en 2007 por Hans im Glück (en su versión en alemán) y Rio Grande Games (en su versión en inglés). Posteriormente, Z-Man GamesFilosofia Éditions publicaron en 2014 una nueva edición. De las ilustraciones se encargan Harald Lieske (Amerigo, Macao o Glen More) y Michael Menzel (Shogun, Las Leyendas de Andor o Los Pilares de la Tierra).

El juego no se encuentra publicado en nuestro país, por lo que habrá que tirar de importación para hacerse con una copia. Afortunadamente, la dependencia del idioma es nula. Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de unos 60 minutos. El precio de compra recomendado es de 59,95 € en su edición de Z-Man Games (aunque las versiones de otras editoriales tienen un coste inferior). Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en francés de Filosofia Éditions. Podéis probarlo online en Yucata.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 31,5×22,5×9 cm. (caja rectangular grande estándar tipo Agricola), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero Principal (de cartón)
  • 8 Cubos de Jugador (2 de cada color: marrón, amarillo, blanco y negro) (de madera)
  • Marcador de Jugador Inicial (de cartón)
  • 4 Bases de Juego (de cartón)
  • 45 Monedas (de cartón):
    • 10 de Valor 10
    • 15 de Valor 5
    • 20 de Valor 1
  • Saco para Vikingos (de tela)
  • 78 Vikingos (13 de cada color: azul, rojo, verde, amarillo, negro y gris)
  • 101 Losetas (de cartón):
    • 4 Losetas Iniciales de Isla
    • 58 Losetas de Isla
    • 14 Losetas de Barco
    • 25 Losetas Especiales
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

En Vikings nos metemos en la piel del líder de un clan vikingo cuya motivación es conquistar tierras para acumular tesoros y prestigio. Con una mecánica básica de colocación de losetas mediante un curioso sistema de compra, los jugadores irán formando una especie de mapa con varias islas, sobre las cuales deberá colocar vikingos de distintas clases para obtener los beneficios correspondientes. Tendrán que tener cuidado con los barcos de otros clanes (que no son otros jugadores) que intentarán saquear nuestras islas.

 

Conceptos Básicos

Empecemos por el Tablero:

  • El elemento principal de este es la rueda giratoria de valores que muestra 12 porciones numeradas del 0 al 11.
  • Sobre la base encontramos impresos 12 espacios para losetas y vikingos
  • En la parte superior del tablero encontramos 6 espacios destinados a colocar las pilas de losetas. Los espacios impares muestran una isla con un peón amarillo, mientras que los espacios pares muestran una torre (el ultimo con un cuerno). Sirven para recordar los distintos tipos de puntuación que habrá al final de cada ronda.
  • Debajo de estos seis espacios encontramos otros cuatro para colocar las losetas especiales.
  • Debajo de estos cuatro espacios encontramos una leyenda de cómo deben reponerse losetas y vikingos al comienzo de cada ronda.
  • Flanqueando la leyenda anterior, encontramos dos espacios para ubicar las losetas especiales en dos pilas.
  • Por último, alrededor del tablero encontramos un track de puntuación con casillas numeradas del 0 al 49, con la casilla de valor 10 resaltada en un tono amarillo (será la casilla inicial para los marcadores de los jugadores).
Tablero
Tablero

Los jugadores dispondrán en su zona de juego de un marco con el que empezarán a colocar losetas. Este marco organiza el espacio interior en filas y columnas. Las filas determinan el tipo de vikingo que puede colocarse sobre las losetas de isla, mientras que la columna simplemente influye a la hora de aplicar efectos de ciertas losetas hacia abajo. El concepto fundamental será que un jugador solo podrá colocar nuevas losetas de forma ortogonalmente adyacente (compartiendo al menos un lado) a alguna loseta ya colocada en el tablero o al propio marco. Es decir, no se pueden colocar losetas “flotantes”.

Marco
Marco

Dentro del conjunto de losetas, encontramos tres tipos: segmentos de islas, barcos y losetas especiales.

Losetas de Isla: son el subconjunto más numeroso. Existen tres tipos de estas losetas: comienzo de isla, centro de isla y fin de isla. A la hora de colocarlas sobre el tablero tendremos que establecer un dibujo coherente, esto es, que los lados de las losetas deben coincidir con los de sus adyacentes (agua con agua o tierra con tierra). Los jugadores comenzarán la partida con una loseta de isla inicial (comienzo de isla), que podrán colocar en cualquier fila del marco.

Losetas de Isla
Losetas de Isla

Losetas de Barco: son unas losetas que deberán ir obligatoriamente en la primera fila. Los barcos atacan a las losetas que se encuentren en su misma columna hasta la fila correspondiente con el color de sus velas (inclusive). A su vez, estas losetas mostrarán una recompensa en forma de puntos de victoria o monedas que se obtendrá a hacerles frente.

Losetas de Barco
Losetas de Barco

Losetas de Bonificación: son unas losetas que obtendremos al tomar la loseta más clara del suministro. Estas losetas afectan de diversa forma: aumentando los beneficios de las filas, proporcionando puntos de victoria de forma alternativa o permitiendo desplazar vikingos de forma más eficiente. Unas serán de efecto permanente, mientras que otras serán de un solo uso.

Losetas Especiales
Losetas Especiales

Los Vikingos serán necesarios para activar las losetas de isla y obtener los diversos beneficios indicados en el marco. Tenemos seis tipos de vikingos: guerreros (negro), nobles (rojo), exploradores (verde), orfebres (amarillo), pescadores (azul) y navegantes (gris).

Vikingos
Vikingos

Durante el turno de un jugador, este obtendrá una dupla loseta-vikingo. Si la loseta es colocada en la fila correspondiente al color del vikingo, este se situará sobre ella. En caso contrario, irá a la reserva del jugador, pudiendo ser desplazado posteriormente haciendo uso de los navegantes, único tipo de vikingo que no tiene fila asociada.

También tenemos las monedas. Estas servirán para pagar el coste de obtención de las losetas indicado en la rueda. También existe la posibilidad de obtener monedas a cambio de puntos de victoria, aunque no será posible el camino inverso, esto es, no se permite obtener puntos de victoria a cambio de monedas (al menos durante el desarrollo de la partida).

Monedas
Monedas

A la hora de obtener una loseta y su vikingo correspondiente, siempre habrá una de valor cero, pero esta no podrá ser tomada por el jugador en turno, a no ser que su vikingo asociado sea el único de su color. Cuando esto ocurra, la rueda girará en sentido horario hasta situarse en la siguiente loseta disponible, abaratando el coste de las demás.

Con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se introducen todos los vikingos en la bolsa de tela.
  3. Cada jugador recibe un marco, dos marcadores de color, una loseta inicial y una cantidad de monedas dependiente del número de jugadores en partida:
    • 2 Jugadores: 30 monedas.
    • 3 Jugadores: 25 monedas.
    • 4 Jugadores: 20 monedas.
  4. El resto de monedas se disponen en una reserva general.
  5. Las losetas básicas se mezclan y se forman 6 pilas de 12 losetas, que se colocan en los 6 espacios superiores del tablero.
  6. También se mezclan las losetas especiales y se organizan en 2 pilas, que se colocan en los espacios correspondientes del tablero.
  7. Cada jugador coloca uno de sus marcadores en la casilla de valor 10 del tablero (el otro es meramente identificativo).
  8. Por último, se elige al jugador inicial de forma aleatoria y se le entrega el marcador que lo identifica como tal.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Vikings consta de 6 rondas. Cada una de estas rondas se divide en varias fases.

Fase I: Preparación de la Ronda

Se toma la siguiente pila de losetas (comenzando por la izquierda) y se colocan de una en una siguiendo el siguiente algoritmo:

  • Si la loseta es de isla, se coloca en el siguiente espacio libre comenzando por el marcado con el valor cero y continuando en el sentido de las agujas del reloj.
  • Si la loseta es de barco, se coloca en el siguiente espacio libre comenzando por el marcado con el valor 11 y continuando en el sentido contrario al de las agujas del reloj.
  • También se colocan cuatro nuevas losetas especiales en los espacios destinados al efecto (se retiran las que quedasen de la ronda anterior).

A continuación, se sacan 12 vikingos de la bolsa y se agrupan por colores.

Ahora se realiza una subasta por el jugador inicial. Comenzando por el actual, este puede realizar una puja (puede ser 0) o pasar. Continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador tiene la opción de aumentar la puja en al menos 1 moneda o pasar. Una vez un jugador pasa está fuera de la subasta. Cuando solo quede un jugador, este se convertirá en el nuevo jugador inicial, devolviendo a la reserva la cantidad de monedas pujadas. Es posible intercambiar puntos de victoria por monedas en esta fase.

Comenzando por el nuevo jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador va eligiendo un tipo de vikingos que se colocan en los espacios disponibles, comenzando por el de valor 11 y continuando en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Una vez todos los vikingos estén colocados, comienza la siguiente fase.

Jugador Inicial
Jugador Inicial

Fase II: Losetas y Vikingos

En esta fase los jugadores disfrutarán del mismo número de turnos alternos. Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador deberá tomar un set de loseta y vikingo de una de las posiciones de la rueda, devolviendo a la reserva el coste indicado en esta. Es posible cambiar puntos de victoria por monedas. La loseta y el vikingo situados en el espacio de valor 0 solo podrán ser tomados si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • Que el vikingo sea el único de su color en los espacios de la rueda.
  • Que el jugador no tenga suficiente dinero para adquirir cualquier otro set.

Tras esto, tanto la loseta como el vikingo deben ser colocados en el tablero del jugador:

  • Si se trata de una loseta de barco, esta deberá ser colocada en la primera fila. La primera loseta de barco se puede colocar en cualquiera de los 3 espacios del marco, pero las siguientes deberán colocarse de forma que se rellenen esos tres primeros huecos antes de seguir extendiendo la fila hacia la derecha. El vikingo se colocará en la reserva, independientemente de su color.
  • Si se trata de una loseta de isla, esta deberá ser colocada en cualquiera de las siguientes filas, teniendo en cuenta que deberá conectarse ortogonalmente a una loseta ya colocada o al marco, además de cumplir la regla de coherencia (tierra con tierra y mar con mar). Si la loseta no pudiese ser colocada legalmente, se devuelve a la caja. Si la loseta es colocada en la fila coincidente con el color del vikingo, este se coloca sobre ella. En caso contrario, el vikingo se coloca en la reserva.

Adicionalmente, si el set obtenido por el jugador es el de mayor valor de los disponibles, tiene derecho a tomar una loseta especial de las dispuestas en el tablero (salvo que este sea el de valor 0). En cada ronda solo habrá disponibles 4 losetas especiales. Hay cuatro tipos de losetas especiales:

  • De efecto inmediato: proporciona monedas de forma directa. Tras esto se descarta la loseta.
  • Puntuación Mayor y Menor: son losetas que aumentan las monedas que proporcionan los orfebres. Se colocan a la izquierda de la fila correspondiente.
  • Puntuación Mayor: son losetas que aumentan los puntos proporcionados por nobles, exploradores y pescadores. Se colocan a la izquierda de la fila correspondiente. También encontraremos barcas que nos permitirán transportar vikingos.
  • Puntuación Final: son losetas que proporcionan puntos en la puntuación final (se marcan con un símbolo de cuerno).
Detalle Rueda
Detalle Rueda

Fase III: Puntuación

Al final de cada ronda sucede una fase de puntuación. Dependiendo de la ronda, ocurrirá una puntuación menor (símbolo del orfebre) o una puntuación mayor (símbolo de torre):

  • Puntuación Menor (rondas impares). Solo se evalúan los vikingos amarillos (orfebres) que se encuentren situados sobre losetas de isla. Cada uno de estos orfebres proporciona 3 monedas (mas posibles bonificaciones de losetas especiales), a no ser que se vean amenazados por un barco no repelido por un guerrero y que alcance hasta dicha fila (velas amarillas o azules).
  • Puntuación Mayor (rondas pares). Antes de esta evaluación, los jugadores pueden utilizar a sus navegantes para desplazar a vikingos de su reserva a losetas vacías de su fila correspondiente. Cada navegante puede desplazar a un único vikingo, y se descarta tras esto (hay losetas especiales de un solo uso que permiten desplazar todos los vikingos de un color o uno de cada color que se tenga). Tras esto, se evalúa cada fila:
    • Barcos: cada barco proporciona el beneficio indicado en la loseta si se encuentra repelido por un guerrero en la fila justo inferior. En caso contrario, el barco amenaza a las islas de su columna hasta la fila coincidente con el color de sus velas, es decir, que esas losetas con vikingos no proporcionarán beneficios.
    • Nobles: cada loseta con noble no amenazado proporciona 1 punto de victoria (además de las bonificaciones de losetas especiales que pueden colocarse en la fila).
    • Exploradores: cada loseta con explorador no amenazado proporciona 1 punto de victoria. Adicionalmente, proporciona 1 punto de victoria si en su columna hay una loseta con orfebre y otro punto si en su columna hay una loseta con pescador (además de las bonificaciones de losetas especiales que pueden colocarse en la fila).
    • Orfebres: cada loseta con orfebre no amenazado proporciona 3 monedas, igual que en la puntuación menor (además de las bonificaciones de losetas especiales que pueden colocarse en la fila).
    • Pescadores: cada loseta con pescador no amenazado proporcionará puntos únicamente si se ha colocado una loseta de bonificación. En caso contrario, los pescadores solo influyen en la puntuación final.

Tras esto, se procede con la siguiente ronda (salvo que sea la sexta).

Marcadores
Marcadores

 

Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la sexta ronda. Se procede a efectuar la puntuación final:

  • Por cada barco no repelido por un guerrero, el jugador debe devolver los puntos de victoria o monedas indicados en él.
  • Por cada 5 monedas de oro se obtiene 1 punto de victoria (las monedas se devuelven a la reserva). Las sobrantes permanecen en la zona de juego.
  • El jugador con más navegantes recibe una bonificación de 10 puntos de victoria. En caso de empate, todos los jugadores obtienen los 10 puntos.
  • El jugador con más islas completas recibe una bonificación de 7 puntos de victoria. En caso de empate, todos los jugadores obtienen los 7 puntos.
  • El jugador con la isla más larga recibe una bonificación de 5 puntos de victoria. En caso de empate todos los jugadores obtienen los 5 puntos.
  • Cada jugador cuenta el número de pescadores sobre islas que tiene. Cada pescador alimenta a 5 vikingos en total (incluyéndose a sí mismo) más las posibles bonificaciones, a no ser que esté amenazado por un barco (en este caso no alimenta, pero si debe ser alimentado):
  • Si todos los vikingos están alimentados, por cada vikingo en exceso se obtienen 2 puntos de victoria.
  • Si quedan vikingos por alimentar, por cada uno de estos se pierde 1 punto de victoria.
  • Si un jugador dispone losetas especiales de centro de isla, anota un punto por cada loseta de isla ocupada por un vikingo que rodee a dicha loseta, incluida ella misma (un máximo de 9 puntos).

El jugador con mayor cantidad de puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, el jugador que posea más monedas tras el cambio será el ganador. Si el empate persiste, ambos jugadores comparten la victoria.

 

Variantes

  • Modo sin Subasta: los jugadores no pujan por ver quién es el jugador inicial ni decidir la disposición de los vikingos. Simplemente, al final de cada ronda el marcador de jugador inicial para al jugador de la izquierda y los vikingos se colocan según la leyenda impresa en el tablero. El resto de normas se mantienen intactas.
  • Modo sin Losetas Especiales: las losetas especiales se dejan en la caja, y los vikingos navegantes permiten transportar otros vikingos con el poder de la loseta especial, esto es, o todos los de un tipo o uno de cada tipo que haya en la reserva.

 

Opinión Personal

Hoy toca analizar un juego peculiar por un pequeño, pero curioso detalle. Su autor, Michael Kiesling, no suele prodigarse en solitario, sino que, habitualmente, su nombre aparece tras el de otro grande del mundillo como es Wolfgang Kramer. Ambos forman el que, probablemente, sea el tándem de diseñadores con más recorrido de la historia de los juegos de mesa. ¿Notará el oriundo de Bremen la falta de la K más famosa? Vamos a verlo.

En Vikings, nos ponemos al mando de un clan vikingo con el objetivo de asentarnos en islas del Báltico y el Mar del Norte. Para ello realizaremos diversas incursiones, que deberemos costear, para localizar los mejores emplazamientos para que los miembros del clan puedan desarrollar sus cometidos. Pero habrá que tener cuidado con los barcos de otros clanes, ya que intentarán asediar estas nuevas tierras obligando a estos vikingos a desatender sus labores si no aplacamos la amenaza.

El juego se asienta sobre dos mecánicas básicas: la compra de losetas y su posterior colocación. El desarrollo de la partida va a estar determinado por las losetas que adquiramos, los vikingos que vengan asociados en cada set y donde las coloquemos sobre nuestra zona de juego. Como es obvio, lo ideal sería colocar siempre a cada vikingo en la loseta adjunta, pero esto no siempre será posible, y es aquí donde tendremos que hilar fino.

Detalle Suministro
Detalle Suministro

Existen cuatro tipos de losetas: tres tipos de loseta de isla (inicio, centro y fin) y los barcos. Los primeros irán formando los emplazamientos en los que tendremos que colocar a nuestros vikingos. Una loseta de isla sin vikingo es un erial que no produce. Es por esto que, en la medida de lo posible, tendremos que adquirir sets que nos permitan una colocación conjunta de ambos elementos, produciendo desde el primer instante (aunque los beneficios solo los recojamos en las fases de puntuación).

Desgraciadamente, como ya he dicho, esto no será posible, ya que, normalmente, nos interesará expandir las islas hacia ciertas filas y/o columnas cuyo color asociado no coincidirá con el del vikingo adjunto, por lo que el meeple con cuernos irá directo a la reserva personal, esperando que un vikingo taxista le transporte a la isla correcta antes de la fase de puntuación.

Por otro lado, si hemos colocado losetas de isla en filas que no se correspondían con el color, o bien ya teníamos vikingos en nuestra reserva correspondientes con dicho tono, o tendremos que adquirirlos en turnos posteriores.

Como ya supondréis, la clave del éxito en Vikings reside en lograr establecer un sutil equilibrio entre losetas adquiridas y vikingos colocados sobre ellas. En algunas ocasiones este balance estará asegurado ya que la loseta y el vikingo van al sitio adecuado, pero no será lo habitual.

Aquí entra en juego la otra mecánica de la que os hablaba, la adquisición de losetas. Esta se realiza de forma directa sobre un suministro común abonando a la reserva una determinada cantidad de monedas en función de la posición de la loseta y el vikingo que queramos tomar.

El precio de cada set de loseta y vikingo viene determinado, en primer lugar, por la distribución inicial, la cual está dirigida (no es completamente aleatoria), y por otro, por la demanda del mercado, esto es, las decisiones que los jugadores tomen. Estas decisiones estarán determinadas por sus necesidades actuales, esto es, un determinado tipo de vikingo y/o un determinado tipo de loseta.

La necesidad de un tipo de vikingo es fácilmente detectable, ya que el jugador dispondrá de la loseta colocada en su área de juego, lista para ser ocupada. Sin embargo, la necesidad de un tipo de loseta no será tan directa, sobre todo si el jugador lleva un desarrollo abierto. Ese es otro de los detalles más importantes a tener en cuenta a la hora de ir colocando las losetas, ya que tendremos que evitar, en la medida de lo posible, necesitar tipos de losetas concretos. Los jugadores amantes de la simetría tendrán un problema en este sentido, ya que ir completando un puzle perfecto y ordenado implicará que, en determinados momentos, se necesitará obligatoriamente un inicio de isla. Este momento será aprovechado por sus rivales para dejarle sin esa preciada loseta, obligándole a descartar la que obtenga para únicamente retener al vikingo. Un dolor, sobre todo si el jugador se ve obligado a pagar el coste.

Y hablando de coste de losetas, este es otro de los grandes elementos del juego, el dinero, sobre todo teniendo en cuenta que es difícil obtener nuevos ingresos durante la partida. Es cierto que al final de las seis rondas los orfebres no amenazados generarán ingresos, pero, como es de suponer, los jugadores estarán como locos por pillar a estos vikingos. El detalle de poder pagar con puntos de victoria es realmente interesante, ya que permite una doble estrategia. Por un lado, intentar acumular puntos de victoria para pagar cuando sea necesario y dejar nuestro liquido al mínimo, de forma que en cada turno podamos tomar la loseta de coste 0 aunque haya más vikingos del mismo color que el asociado a dicha loseta. Pero habrá que tener cuidado, ya que no hay marcha atrás en este cambio, y al final de la partida la vía inversa es cinco veces más cara (5 monedas igual a 1 punto).

Todo lo dicho hasta ahora es aplicable a Vikings en cualquiera de sus modalidades de juego, esto es, con o sin subastas por el orden de turno y con o sin losetas especiales. Y es que estos modos alteran de forma importante el juego, sin que pueda llegar a decir que uno es mejor que otro. Esto ya es cuestión de gustos.

Detalle Vikingos
Detalle Vikingos

El modo básico es, tal vez, el más tenso en cuanto a que todos los jugadores van a lo mismo y saldrá victorioso aquel que mejor elegir en cada turno. Pero claro, la dependencia del orden de turno es capital, ya que el jugador inicial tendrá acceso al mercado completo, lo que puede suponer una ventaja importante en determinadas ocasiones. Y peor aún, estar en último lugar puede ser catastrófico. A mi este modo básico es el que menos me entusiasma por esto mismo. No me disgusta que todos los jugadores vayan prácticamente a lo mismo (desarrollo equilibrado e intentar colocar el máximo de vikingos posibles).

El modo con subastas por el orden de turno atenúa el problema del modo anterior, ya que ofrece a los jugadores la posibilidad, no solo de pujar por ver quién es el nuevo jugador inicial, sino que permite reordenar los vikingos por tipos en el suministro, de forma que se puedan evitar situaciones en las que varios turnos consecutivos se puedan obtener losetas sin coste.

Por último, las losetas especiales le dan ese punto estratégico que le falta al modo básico. La pizca de sal. Con estas losetas podremos potenciar diversas estrategias que hará que la lucha en el mercado, sin dejar de ser encarnizada, si permita diferentes vías.

Según yo lo veo, la elección de los modos se verá influida por el número de jugadores en la partida, ya que da la sensación de que cada uno resuelve problemas de las diversas configuraciones. Así, a dos jugadores, me quedaría con el modo básico y sin losetas especiales. Tenso por una lucha continua de ambos, con muchas losetas por ronda y sin una dependencia del orden de turno crítica. A 3 jugadores ya introduciría las losetas especiales, ya que cada jugador va a obtener 2 losetas menos por ronda que en la configuración anterior, de forma que esas variantes estratégicas permiten que el agobio por conseguir lo mismo no esté tan acentuado. Y, por último, a cuatro, es imperativo el uso de la subasta por el orden de turno, ya que en cada ronda solo se van a conseguir 3 losetas. Además, con este número de jugadores 2 jugadores disfrutarían del privilegio de ser jugador inicial dos veces, mientras que los otros 2 no, lo que es una ventaja para los primeros demasiado importante. Con este parrafote quiero decir que el juego escala realmente bien. Si me tengo que quedar con una cifra, como siempre, en el término medio está la virtud. A 3 jugadores con losetas especiales y sin subasta es como más me gusta el juego. Todos los jugadores disfrutan como jugador inicial del mismo número de rondas y 4 losetas por tanda es suficiente para una partida más que entretenida.

La rejugabilidad es la típica de los eurogames de Hans im Gluck. Esto es, juegos que darán muy buenos ratos al admitir a un amplio espectro de jugadores y que, con el paso de las partidas, delegará las sensaciones en la forma de jugar de los participantes. Es cierto que con los diversos modos podríamos pensar que obtendremos sensaciones distintas, pero estas no serán lo suficientemente significativas como para que estemos cambiando de un modo a otro simplemente por variar. Lo haremos más por la configuración de la partida, como ya hemos comentado.

Con todo, Vikings es uno de esos juegos de la editorial alemana que podríamos colocar dentro de los destacados de su catálogo. Una horita dándole al coco con los amigos y a otra cosa mariposa. Con el grado justo de tensión e interacción como para que nos deje buenas sensaciones, aunque no supondrá una alteración de nuestros rankings personales en sus primeras posiciones. Un euro para conformar un buen fondo de armario. Así que, sí, el señor Kiesling logra un título más que decente sin su compañero habitual.

Tal vez el mayor defecto que presenta el diseño es que los jugadores pueden llegar a tener la sensación de estar haciendo lo mismo ronda tras rondas, en especial en los últimos turnos de cada una, ya que prácticamente nos quedaremos con lo que quede. También hay que advertir a los jugadores de ese desarrollo simétrico que puede convertirse en una trampa mortal y dejarles bloqueado, incluso por lo que resta de partida.

Como buen euro alemán, el tema está realmente pegado. Es cierto que no desentona y resulta agradable por las ilustraciones, pero el tema de “descubrir” islas pagando dinero y que venga con un vikingo de serie… pues como que no encaja mucho con las “sutilezas” que se gastaban estos nórdicos. Es más, los efectos negativos de esos otros clanes que nos asedian ni siquiera pertenecen a nuestros rivales, sino que son unos clanes “dummy” que andan por ahí, fastidiando a todos los jugadores en función de las losetas que cojan. La única interacción que encontraréis es la de andar vivos a la hora de comprar losetas, estando pendiente de qué tienen los demás y qué van a necesitar, pero poco más. No esperéis bravos enfrentamientos entre barbudos con cascos cornamentados. Aquí todos somos amiguitos.

Pasemos a la edición. Como siempre que se trata de un juego de Hans im Gluck, calidad superior. Cartón de muy buen grosor y resistencia, con cortes originales (como las monedas o la rueda), aunque en este caso con las losetas sí parece que han racaneado algo si las comparamos con, por ejemplo, las de Carcassonne. Nada grave, pero es raro. Los meeples de madera, como es norma en la casa, tienen una forma original. En este caso, una silueta alargada sin brazos a la que se le atisban dos pequeños cuernos simulando un casco vikingo. Todo dentro de un inserto que incluye departamentos para colocar las losetas. Si se coloca todo adecuadamente, nada se saldrá de su sitio, independientemente de la posición en la que pongamos la caja en el estante. El reglamento está bastante bien, aunque deja abierta una pequeña duda respecto a si, a la hora de obtener una loseta de valor cero rompiendo la norma, los puntos de victoria se consideran monedas (obligando a cambiar al jugador) o no.

A pesar de tener bastantes elementos, la preparación de la partida no es demasiado engorroso. Si lo es separar las losetas si no hemos sido cuidadosos en la partida anterior, ya que el reverso de las losetas especiales y de las básicas no se distinguen claramente. Y ya las losetas iniciales ni te cuento, suyo reverso es el mismo al de las básicas, simplemente con una marca de la silueta de los meeples en el centro. Simplemente comentar este detalle para que en una primera partida no lo guardéis todo al batallón y luego os arrepintáis.

Detalle Tablero del Jugador
Detalle Tablero del Jugador

Respecto a las ilustraciones, no diremos que es el mejor trabajo de Menzel y Lieske. Cumple, en mesa resulta relativamente atractivo, pero poco más. No es de esos juegos cuya portada te encandila o cuando lo ves desplegado en mesa sin conocer de nada el diseño sientes la llamada. Estamos hablando de artistas de mucho nivel y se espera mucho más de ellos.

Recordaros que tenéis la posibilidad de probarlo online en Yucata, portal web en el que se encuentran casi todos los juegos del catálogo de la editorial alemana.

Y vamos cerrando ya. Vikings es un buen eurogame digno del catálogo de Hans im Gluck. Muy entretenido, de fácil asimilación, con unas mecánicas curiosas y que deparará buenos momentos. Como fondo de armario en la colección es un título más que decente, con varios modos de juego que permiten una escalabilidad magnifica. Lo más destacable es el sistema de variación del precio de las losetas mediante la rueda y la gestión de las monedas para intentar desarrollar el mejor tablero posible. Como punto negativo, podríamos decir que el desarrollo puede llegar a resultar repetitivo y si un jugador yerra en su desarrollo, puede quedarse bloqueado, además de una interacción entre jugadores que puede resultar muy ligera para algunos, sobre todo teniendo en cuenta el tema escogido. Por todo esto le voy un…

Notable

Si te ha sido de utilidad lo que has leído...

¡Ayúdame a mantener el blog!

2 comentarios en “Reseña: Vikings”

Deja un comentario