Reseña: The Gallerist

Introducción

En esta era donde el Arte y el Capitalismo se mezclan ha aparecido una nueva profesión – Los Galeristas. Si quieres este trabajo tendrás que combinar las disciplinas de marchante, conservador de museo y gestor de artistas. Tendrás que promover Artistas y nutrirte de ellos; comprar, exhibir y vender su arte; construir y ejercer influencia internacional con el fin de lograr reconocimiento y que tu Galería atraiga a visitantes de todo el mundo. Hay mucho trabajo por hacer, pero no te preocupes, puedes contratar asistentes para ayudarte. Hay una larga cola de fans del arte esperando en fila, con la esperanza de trabajar con alguien de tu talla. Construye una fortuna llevando la Galería más lucrativa jamás vista.

Portada
Portada

Así se nos presenta este The Gallerist, un juego del diseñador portugués Vital Lacerda, responsable de otros grandes títulos como Vinhos o Kanban: Automotive Revolution. El juego se publicó en 2015 de la mano de Eagle-Griphon Games en una edición en inglés. De forma conjunta otras editoriales lanzaron su versión, como Giochix.it en italiano o Fire on Board Jogos en portugués. De las ilustraciones se encarga Ian O’Toole, encargado del aspecto de otros títulos como A Study in Emeral (2ª Edicion) o Stockpile.

El juego no se encuentra editado en nuestro país, por lo que habrá que tirar de importación para hacernos con él. Afortunadamente es completamente independiente del idioma. Permite partidas de 1 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 13 años y una duración aproximada de unos 120 minutos. El precio de compra recomendado es de 75 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en ingles de Eagle-Gryphon Games.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una enorme caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 39,4×31,8×8,9 cm. (dimensiones similares en alto y ancho de los juegos de Mac Gerdts como Concordia o Navegador, aunque con casi el doble de fondo), nos encontramos los siguientes elementos:

  • Tablero Principal (de cartón)
  • 4 Tableros de Jugador (de cartón)
  • 4 Trabajadores (de madera)
  • Marcador de Jugador Inicial (de cartón)
  • 4 Discos Marcadores de Influencia (de madera)
  • 32 Losetas de Obra de Arte (de cartón)
  • 16 Losetas de Artista (de cartón)
  • 16 Fichas de Firma (de cartón)
  • 10 Fichas de Bonus de Artista (de cartón)
  • 60 Tickets (20 de cada color: blanco, rosa y marrón) (de cartón)
  • 40 Visitantes (14 rosas y marrones y 12 blancos) (de madera)
  • Bolsa de Visitantes (de tela)
  • 40 Asistentes (10 de cada color: azul, amarillo, morado y naranja) (de madera)
  • 3 Caballetes (de madera)
  • 20 Fichas de Renombre (de cartón)
  • 8 Marcadores de Fama (de cartón)
  • 8 Marcadores de Celebridad (de cartón)
  • 20 Fichas de Promoción (de cartón)
  • 28 Cartas (41×63,5 mm.):
    • 4 Cartas de Marchante
    • 4 Cartas de Conservador
    • 20 Cartas de Contrato
  • 64 Monedas (de cartón):
    • 15 Monedas de Valor 1
    • 15 Monedas de Valor 2
    • 12 Monedas de Valor 5
    • 10 Monedas de Valor 10
    • 8 Monedas de Valor 50
    • 4 Monedas de Valor 100
  • 4 Tarjetas de Referencia (de cartulina gruesa)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

The Gallerist nos pone en la piel de un gestor de una galería de arte con la misión de obtener el máximo beneficio económico. Para ello los jugadores deberán descubrir artistas, especular con obras de arte y atraer visitante mediante una mecánica principal de colocación de trabajadores (de 1 trabajador). La peculiaridad es que no existe un bloqueo de la acción, sino que permitirá al jugador que ocupa un espacio de acción a disfrutar de una acción fuera de su turno si otro jugador expulsa a su peón ocupando su espacio. El dinero se generará atrayendo visitantes, comprando obras de arte para venderlas posteriormente una vez el artista que la firma ha alcanzado cierta notoriedad. Al final de la partida se evaluarán diversos aspectos como la influencia, fichas con diversos criterios o unas cartas de objetivos que tendrá cada jugador desde el comienzo de la partida.

 

Conceptos Básicos

Empecemos con el tablero:

  • En la zona superior izquierda encontramos una zona con 5 espacios destinados al suministro de contratos.
  • A su derecha encontramos un track de progreso de la puntuación de final de partida.
  • En la banda derecha encontramos la zona dedicada a los artistas y sus obras. Se trata de una matriz 4×3 en la que cada fila contendrá un artista azul, otro rojo y la pila de obras correspondiente a disciplina de ambos. Debajo de cada artista hay un espacio para colocar las pilas de firmas
  • En la banda inferior encontramos el track de influencia. Este track muestra casillas numeradas del 0 al 30. Además, algunas casillas aparecen sombreadas en rosa y otras contienen una moneda (más adelante se explicará el significado de estos símbolos).
  • Encima de este track, a la izquierda, encontramos una zona para ubicar las fichas de promoción y las acciones asociadas a cada una de ella.
  • En la banda izquierda encontramos otra matriz, en esta ocasión de inversión, con dimensiones 7×3. Las columnas muestran unos requisitos de visitantes, mientras que las filas se dividen en 2 grupos:
  • Las 4 primeras filas requieren tener o haber vendido al menos una obra de una disciplina concreta. Las casillas de esta matriz contendrán marcadores de bonificación a final de partida.
  • Las 3 últimas simplemente requieren devolver a la reserva una determinada cantidad de dinero. En las casillas encontraremos diversas acciones que se activarán justo al ocuparlas.
  • Finalmente, en el centro del tablero encontramos una vista aérea del distrito artístico de la ciudad. Se compone de una plaza central en la que ir apareciendo visitantes. En esta zona encontramos, por un lado, las 4 galerías mediante dos pasos: el vestíbulo (con forma de elipse) y la exposición (con forma rectangular). Estas se encuentran en las esquinas de esta zona. En los puntos cardinales encontramos los espacios de acción, representadas con 2 espacios (uno de colocación y otro de expulsión). Cada uno de estos espacios da la posibilidad de ejecutar una acción a elegir entre dos posibles.
Tablero
Tablero

Pasemos al tablero de los jugadores:

  • En la banda izquierda encontramos la reserva de asistentes. La mayoría de los espacios muestra un coste de contratación del trabajador, así como una acción que se ejecuta en el momento de contratarlo.
  • A la derecha de la banda anterior encontramos dos filas, la superior para las obras expuestas (capacidad de 4 obras) y la inferior para los contratos (capacidad para 3 contratos). Es importante indicar que el último espacio de la exposición solo podrá ser ocupada por obras maestras. En los espacios para contratos se muestra un tipo de ticket distintos que se recibirá al cubrir por primera vez con una carta.
  • Justo entre la banda de los asistentes y la fila de contratos encontramos una matriz de 2×3 para colocar los marcadores de renombre de final de partida. Cada uno de estos huecos muestra, a su vez una acción que se activará en el momento de ocupar el espacio con un marcador.
  • A la derecha de la fila de exposición encontramos la oficina en la que los se encontrarán los trabajadores desocupados (un máximo de 4 trabajadores).
  • Debajo de la oficina de asistentes encontramos la reserva de tickets, separados por color.
  • Por último, en la banda derecha encontramos el track de valor de las obras. Sobre el iremos desplazando las firmas de los artistas a medida que estos ganen prestigio.
Tablero de Jugador
Tablero de Jugador

Los Artistas serán los encargados de firmar las obras anteriormente mencionadas. Existen dos tipos de artistas: noveles (con fondo azul) y seniors (con fondo rojo). La única diferencia en el reverso de estos dos tipos es que para los seniors se muestra un símbolo de visitante que entrará en juego en el momento que este sea descubierto. En el anverso ambos tipos de loseta son iguales: muestran un avatar que representa al artista, así como un track de casillas serpenteantes que representa el prestigio del artista, además de una ficha de reputación inicial (impresa). En cada casilla mostrará un valor correspondiente al coste de adquisición de una nueva obra de dicho artista. De cara al precio de venta, algunas de las casillas del track muestran una serie de estrellas que coinciden con los niveles de track de firmas de los tableros de los jugadores. Siempre que el marcador de prestigio de un artista alcance una de estas casillas habrá que actualizar el nivel de las obras que estén en exposición de dicho artista.

Artistas
Artistas

A la hora de aumentar el prestigio de los artistas se podrá hacer uso de las Fichas de Reputación. Estas fichas aumentarán la repercusión de estos artistas, además de proporcionar alguna acción adicional. Siempre se deberá adquirir la ficha inmediatamente superior a la que ya posea el artista.

Fichas de Reputación
Fichas de Reputación

Cuando un artista alcance el máximo valor de reputación, se convertirá en una celebridad, y ya no se podrán adquirir más obras de arte de dicho artista. A cambio, sus obras en exposición podrán colocarse en el último espacio de la galería (siempre que haya tres obras ocupando los espacios anteriores).

Prosigamos con las Obras de Arte. Estas se representan mediante unas losetas a doble cara. Por una se muestra únicamente la obra en exposición y la disciplina a la que pertenece: pintura, fotografía, escultura o arquitectura. En el reverso, además de la cantidad anterior encontramos el número de espacios que progresa el marcador de reputación del artista y uno o dos tickets que los jugadores obtendrán a la hora de adquirir la obra (además de servir como reclamo para que aparezcan nuevos visitantes en la plaza).

Tipos de Obra
Tipos de Obra

Al final de la partida habrá una serie de obras a subasta que pertenecerán al artista más prestigioso de la disciplina correspondiente. Estas obras se exigirán en unos caballetes a la vista de todos los jugadores.

Caballetes
Caballetes

Los Marcadores de Firma representan los derechos de propiedad sobre una obra de un determinado artista. Además, estos marcadores servirán para indicar la cotización actual de la obra.

Firmas y Marcadores de Obras
Firmas y Marcadores de Obras

Cómo existe la posibilidad de que un jugador posea obras de una misma disciplina, pero artistas distintos, el juego incorpora unos marcadores adicionales para identificar claramente la autoría de cada una. Estas fichas muestran géneros y colores distintos para asociarlos a los artistas descubiertos.

Los Contratos se necesitan para formalizar las ventas de obras de arte. Mientras no se haya formalizado la venta el contrato permanecerá en el tablero del jugador mostrando su anverso. En el momento de cerrar la venta, el contrato se volteará, quedando visible el reverso. Cada carta mostrará por su anverso la disciplina de la obra, así como una acción que podremos activar mediante asistentes. En su reverso todas las cartas son iguales, mostrando dos acciones concretas de las cuales solo se podrá activar una dependiendo de cómo se formalice la venta.

Contratos
Contratos

Los Fichas de Renombre representan una serie de bonificaciones que se activarán al final de la partida en función de ciertas condiciones. Estas fichas proporcionan dinero, puntos de influencia o ventas.

Bonus Finales
Bonus Finales

Al final de la partida, además de las fichas de renombre, los jugadores tendrán dos cartas, una de Marchante y otra de Conservador. La primera premia con monedas el haber vendido una serie de obras, mientras que la segunda premia el tener en exposición una serie de obras.

Cartas de Objetivo
Cartas de Objetivo

Como hemos dicho, los jugadores deberán intentar ser el que más dinero haya amasado al final de la partida. Para ello se utilizan unas monedas que, a su vez, tendrán que invertirse en obras, mercado internacional o contratar asistentes.

Monedas
Monedas

Durante la partida los jugadores disfrutarán de ciertas acciones de bonificación activables por diversas vías: mercado internacional, descubrir o promocionar artistas, acciones en los contratos. Estas acciones se representan con una simbología concreta que bastante representativa.

Bonus Inmediatos
Bonus Inmediatos

Las dos más importantes son la acción de ingresos y la acción de influencia. Ambas permiten obtener dinero y puntos de influencia respectivamente en función del número de visitantes que haya en nuestra galería. De esta forma los visitantes marrones (inversores) influirán en la acción de ingresos, los visitantes rosas (VIPs) en la de influencia y los visitantes blancos funcionarán como una especie de comodín para ambas acciones, aunque proporcionarán la mitad del beneficio.

Visitantes
Visitantes

Estos visitantes se desplazaran por el tablero desde la plaza hasta los vestíbulos y galerías de los jugadores. Entraran en juego mediante diferentes vías, aunque principalmente lo harán mediante la adquisición de obras.

Tickets
Tickets

El desplazamiento de estos visitantes se realizará mediante el uso de unos tickets que se obtendrán mediante diversas vías.

Por último, comentar el concepto más original del juego es el tema de la expulsión. Los jugadores pueden ocupar cualquiera de las acciones que sea distinta a la que ya ocupa. Al hacerlo, es posible que se coloque en una ya ocupada por otro trabajador o por un asistente de otro jugador, de forma que, tras el turno del jugador, el jugador expulsado disfrutará de una acción adicional, denominada acción ejecutiva. Tras esto, el turno continuaría en su flujo habitual.

Peones y Marcadores
Peones y Marcadores

Y con esto tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero principal en el centro de la mesa.
  2. Se prepara el conjunto de visitantes para toda la partida:
    • Para 4 Jugadores: todos los visitantes.
    • Para 3 Jugadores: se retiran 2 visitantes de cada tipo.
    • Para 2 Jugadores: se retiran 4 visitantes de cada tipo.
  3. Los visitantes seleccionados se introducen dentro de la bolsa de tela. A continuación, se sacan cuatro que se colocan en la plaza del tablero. También se roba un visitante por cada ticket mostrado en la loseta superior de cada pila de obras y se colocan sobre ella.
  4. Se separan las obras por tipo, se mezclan y se separa una de cada pila. Estas pilas se colocan, bocabajo (con la cara que muestra los tickets hacia arriba).
  5. De las obras separadas, se seleccionan de forma aleatoria tantas como número de jugadores haya en la partida menos uno. Las elegidas se colocan en los caballetes, mientras que las sobrantes se devuelven a la caja junto a los caballetes no utilizados.
  6. De cada tipo de artista (senior/junior y disciplina) se elige una loseta que se coloca en su lugar correspondiente bocabajo. Sobre cada loseta se coloca una ficha de bonificación. Además, sobre los artistas seniors se coloca un visitante blanco.
  7. Se colocan debajo de cada artista las 2 fichas de firma asociadas.
  8. Se colocan en el espacio correspondiente los tickets. Según el número de jugadores se podrá una cantidad distinta:
    • Para 4 Jugadores: 20 de cada tipo.
    • Para 3 Jugadores: 15 de cada tipo.
    • Para 2 Jugadores: 10 de cada tipo.
  9. Se baraja el mazo de cartas de contrato y se coloca en la posición mas a la izquierda del track de contratos. Tras esto, se revela una carta de contrato por cada espacio del suministro.
  10. Se mezclan las fichas de renombre y se roban 12 y se colocan en las 4 primeras filas del mercado internacional. Adicionalmente, se coloca una ficha de renombre en cada uno de los 4 espacios de acción del tablero. El resto de fichas de renombre se devuelven a la caja.
    • En partidas de 2 jugadores no se rellena la columna central.
  11. Se apilan las fichas de Promoción según su valor y se colocan en la fila correspondiente del tablero.
  12. Se dispone en una reserva general las monedas, los marcadores de reputación (cubos blancos) y los marcadores de celebridad.
  13. Cada jugador recibe:
    • Un tablero personal, los 10 asistentes, el trabajador y el disco de influencia de un color.
    • 2 Asistentes los colocará en la oficina, mientras que los 8 restantes los colocará en el track de trabajadores del tablero.
    • También recibirán monedas por valor de 10, una carta de marchante y una carta de conservador.
    • El disco se coloca en el track de influencia en la casilla de valor 10.
  14. Por último, se elige al jugador inicial (al que se le entrega el marcador de jugador en turno).
  15. Comenzando por este, cada jugador coloca su trabajador en un primer espacio de acción, tomando la ficha de bonificación y colocándola en el tercer espacio de su galería en el tablero de jugador.

¡Y ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida a The Gallerist consta de un número indeterminado de rondas hasta que se cumplen las condiciones de finalización. En cada ronda, cada jugador disfrutará de un turno.

El jugador, en su turno, desplaza su peón a un espacio de acción. Si el peón se encuentra sobre un espacio de acción deberá hacerlo a uno distinto, aunque en este caso podrá dejar uno de sus asistentes en dicho espacio (este asistente puede ser tomado de la oficina o de otro espacio de acción en el que ya estuviese esperando). Tras esto, debe ejecutar de forma obligatoria una de las dos acciones asociadas a ese espacio.

Las acciones disponibles son:

  • Colonia de Artistas:
    • Descubrir un Artista. Se siguen los siguientes pasos:
      • El jugador elige un artista sin descubrir, cuya loseta se encuentra aún bocabajo.
      • El jugador toma la ficha de bonificación, que aplicará al finalizar este proceso.
      • Si se trata de un artista senior, colocará el visitante blanco (que se encuentra sobre la loseta) en la plaza del tablero.
      • Voltea la loseta y coloca un marcador de reputación (cubo blanco) en la casilla inicial del track de reputación en la loseta.
      • Toma una de las fichas de firma y la coloca en la casilla inferior de su track de valores de obra.
      • Por último, aplica el efecto de la ficha de bonificación.
    • Comprar y Exhibir una Obra de Arte. Se procede de la siguiente manera:
      • El jugador elije a uno de los artistas descubiertos como responsable de la obra a adquirir. Este artista debe tener fichas de firma disponibles o, en su defecto, ser un artista que el propio jugador descubrió previamente pero nunca había adquirido una obra suya (aún posee la ficha de firma en la casilla inferior del track de valor de obras).
      • Se devuelve a la reserva tantas monedas como indique la casilla que actualmente ocupe el marcador de reputación del artista, salvo que sea la primera obra de un artista descubierto por el propio jugador, en cuyo caso solo deberá abonar la cantidad indicada en la casilla inicial del track.
      • Se incrementa la reputación del artista según el valor indicado en la loseta de obra (un valor más el número de coleccionistas (visitantes blancos) que tengamos en nuestra galería.
      • Se colocan los meeples de visitantes, que se encuentran sobre la loseta, en la plaza del tablero.
      • El jugador toma los tickets indicados en la loseta de la reserva general.
      • Se toma la loseta y se coloca volteada en el siguiente espacio de la galería en el tablero del jugador (comenzando por la izquierda).
      • Se actualiza el valor de la obra, colocando la ficha de firma correspondiente en el máximo valor alcanzado por el marcador de reputación (si hay otro jugador con otra obra de dicho artista también tendrá que actualizar el valor de su obra en caso de ascenso de categoría).
  • Oficina de Ventas:
    • Firmar un Contrato. Se procede de la siguiente forma:
      • De forma opcional, el jugador puede revelar cuatro nuevas cartas de contrato que se colocan sobre las que ya se encuentran en el suministro.
      • Se coge una de las cartas de contrato y se coloca en uno de los espacios del tablero de jugador. Puede ser un espacio libre o un espacio ocupado por un contrato anterior.
      • Si el espacio está ocupado y la acción del contrato ha sido activada y contiene un asistente sobre ella, este vuelve a la oficina (siempre que tenga espacio).
      • Si el espacio está libre, el jugador toma de la reserva el ticket impreso en dicho espacio.
    • Vender una Obra de Arte. Se procede de la siguiente forma:
      • Se toma de la reserva tantas monedas como indique el valor actual de la obra a vender.
      • Se saca la obra de la fila de la galería y se coloca al lado del tablero del jugador, desplazando el resto de obras hacia la izquierda si se ha generado un hueco.
      • Se mueve un visitante desde el interior de la galería hacia la plaza del tablero.
      • Se voltea la carta de contrato y se orienta de forma que la acción coincida con el color del visitante desplazado (en caso de haber devuelto un visitante blanco el jugador puede elegir la orientación).
      • Se devuelve el marcador de firma del artista a su posición inicial debajo de la loseta del mismo.
  • Centro de Medios:
    • Contratar Asistentes:
      • El jugador desplaza de la reserva de asistentes tantos como crea conveniente (máximo cuatro) a su oficina. No se pueden contratar más asistentes que espacios libres haya en la oficina.
      • El jugador devuelve las monedas correspondientes al coste de contratación de cada asistente.
      • Se activa el beneficio indicado en la fila correspondiente a cada asistente contratado.
    • Promocionar Artista:
      • Se elige a un artista a promocionar. El jugador toma la siguiente ficha de reputación, en valor, de la fila de reserva.
      • El jugador retrasa su marcador de influencia el número de casillas requeridas en función de la ficha de promoción que va a tomar.
      • Esta nueva ficha de reputación sustituye a la que tenía el artista (si tenía alguna). La sustituida se devuelve a la reserva, colocándola en la pila correspondiente.
      • Se activa la acción correspondiente al nivel de la ficha de reputación adquirida.
      • Se incrementa la reputación del artista en un punto más el número de coleccionistas (visitantes blancos) que se encuentren actualmente en la galería del jugador.
  • Mercado Internacional:
    • Reputación:
      • El jugador elige una de las casillas libres (sin asistentes), debiendo cumplir una doble condición:
      • Para tener acceso a una fila, el jugador debe tener o haber tenido al menos una obra de la disciplina indicada en la misma.
      • Para tener acceso a una columna, el vestíbulo del jugador debe contener la combinacion de visitantes indicada en la parte superior de la misma.
      • El jugador aumenta su marcador de influencia el número de casillas indicado en la columna correspondiente.
      • Se toma la ficha de renombre y se coloca en uno de los seis espacios libres del tablero del jugador y se coloca un asistente en el espacio que esta ficha ocupaba en el mercado internacional. Este asistente puede ser tomado de la oficina o de alguno de los espacios de acción.
      • Se activa la acción impresa en el espacio sobre el que se coloca la ficha de renombre.
      • Se desplaza un visitante del vestíbulo a la plaza (no necesariamente uno de los requeridos por la columna)
    • Subasta Internacional:
      • El jugador elige una de las casillas libres (sin asistentes), debiendo cumplir una doble condición:
      • Para tener acceso a una fila, el jugador debe tener devolver a la reserva la cantidad de monedas indicadas en la misma.
      • Para tener acceso a una columna, el vestíbulo del jugador debe contener la combinacion de visitantes indicada en la parte superior de la misma.
      • Se coloca un asistente en dicha casilla y se activa la acción impresa en ella.
      • Por último, el marcador de influencia del jugador se avanza tantas casillas como indique la columna correspondiente.
Hoja de Referencia
Hoja de Referencia

Además de las acciones anteriores, el jugador en turno tendrá derecho a realizar una acción ejecutiva antes o después de su acción principal. Esta acción ejecutiva permite realizar una de las siguientes opciones:

  • Mover Visitantes mediante Tickets: el jugador puede descartar tantos tickets de visitante como crea conveniente para desplazarlos sobre el tablero. Por cada ticket se puede desplazar un visitante un paso, teniendo en cuenta que siempre deberá realizarse un movimiento hacia la galería del jugador. Únicamente no se podrán desplazar visitantes que se encuentren en el interior de la galería de otro jugador. También existe una limitación sobre los coleccionistas (visitantes blancos): en la galería de un jugador solo podrán entrar tantos coleccionistas como número de obras haya vendido el jugador más uno.
  • Utilizar el bonus de un contrato: el jugador coloca un asistente en la acción de la carta y la lleva a cabo. El asistente queda bloqueado hasta que se contrsto se resuelva mediante la venta o colocando una nueva carta de contrato encima.

Si un jugador es expulsado (ya sea su trabajador o alguno de sus asistentes), tendrá derecho a realizar una acción de expulsión justo tras el turno del jugador que le expulsó (rompiendo el flujo habitual de la partida). En esta acción el jugador dispondrá de las siguientes opciones:

  • Realizar una acción ejecutiva.
  • Reducir el nivel de influencia hasta la siguiente casilla sombreada en rosa para ejecutar una de las dos acciones correspondientes al espacio que ocupaba y del que ha sido expulsado.
Asistentes
Asistentes

Tras esto, el asistente o el peón vuelven al tablero del jugador. Si la oficina estuviese completa (con 4 asistentes), el que retorna se retira de la partida.

Tras esto, el turno continúa de forma habitual pasando al jugador de la izquierda del que tuviese el marcador de jugador en turno.

Loseta de Jugador Inicial
Loseta de Jugador Inicial

 

Fin de la Partida

La partida finaliza al término de la ronda en la que se cumplen al menos 2 de las siguientes 3 condiciones:

  • No quedan tickets en la reserva.
  • 2 o más artistas se han convertido en celebridades.
  • La bolsa de visitantes está vacía.

Al término de la ronda se procede a la puntuación final:

  1. Mayorías en el Mercado Internacional. Por cada columna, se entregan las monedas indicadas al primero, segundo y tercer jugador con más asistentes colocados. En caso de empate, se suman las cantidades de las posiciones empatadas y se divide entre dos (redondeando hacia abajo). Si un jugador no dispone de asistentes en una columna no recibirá monedas.
  2. Fichas de Renombre: se resuelven las losetas de renombre y se obtienen las monedas y puntos de influencia indicados en la condición.
  3. Obras Exhibidas: el jugador recibe en monedas el valor actual de cada obra exhibida.
  4. Subasta de Obras de Renombre. En el mercado internacional cada fila proporciona una serie de monedas a esta subasta. El jugador que sume una mayor cantidad entre todos sus trabajadores será el primero en poder elegir cuál de las obras a subasta se lleva. Luego el segundo jugador y así sucesivamente. En caso de empate, el jugador con asistentes situados más a la izquierda irá por delante. La obra obtenida se coloca en la galería o en la zona de obras vendidas, y corresponderá al artista de más reputación de esa disciplina. Al igual que en el paso anterior, el jugador recibe las monedas correspondientes a su cotización.
  5. Cartas de Conservador: cada jugador recibe las monedas correspondientes a los objetivos indicados en la carta.
  6. Cartas de Marchante: cada jugador recibe las monedas correspondientes a los objetivos indicados en la carta.
  7. Influencia: cada jugador recibe la cantidad de monedas más cercana por la izquierda a su marcador de influencia.

El jugador con más dinero gana la partida. En caso de empate se siguen los siguientes criterios de desempate:

  • Mas obras de arte adquiridas.
  • Más visitantes en la galería.
  • Mas asistentes en juego.

Si no se deshace la igualdad, se comparte la victoria.

 

Variantes

Partidas en Solitario: el jugador se enfrenta a un jugador fantasma y la preparación es la misma que una partida para 2 jugadores. Este jugador virtual se desplaza de acción en acción sobre el tablero en turnos alternados en el sentido de las agujas del reloj. Este peón no ejecuta acciones de ubicación ni ejecutivas. Simplemente, si es expulsado, se retira un ticket de la reserva. Por último, cada vez que el jugador virtual alcanza el mercado internacional, se coloca un asistente de su color en el primer espacio vacío disponible comenzando por la esquina superior izquierda y desplazándose horizontalmente. La loseta de bonificación se descarta sin efecto. La partida finaliza en la ronda en la que se roba el ultimo ticket.

 

Opinión Personal

Bueno, hoy toca de nuevo traer al templo de las tochorreseñas al máximo exponente del juego portugués. Una persona capaz de desarrollar diseños que aúnan complejidad e implementación temática casi a partes iguales. Y pasamos por la lupa a su última creación hasta la fecha. Veamos que nuevos elementos aporta respecto a sus predecesores.

Detalle de Obras
Detalle de Obras

En esta ocasión el señor Lacerda nos pone en la piel de galeristas tratando de obtener la máxima rentabilidad en el mundillo de las obras de arte. Para ello utiliza prácticamente las mismas mecánicas que en sus anteriores juegos, Vinhos (aquí su tochorreseña) y Kanban (aquí su tochorreseña), esto es, colocación de trabajadores con un único peón, set collection y especulación. Pero,como no podía ser de otra forma, el señor Vital agrega un par de pequeños conceptos que dotan al conjunto de personalidad propia.

De nuevo nos encontramos ante un sistema de producción en el que el trabajo de los jugadores será generar una plusvalía sobre ciertos elementos, en este caso obras de arte. Para ello irán ejecutando una serie de acciones con este fin. Acciones como descubrir artistas, adquirir sus obras esperando que atraigan a diversos tipos de visitantes así como una revalorización de las mismas gracias al aumento del prestigio de sus respectivos autores gracias a la intervención de los medios.

Por otro lado, de cara al final de la partida se irá invirtiendo en el mercado internacional, que permitirá, por un lado, posicionarnos en unas mayorías y unos bonus que proporcionan ganancias directas y, por otro, optar a una subasta que dura toda la partida por unas obras de aquellos artistas que más lejos hayan llegado.

Para desarrollarnos como galeristas contaremos con una serie de recursos. Por un lado el propio dinero, con esa dualidad moneda-punto de victoria que tanto me gusta. Algo típico de los juegos de subastas, aunque en estos el cálculo del retorno de la inversión suele ser algo más directo. En The Gallerist, invertir en una obra o en la subasta final una determinada cantidad de dinero es un plan a largo plazo del que es probable que hasta nos arrepintamos en un momento dado.

Detalle de Zona del Jugador
Detalle de Zona del Jugador

Por otro, tendremos que gestionar nuestra influencia en el mundillo de las obras de arte. Este recurso intangible se representa mediante un track cuyas casillas muestran dos tipos de elementos: una moneda, que indicará que podemos retroceder en el marcador para obtener dinero en caso de necesidad y/o un fondo rosa para poder potenciar acciones de expulsión.

Estas acciones de expulsión son la verdadera novedad del diseño de Lacerda. A diferencia de Vinhos o Kanban, aquí los peones de los jugadores no bloquean ni encarecen los espacios de acción. Un jugador siempre podrá ejecutar la acción que desee (salvo repetir en el espacio que ya ocupase). La diferencia estriba en que, si el espacio está ocupado, será el jugador expulsado el que reciba una bonificación en forma de acción especial. Esta acción podrá ser una acción ejecutiva, que no es más que una acción adicional que los jugadores pueden activar en su propio turno, o podrán descender en el track de influencia hasta la siguiente casilla de fondo rosa para ejecutar una acción completa de ese espacio.

Esta original forma de romper el turno tiene dos connotaciones. Por un lado disuadirá a los rivales de ocupar determinados espacios de acción con tal de no favorecer sus planes (aunque muchas veces no quedará más remedio) y, por otra, elevará el nivel de planificación al tener que estar controlando las intenciones de los rivales de cara a dejar los vitales asistentes guardando el sitio. De esta forma, los jugadores optarán muchas veces por una espacio de acción no tan beneficioso a priori con tal de no regalar un jugoso turno extra, dejando a su vez un asistente en el espacio queque se abandona para intentar darle la vuelta a esta dinámica y que sea ahora uno de los rivales quien nos regale ese valioso turno adicional.

Desgraciadamente esta pequeña vuelta de tuerca tiene un inconveniente importante si no se procede con orden. Me refiero al hecho de que el flujo de turno se esté rompiendo constantemente. Más de una vez los jugadores se confundirán e intentará jugar el siguiente al que está ejecutando una acción de expulsión. Es por ello fundamental utilizar el marcador de jugador activo y no pasarlo hasta que el jugador expulsado finaliza con su acción de regalo. De esta forma se vuelve a generar el típico baile de peones tan característico de Vinhos y Kanban, aunque aquí sucede por el motivo contrario, intentar no beneficiar a los rivales.

El sistema de retrasar el marcador de influencia recuerda mucho a Brass (aquí su tochorreseña) y su sistema para solicitar préstamos. En el juego de Wallace los ingresos vienen indicados en un track de casillas y, al solicitar un préstamo, este marcador se retrocede hasta la siguiente casilla en la que hay un cambio de color de fondo. De esta forma, habrá momentos en los que será más interesante el realizar una acción completa en una acción de expulsión y otros en los que será especialmente doloroso por tener que bajar un nivel completo.

Detalle de Colonia de Artistas
Detalle de Colonia de Artistas

Otro factor que potencia este baile son los elementos disponibles en los distintos suministros: los espacios del mercado internacional, los contratos y las firmas de los distintos artistas. Saber posicionarse adecuadamente para tomar elementos que vayan en consonancia con la estrategia seguida por el jugador es fundamental para optar a la victoria. Tomar obras de arte y no coger cartas de contrato consonantes o tomar losetas de renombre para las que no potenciamos el elemento puntuado es sinónimo de derrota. Con esto quiero mostrar que el juego tiene una importante carga de planificación, de tener las cosas claras a la hora de elegir y no dejarse llevar por elementos superfluos.

El problema de llevar esta política a rajatabla es que choca frontalmente con el tener que estar adaptándose casi de forma constante a lo que ofrece el tablero en cada turno. Hay que hilar muy fino.

Tal vez la mayor ventaja de The Gallerist sobre las otras dos obras más reconocidas del autor portugués es que, conceptualmente puede parecer menos exigente. No quiero que se me malinterprete, The Gallerist es, al igual que Vinhos y Kanban, un juego muy complejo, lleno de normas, excepciones, algún que otro minijuego. Todo perfectamente hilado y con una explicación temática, pero no por ello fácil de asimilar. Sin embargo, en lo que si se diferencia de sus hermanos es en la cantidad de acciones que un jugador ejecuta durante la partida es mucho mayor, de forma que, a medida que está de desarrolla, los jugadores asientan conceptos y finalizan esa primera vez con la sensación de que han comprendido como se juega. Obviamente un jugador experimentado no dejará títere con cabeza, pero al menos la frustración no será tan elevada como en los juegos anteriormente mencionados al finalizar la partida en tan pocas rondas.

El diseñador portugués nos tiene acostumbrados a una influencia del azar prácticamente nula, y The Gallerist no es una excepción. Existe bastante aleatoriedad en la preparación en cuanto a los artistas que entran en la partida, las obras para la subasta final o las fichas de renombre. El único elemento en el que la suerte nos puede jugar una mala pasada es el suministro de contratos en caso de necesitar uno concreto y que este ni esté ni aparezca al rellenar. Momento para maldecir a los hados. Pero no suele ser lo habitual.

Así pues, The Gallerist es una muesca más en el revolver del diseñador portugués siguiendo el estilo marcado por sus dos anteriores títulos, esto es, juegos complejos pero que implementan de forma más o menos adecuada todos los pormenores del proceso productivo implementado.

De hecho, esta buena implementación temática suele servir de guía a la hora de asimilar los complejos y, a veces, inconexos conceptos. Y otro de los pequeños problemas que le veo a The Gallerist respecto a los otros dos títulos es que el proceso productivo no gira en torno a un elemento tangible como pueden ser los vinos o los coches. Especular con arte es un tema que requiere un poco más por parte de los jugadores a la hora de enlazar los distintos elementos que hay en juego. Afortunadamente, como ya hemos comentado, la curva de entrada no es tan dura porque tenemos tiempo a ejecutar cada acción más veces,ya sea por colocación o por expulsión.

Detalle de Plaza
Detalle de Plaza

Un claro ejemplo de esto son los visitantes y las distintas ventajas que proporcionan en función de su ubicación. Si se encuentran en el interior de la galería potencian las acciones de bonificación de influencia y/o ingresos,mientras que si se encuentran en el vestíbulo permiten ocupar espacios del mercado internacional. En este último caso, si realizamos esta acción, algún visitante deberá abandonar el vestíbulo y volver a la plaza. Seguramente hay una explicación temática que hace que todo encaje al milímetro, pero con el despliegue que hay en la mesa es difícil intuir el por qué de estas decisiones de diseño.

La interacción se mantiene en los niveles habituales de los juegos del diseñador portugués. Por ejemplo, ese elemento competitivo en las mayorías, que tiene su reflejo en las ferias de Vinhos, aunque aquí solo ocurre una vez en toda la partida y no es algo tan determinante.

Otro elemento a favor sobre los juegos anteriores es la rejugabilidad, que en el juego que hoy nos ocupa es ligeramente superior, especialmente gracias a las fichas de renombre, que permiten obtener monedas en función del desarrollo de diversos elementos. Podríamos decir que es un concepto similar al de las cartas de meeting de Kanban, pero con la ventaja de que tenemos toda la partida para optimizarlos, y no sólo unos pocos turnos hasta que el meeting se produzca. De todos modos recordaros que estos juegos requieren de una buena cantidad de partidas para asimilar como encaja todo, por lo que nada más que en aprendizaje ya emplearemos más tiempo que en juegos más convencionales.

Respecto a la escalabilidad, nos encontramos con matices contrapuestos. Por un lado, como mejor funciona el juego es a 4 jugadores, ya que va a ha en una disputa constante por los elementos del tablero y el desarrollo de los artistas va a ser importante. Sin embargo, que haya cuatro jugadores provoca un enfangamiento máximo del flujo de la partida, ya que cada

dos por tres estaremos alterándolo con acciones de expulsión y no errar a la hora de retomar el orden natural es complicado. A cuatro resulta farragoso. Afortunadamente y a diferencia de Vinhos y Kanban, a 2 jugadores el diseño funciona más que aceptablemente. Es cierto que los artistas van a desarrollarse menos al entrar menos obras en circulación, pero esto no provoca un descenso en la calidad de la experiencia de juego,con la ventaja de que el maremágnum del orden de turno queda muy atenuado, ya que lo único que pasará en una acción de expulsión es que el jugador expulsado disfruta de este turno adicional y, a continuación, de su siguiente turno estándar. Si solo somos dos en la mesa, el mejor Lacerda sin duda.

Inserto
Inserto

Un tema importante a la hora de sacar un Lacerda a la mesa es el tema de la preparación de la partida. Normalmente implican desplegar una cantidad importante de elementos sobre el mesa, y The Gallerist no es una excepción. Esos 10 minutillos ordenando elementos no nos los quitará nadie. Al menos, como gran avance respecto a Vinhos y, especialmente Kanban, apenas tiene mantenimiento (gracias a no estar estructurado en rondas), por lo que tendremos la sensación de que el entreturno es menor. Además, para facilitarnos la vida con la simbología, que en este caso si es más importante que en los otros dos juegos mencionados, dispondremos de unas magníficas hojas de referencia donde queda todo explicado con claridad meridiana.

Pasemos a la edición, probablemente el aspecto más polémico del juego. Cuando uno escucha hablar sobre juegos sobreproducción suelen venir a su mente juegos que abusan del plástico para ambientar algo que podría funcionar con cubos de madera. Sin embargo, en The Gallerist se abusa directamente en calidad de los materiales y en tamaño de los mismos. El cartón es de un grosor nunca visto. Para que os hagáis una idea, elementos como los tickets tienen un grosor equivalente a dos losetas de Carcassonne pegadas. Los peones también poseen un tamaño desproporcionado que choca con el tamaño de los meeples (asistentes y visitantes) con unas dimensiones más reducidas de lo normal. Las monedas también son generosas. Incluso de incorporan unos caballetes de madera con el único fin de exponer las obras a subastar al final de la partida. Es casi pornográfico. Obviamente, este nivel de producción se asume en el coste de la copia, convirtiéndolo casi en prohibitivo. Y es que uno no puede embarcarse en un juego de este tipo a ese precio si no sabe si le va a gustar. El reglamento es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Todo perfectamente ordenado y remarcado. Y como apoyo, unas hojas de referencia que son una auténtica maravilla. También hay que destacar el magnífico inserto en el que queda todo perfectamente recogido dentro de la enorme caja, en la que queda poco aire, por cierto.

Las ilustraciones de Ian O’Toole encajan perfectamente con el tema del juego. Elementos a sépticas y minimalistas con unos tonos cuasi-pastel que conforman un cl junto muy agradable a la vista. Y el detalle de incluir obras de artistas reales es un punto.

Detalle de Mercado Internacional
Detalle de Mercado Internacional

Y vamos cerrando ya. The Gallerist es un juego reconocible de Vital Lacerda, esto es, un sistema de producción en el que los jugadores deben generar plusvalías de la forma más eficiente. Colocación de trabajadores y set collection con una pizca de especulación son las tres patas de este banco. Excluyendo a CO2, puede ser su diseño con una curva de entrada más relajada (no por ello poco empinada). Su punto negativo más importante es que, en partidas de más de 2 jugadores, el flujo de la partida se atranca debido al original concepto de las acciones de expulsión. Aun así es un gran juego que continúa la tendencia de los títulos anteriores. Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

8 comentarios en “Reseña: The Gallerist”

  1. Muy byena reseña misutmeeple!

    Me encanta este juego. Los turnos van muy rápido y escala bastante bien. El Vinhos me gusto un poco más. Ahora a leerme los reglamentos de Kanban y CO2,, y a ver si me sigue enamorando Vital con sus diseños.

    Una pequeña errata al final de la reseña, ” el flujo de la partida se encanta “

    Responder
  2. Excelente reseña una vez más. Este juego me entristece, pues lo recibí con mucho hype como regalo de cumple y me encanta jugarlo, pero a mis compis no les llama la atención ni el tema, ni la dureza ni la duración del susodicho… así que a chupar estantería. Me han llegado a decir que es demasiado complejo para lo que ofrece, pero yo creo que la mecánica es sencilla: voy ahí, pago si debo y, hago acción. Las consecuencias entre unas acciones y otras son lógicas y las cositas raras que recordar se pillan en pocos turnos. En cuanto al precio… pues sí, es muy tocho, una obra de arte en sí misma en cuanto a componentes que igual no eran necesarios. Como a mi me lo regalaron entre muchos nos dolió poco a todos.

    PD: Esta vez la foto de componentes con escuadra y cartabón la estimo en unos… 40 minutos. Se nota recia 😉

    Responder
  3. Fantastica reseña de un juegazo pero como todos los del señor Lacerda, va dirigido a un publico muy concreto, desde luego no es un filler, y si tienes claro que vas a estar unas 3 horas de juego dandole vueltas al coco para optimizar tus puntos entonces es muy probable que te guste.

    Gracias por la reseña, genial 🙂

    Responder
    • Lo de las 3 horas es deleitandose mucho en las acciones, no? :P. Lo normal es ventilar de la partida en 2 horitas o menos (a 2 en una hora listo). Siempre suponiendo que no hay explicación al comienzo para nuevos galeristas :p

Responder a SPang Cancelar la respuesta