Reseña: Potion Explosion

Introducción

¡Llegó la hora del examen final de Elaboración de Pociones! Las reglas son las de siempre: coge una canica de ingrediente del dispensador, y observa cómo caen el resto de las canicas. Si logras conectar canicas de un mismo color, explotarán… ¡y también podrás quedarte con esas canicas! Elabora tus pociones utilizando las canicas que has conseguido, y úsalas para desatar sus efectos mágicos. Pero recuerda que, para ganar el Premio al Estudiante del Año, no es suficiente con ser rápido, ¡también debes elaborar las pociones más valiosas! ¡Buena suerte!

Portada
Portada

Así se nos presenta este Potion Explosion, un diseño de Stefano Castelli (Bomarzo), Andrea Crespi (Apollo XIII) y Lorenzo Silva (Dungeon Fighter o Horse Fever). El juego se publicó por primera vez en 2015 por Ghenos Games, teniendo ediciones paralelas en diversos idiomas. De las ilustraciones se encarga Giulia Ghigini, quien ya trabajó en otros títulos como Horse Fever, Dungeon Fighter o Sheepland.

El juego se encuentra publicado en nuestro país por Edge Entertainment, aunque es completamente independiente del idioma (a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos. El precio de compra recomendado es de 34,95 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en español de Edge Entertainment.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,1 cm. (caja cuadrada estándar tipo Ticket to Ride o Catan), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Dispensador de Elementos (varias piezas ensambladas) (de cartón)
  • 80 Canicas de Ingredientes (de vidrio)
  • 64 Losetas de Poción (de cartón)
  • 15 Fichas de Mérito (de cartón)
  • 18 Fichas de Ayuda del Profesor (de cartón)
  • 4 Escritorios (de cartón)
  • Marcador de Jugador inicial (de cartón)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Potion Explosion es un juego de habilidad visual en el que los jugadores deberán completar unas pociones cuyos ingredientes (canicas) se encuentran en un dispensario. Al tomar una canica, si chocan dos o más del mismo color, también serán tomadas (así como todas las posibles reacciones en cadena). Las pociones, una vez completadas, proporcionan puntos y efectos diversos.

 

Conceptos Básicos

Empecemos con los Ingredientes. Estos se representan mediante canicas de cuatro colores: rojo (humo de dragón), negro (moco de ogro), azul (lágrimas de unicornio) y amarillo (caspa de hada).

Ingredientes
Ingredientes

Estos ingredientes se utilizarán para componer Pociones. Estas pociones poseen dos caras:

  • El anverso, donde se indica la receta de la poción con una serie de pequeños huecos en los que colocar canicas. Estos huecos se dividen en una serie de bandas de colores correspondiente al de los ingredientes que deben ser colocados. Algunas muestran una pequeña estrella señal de que son pociones iniciales.
  • El reverso muestra la poción ya conformada (con su color característico).
  • En ambas caras se muestran los puntos de victoria que proporciona la poción completada y el símbolo correspondiente al efecto que aplica cuando la poción es usada.
Recetas
Recetas

Los ingredientes se colocarán en un Dispensario con forma de cajón que dispone de 5 rampas por la que las canicas caen, formando 5 columnas con una ligera pendiente descendente. Los jugadores irán tomando ingredientes de este dispensario, de forma que, cuando choquen canicas de un mismo color, se genere una reacción en cadena, pudiendo tomar todas esas canicas.

Dispensador
Dispensador

Los jugadores dispondrán de un Escritorio en el que tendrán dos pociones en preparación al comienzo de su turno, así como una reserva de ingredientes donde podrán almacenar hasta 3 canicas.

Escritorio
Escritorio

Las Fichas de Merito son premios que recibirán los jugadores al conformar varias pociones de un mismo tipo o varias pociones de distinto tipo. Además, determinan la duración de la partida.

Fichas de Mérito
Fichas de Mérito

Por último, las Fichas de Ayuda del Profesor son una pequeña penalización en forma de puntos que los jugadores reciben a cambio de poder obtener un ingrediente extra durante su turno.

Fichas de Ayuda del Profesor
Fichas de Ayuda del Profesor

Con esto tenemos suficiente.

[preparación]

  1. Se separan las pociones según su tipo. De los 8 tipos, se escogen 6 para la partida. Los otros dos se devuelven a la caja.
  2. De cada tipo de poción se separan las pociones iniciales (marcadas con una estrella). Estas se mezclan y se disponen sobre la mesa el doble del número de jugadores en la partida.
  3. Se elige al jugador inicial y se le entrega el marcador correspondiente.
  4. Comenzando por el jugador inicial y continuando en el sentido de las agujas del reloj, los jugadores eligen una primera poción de las apartadas. A continuación, se repite el mismo proceso para tomar una segunda poción.
  5. Cuando todos los jugadores dispongan de sus dos pociones iniciales, se mezclan el resto de pociones y se forman 5 pilas con la cara de la receta visible.
  6. Se crea una reserva con las fichas de ayuda del profesor y fichas de mérito.
  7. Se forma una pila de fichas de mérito separada del resto en función del número de jugadores:
    • 2 Jugadores: 4 fichas
    • 3 Jugadores: 5 fichas
    • 4 Jugadores: 6 fichas
  8. Por último, se coloca el dispensador en el centro de la mesa y se sueltan las canicas en la parte superior, de forma que todas entren en alguna de las cavidades.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Potion Explosion consta de un número indeterminado de rondas hasta que se cumple la condición de finalización.

En su turno, el jugador procede de la siguiente forma:

  1. Elige un ingrediente del dispensador, de cualquiera de las 5 columnas y 8 filas (no se puede coger el ingrediente que se ve parcialmente).
  2. Tras tomarlo del dispensador, si las canicas que chocan son del mismo color, se produce una reacción en cadena, de forma que también toma todas estas canicas.
    • Pueden suceder varias explosiones encadenadas.
  3. Con los ingredientes en la mano, los jugadores colocan las canicas en las pociones. Se admiten las siguientes posibilidades:
    • Colocar un ingrediente directamente en una poción (en el color correspondiente).
    • Colocar un ingrediente de la reserva en una poción (en el color correspondiente).
    • Colocar un ingrediente en la reserva.
    • Permutar un ingrediente de la mano con uno de la reserva si esta se encuentra llena.
  4. Si una poción es completada, se devuelven todas las canicas al dispensario (por la parte de arriba) y se voltea, estando disponible para su uso (incluso inmediatamente).
Pociones
Pociones

Antes o después de tomar la canica correspondiente al turno del jugador, se puede pedir ayuda al profesor. Esto permite al jugador tomar una canica adicional a cambio de recibir una ficha de ayuda del profesor, que restará dos puntos al final de la partida. Sin embargo, no se producirán explosiones por esta vía, aunque choquen canicas de un mismo color.

Durante su turno, antes o después de tomar la canica correspondiente al mismo, un jugador podrá utilizar cuantas pociones crea conveniente de las que tiene completadas. Tampoco se generan explosiones por esta vía, aunque choquen canicas de un mismo color.

Si un jugador completa la tercera poción de un mismo tipo o consigue completar pociones de 5 tipos distintos, recibirá una ficha de mérito de la pila (no de la reserva).

Si el jugador sigue teniendo ingredientes en la mano que no puede colocar en ningún sitio (los espacios de las pociones por completar no son del tipo correspondiente y/o la reserva está llena), deberá devolver dichos ingredientes al dispensario.

Por último, si el jugador ha completado alguna poción deberá rellenar los huecos de su escritorio tomando nuevas pociones de alguna de las cinco pilas del suministro. Sobre estas nuevas pociones no se puede actuar, esto es, no se pueden trasvasar ingredientes de la reserva o utilizar pociones.

Detalle Dispensario Raíles
Detalle Dispensario Raíles

 

Fin de la Partida

La ronda final es aquella en la que la pila de fichas de mérito se agota o se agota la reserva de pociones. La ronda se completa (todos los jugadores deben disfrutar del mismo número de turnos), y se procede a la evaluación final. Los jugadores anotan:

  • Los puntos indicados en las pociones completadas (las incompletas no puntúan).
  • Los puntos de las fichas de mérito que hayan conseguido.
  • Restan los puntos de las fichas de ayuda del profesor que posean.

El jugador con más puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, por orden de turno entre los jugadores empatados, toman una canica del dispensario intentando generar la reacción en cadena más poderosa. El jugador que as canicas consiga tomar con este movimiento será el ganador.

Jugador Inicial
Jugador Inicial

 

Opinión Personal

Bien, hoy analizamos uno de esos juegos que tiran de aspecto visual para entrarnos por los ojos y de elementos con los que los participantes interactúan mediante el contacto. Alguno podría pensar que nos encontramos ante un nuevo título de agilidad. Y en cierto modo es así, pero no agilidad física, sino mental. Vamos a ver qué tal funciona este Potion Explosion.

Detalle suministro de Pociones
Detalle suministro de Pociones

A falta de novedades mecánicas, últimamente los juegos intentan encontrar otras vías para sorprendernos. Y de un tiempo para acá, los eurogames han sufrido una evolución a nivel de producción importante en este aspecto. Muchos elementos visuales que llamen nuestra atención con un primer vistazo ante lo que podría parecer algo distinto a lo visto anteriormente. Ejemplos tenemos unos cuantos: Colt Express (aquí su tochorreseña) o Steam Park (aquí su tochorreseña). Todos englobados dentro de lo que serían familiares apañados.

Por otro lado, estaba tardando en salir al mercado un título que intentase implementar en mesa uno de los fenómenos de los últimos tiempos. Es complicado encontrar una persona que no haya al menos probado el gran éxito del mundo de los videojuegos que es Candy Crush Saga. Un juego que en si no es original (reimplementa al Bejeweled, el famoso Diamantes que podíamos jugar incluso en el desaparecido Messenger). Es difícil explicar las sensaciones, pero diría que la satisfacción que obtenía al lograr pasar un nivel en el que llevaba atrancado semanas me mantenía intentándolo continuamente. Además, con un sistema de dosificación muy inteligente, ya que, por un lado, evitaba el abuso del juego al limitarte el número de partidas en un determinado intervalo de tiempo y, a su vez, era una potente vía de negocio para los impacientes que preferían pasar por caja antes de tener que bombardear a sus colegas de red social para obtener una nueva dosis.

Pero toda esta parafernalia no sería efectiva si el juego en sí no fuese entretenido. Esa combinación de puzles y combos con reacciones en cadena te capturaba desde el primer nivel. Y es esa idea la que se ha intentado captar en este juego.

Así nos encontramos con el elemento estrella del juego, el dispensador, donde mediante piezas de cartón ensambladas encontramos unos railes por los que unas canicas se dispondrán en columnas y los jugadores tendrán que interactuar con él.

Es cierto que ya ha habido algún que otro juego que ha utilizado un elemento similar, como The Secret of Monte Cristo (aquí su tochorreseña), pero en esta ocasión si tiene el peso suficiente como para justificar su uso.

Detalle Dispensario Ingredientes
Detalle Dispensario Ingredientes

¿El objetivo? Ser el alumno más eficiente componiendo diversas pociones que requieren de determinados ingredientes (las canicas anteriormente mencionadas), tanto en tipo (hay cuatro posibles) como en cantidad.

La mecánica es tremendamente sencilla. En tu turno, coges cualquier canica de las disponibles en el dispensario y, si las dos canicas que flanqueaban a la extraída son del mismo color, se produce una reacción en cadena, que nos permite tomar, de forma adicional, este grupo de canicas del mismo tipo, pudiendo volver a suceder lo mismo. Así, los jugadores con mejor vista no pararán de coger canicas hasta que choquen dos de un mismo color (o hasta que no queden canicas en la columna correspondiente).

Los jugadores dispondrán siempre al comienzo de su turno de dos pociones por completar, por lo que, para optar a la victoria, habrá que elevar al máximo el ritmo de fabricación de las mismas, esto es, intentar completar las dos pociones en cada turno. Por cada poción que se nos quede colgada para el turno siguiente, será una oportunidad perdida que podrán aprovechar nuestros rivales para adelantarnos y dejarnos atrás.

Y es que el juego no deja de ser una carrera por ver quien hace más pociones, y las fichas de mérito que premian a los más veloces en conseguir un determinado número de pociones así lo atestiguan.

Ser el más eficiente no significa únicamente conseguir el máximo número de canicas posible en tu turno, sino elegir con cabeza qué pociones vamos a intentar conformar a partir del siguiente turno. Digo esto porque hay que ser conscientes de que es harto complicado conseguir un número elevado de canicas de un mismo color. Rara será la ocasión en la que, simplemente extrayendo un ingrediente del dispensario y las sucesivas reacciones en cadena, obtendremos 4 canicas de un mismo color. Por esto, no es nada recomendable tomar pociones que exijan ingredientes similares, ya que estaremos generando un pequeño cuello de botella en nuestro desarrollo. Hay que diversificar.

Detalle Escritorio
Detalle Escritorio

Pero, por muy bien que elijamos las pociones, si nuestra capacidad visual para reconocer patrones no está bien entrenada, sufriremos ante rivales que son capaces de ver a La Mujer de Rojo en Matrix.

Por si esto no fuese suficiente, el juego nos permite elevar de forma importante el número de posibilidades en un turno gracias a la ayuda del profesor, que no es más que retirar una canica adicional a cambio de dos puntos negativos. Pero es que esta canica adicional puede suponer la diferencia entre un turno paupérrimo y un turno en el que no tengamos manos suficientes para sujetar las esferas de cristal.

Con esto lo que quiero intentar transmitir es que nos encontramos ante uno de esos juegos en los que los titanes del análisis-parálisis suelen regodearse, analizando opciones hasta encontrar la óptima. No llega a los niveles de Five Tribes (aquí su tochorreseña), pero es una sensación parecida, ya que el resto de jugadores no pueden hacer absolutamente nada en el entreturno, pues a saber cómo les llega el dispensario. Y este es un juego que, bajo ningún concepto, debería jugarse a trompicones, porque no pasa de entretenimiento.

Esto se debe al bajo nivel de interacción. Es cierto que hay una poción que permite robar a otro jugador canicas de su reserva y que es bastante fastidiosa, pero el resto de pociones simplemente ofrecen vías alternativas para obtener ingredientes del dispensario. Nuestra partida la desarrollaremos prácticamente en solitario, y solo estaremos pendientes del resto de jugadores para ver como consiguen reacciones en cadena poderosas o consiguen fichas de mérito por agrupar pociones. Se echa en falta más pociones que permitan poner palos en la rueda al resto de rivales.

Sin embargo, este no es el peor de los males de Potion Explosion. Si lo es la corta vida que puede tener el juego. Es cierto que, conceptualmente, alguno podría incluso hablar de un filler sobreproducido, Pero vendiéndosenos como un familiar, uno espera que, ante tal despliegue, el juego soporte un numero de partidas aceptable. Si un juego no ofrece alternativas en su desarrollo mediante interacción, lo tiene que hacer mediante la preparación y/o el azar. Y en este caso tenemos únicamente una pizca de ambos.

Por un lado, la suerte solo influirá de cara a como nos quede el dispensario cuando llegue el turno de actuar o a la hora de tomar pociones y que en ninguna de las pilas haya disponible el tipo de brebaje que necesitamos para optar a una nueva ficha de mérito.

Y por otro, la variabilidad de opciones viene determinada por las configuraciones de pociones que podemos tomar para formar el suministro. Disponemos de 8 tipos de pociones, de los cuales escogeremos 6 para cada partida. Esto nos da una falsa sensación de rejugabilidad, ya que de una partida a otra parece que tendremos desarrollos diversos. Pero, como he dicho anteriormente, la mayoría de pociones únicamente ofrecen una vía alternativa para obtener ingredientes. Independientemente de las pociones elegidas, las sensaciones y las formas de proceder serán las mismas.

Detalle Pociones
Detalle Pociones

En este sentido los diseñadores tendrían que haber tomado nota de otra de las claves del éxito de Candy Crush, y es la enorme cantidad de niveles distintos que nos obligan a variar sutilmente la forma de jugar. No descartemos una expansión que añada más elementos. Pero yo solo la vería interesante si de verdad altera la forma de afrontar la partida en cada ocasión, aunque sea ligeramente.

Como buen multisolitario que es, el juego escala perfectamente. En cualquiera de sus configuraciones tendremos sensaciones parecidas. Simplemente hay que asegurarse de que, si en mesa somos el número máximo, no tener a participantes que se lo piensen demasiado y destrocen la experiencia de juego. Como digo, absolutamente prohibido entorpecer el ritmo.

Con todo, el diseño me parece interesante y las primeras ocasiones resulta muy agradable de jugar. De esos títulos a los que no le dices que no si te lo sacan a mesa, pero que, a la hora de sopesar si adquirirlo, seguramente prefieras jugar con la copia de un colega.

No quiero dejar pasar la oportunidad de comentar el original sistema de desempate (igualdad a la que es díficil llegar), mediante una ultima jugada intentando optimizar el número de canicas obtenidas. Pero, a pesar de ser algo distinto, no deja de ser injusto, ya que depende bastante de la suerte el como le llegue a cada jugador el dispensador.

La edición es un aspecto capital en este tipo de juegos, y Potion Explosion no defrauda, aunque tiene algunas sombras. La primera de ellas es el cartón utilizado para los componentes, de un grosor aparentemente aceptable, pero que, en algunos casos, se antoja insuficiente. Me refiero al dispensador. Teniendo en cuenta que va a soportar un peso considerable, habría sido conveniente el uso de láminas de mayor gramaje. Y no solo por el uso, sino también por el ensamblaje. El dispensador difícilmente va a mantener su estructura si no lo aseguramos de alguna forma (yo le pongo un par de gomas de pollo al guardarlo en la mesa). La otra solución es aplicar pequeñas gotas de pegamento para fijar de forma definitiva la estructura, pero eso va en contra de mis principios. Tendrían que haber utilizado un cartón como el que en su día se empleó en The Secret of Monte Cristo (con un dispensador de canicas, estas mucho más grandes y pesadas). Las canicas es otro de los puntos débiles. Cuando abrimos el juego por primera vez, difícil será que alguna de las esferas de vidrio no venga con alguna lasca de pintura levantada que pueda impedir un correcto desplazamiento por el dispensador. Afortunadamente, el juego incluye una pequeña bolsa con canicas de repuesto para sustituir las que puedan perderse y/o estropearse. Aunque tener que tirar de este recurso nada más abrir la caja… Mención aparte merece el inserto, que permite almacenar el dispensador sin necesidad de desmontarlo y con la seguridad de que no va a sufrir aplastamiento por ningún elemento. Por último, el reglamento explica todo de forma más o menos clara, aunque el orden en el que se desarrolla un turno pueda quedar algo confuso en algunos puntos.

Las ilustraciones es otro de los puntos remarcable del juego. Esa portada con el típico profesor chiflado o las losetas de pociones tienen un aspecto que encaja perfectamente con el tono del juego y que en un primer instante resulta muy atractivo. A destacar las pociones completadas, la mayoría con un aspecto único y que encaja “más o menos” con el efecto de la misma (aunque hay un par de parejas de tipos muy similares entre ellas). Otra pequeña pega es que, en su cara de receta, las pociones son difíciles de distinguir unas de otras. Solo se diferencian en el tapón y en el pequeño símbolo correspondiente al efecto. Un borde coloreado o algo similar habría estado bien para una rápida identificación.

La preparación del juego tiene un pequeño momento de engorro, que es mezclar las pociones. Debido a esa forma peculiar y bien escogida para las losetas, mezclarlas se convierte en una misión casi imposible, teniendo que recurrir al método de desparramar las pociones sobre la mesa e ir formando las pilas tras un buen meneo. También es ligeramente fastidioso el momento de volver a echar canicas al dispensario y que algunas se empeñen en intentar entrar por una vía que ya está completa. Problemas del primer mundo. No son fallos que estropeen la experiencia de juego, pero molestan ligeramente. Lo malo es que, por mucho que le doy vueltas, no creo que hubiese una opción alternativa que mejorase la situación. Así que creo que el resultado ha sido el mejor posible.

Detalle Dispensario
Detalle Dispensario

Y vamos cerrando. Potion Explosion es un familiar con una buena idea de base pero que se diluye demasiado rápido en el tiempo. La idea de tomar canicas y producir reacciones en cadena resulta vistosa y llamativa, pero esta sorpresa dura un suspiro. Es cierto que las partidas siempre van a resultar entretenidas, pero no deja de ser un filler sobreproducido en el que tomas dos pequeñas decisiones en cada turno. Además, hay que tener cuidado con sacárselo a jugadores demasiado analíticos si no queremos pasar por una experiencia traumática. Lo podemos añadir a ese gran conjunto de juegos que tienen su pequeño tirón cuando salen al mercado pero que, en pocos meses, caerá en el olvido.

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

13 comentarios en “Reseña: Potion Explosion”

  1. Hola Iván.

    Creo que hay un error en la explicación de como se juega.
    Nunca se pasan ingredientes de la reserva a la poción salvo que los intercambies con los de la mano. O sea solo se pueden colocar los de la mano. O también si usas una poción para ello.
    Es un error común, que ya comentamos en nuestro grupo de juegos del club y creo que lo interpretamos bien.
    A ver que opinas?

    Saludos.

    Responder
    • Yo también comencé a interpretar la regla de esta forma, pero la nota que hay en el apartado de fin del turno me hace dudar y me decanto por mi opción. Pone:

      “No puedes mover ingredientes desde tu reserva a pociones que acabes de coger, pues tu turno ha finalizado”. Lo que me lleva a interpretar que en mi turno si puedo moverlas,y no necesariamente intercambiando.

      Creo que el espíritu de la norma del intercambio hace incapie en que los ingredientes de la reserva no están bloqueados, como sí lo están los de las pociones.

      En la BGG no dice nadie nada. Vuestra interpretación es propia o teneis algún tipo de confirmación oficial?

      Saludos!

    • De hecho, en el ejemplo que viene de colocación, se trasvasan ingredientes directamente, sin que tenga que haber permuta obligatoria (aunque finalmente la haya), pero se hace en dos pasos aparentemente.

    • Habrá que mirarlo bien, no tengo a mano las reglas (I’m working) pero la interpretación que hemos hecho al menos le da más dificultad al juego. Demasiado fácil poder coger cuando quieras de la reserva los ingredientes y usarlos.
      Lo que dices del fin de turno, es lógico, ya que cuando has terminado de poner ingredientes, activar pociones, etc… se considera acabado el turno y es cuando coges pociones si te faltan en los quemadores.

    • Coincido en que con vuestra interpretación se eleva la dificultad, pero se desvirtúa el propósito de la reserva, que no es más que servir de almacén.

  2. Yo estoy de acuerdo con la interpretación de Ivan. Por confirmar, me he ido al manual en inglés (estas dudas suelen salir de la traducción de ciertos verbos) y en el párrafo pone:

    During your turn, you may freely move Ingredients between your Pool and your hand.

    Con lo que sí que tiene pinta que puedes mover libremente los ingredientes sin necesidad de intercambiarlos por otros.

    Aparte de esto, genial reseña, como todas 🙂

    A mi de momento me encanta el juego pero es verdad que solo llevo 4 partidas y le vendría bien más variedad de pociones.

    Saludos!

    Responder
  3. Este fin de semana en la Hobbycon Coruña pude probar este juego y curiosamente a todos los jugones nos sorprendió para bien pues esperabamos el típico de 1 partida y nunca más y al final me parece perfecto para introducir al hobby a los más reticentes y que incluso puede provocar A-P en las últimas ronda si buscas el combo definitivo.

    Responder
  4. Ivan creo que no interpretasteis bien la regla y condiciona bastante la forma de jugar, ademas de hacee desaparer la gracia del puteo pues las reservas siempre estan vacias y por tanto inutilizas la pocima de robar las canicas que estan en la reservas. Ademas, jugando asi se facilita en exceso la elaboracion de las pocimas. El reglamento, que lo tengo delante, deja bien claro para que es la reserva: reserva: puedes intercambiar libremente ingredientes que haya en tu reserva con ingredientes que tengas en la mano. Por cierto, para jugar en familia es de lo mejor a lo que he jugado. En esta clasificacion es un juego de sobresaliente.

    Responder
    • No se si has leído los comentarios. Yo tengo muy claro que dicha norma lleva a confusión, porque lo que quiere indicar es que las canicas de la reserva no son fijas y pueden ser descartadas si se sustituyen por otras que tengas en la mano. Que no es obligatorio hacer una permuta de ingredientes en la reserva para poder utilizar un ingrediente de esta queda patente en dos partes del reglamento:
      – En el propio ejemplo de cómo rellenar una poción. Te indica que en la mano tiene 4 rojas y 3 negras, mas 2 azules en la reserva. En la pocion pone directamente 1 azul de su reserva y 1 roja de su mano (ya solo queda 1 azul en la reserva). Luego indica que le gustaría quedarse con las 3 negras, por lo que coge la azul, permuta y la tira porque no puede ponerla en ningún sitio).
      – En el apartado de final del turno indica que en pociones que se acaben de robar no se pueden rellenar con canicas de la reserva ya que el turno del jugador ha terminado, lo que indica que en tu turno SÍ puedes.

      Dicho esto, precisamente interpretar la regla de esta forma convierte a la pocion de robar en extremadamente poderosa, ya que con casi toda seguridad te asegura 3 canicas. Pociones que te permitan 3 o mas canicas son pocas y siempre de forma circustancial. La pocion de robar se usa en momentos puntuales, cuando ves que alguien tiene reserva (algo que pasa constantemente). Vamos, jugando así nadie se ha quejado de que no puede utilizar la pocion de robar porque todos tienen la reserva vacia.

      Piensa que si la norma fuese como dices, tras un par de turno TODOS tendrían la reserva llena. Y yo a esto le veo menos sentido. Ya lo he discutido con varios compañeros y hemos llegado a la conclusión de que es como lo estamos interpretando. Además el poder utilizar la reserva de esta forma permite planificar qué pociones tomar al rellenar, ya que ya partes con unas cuantas canicas para el siguiente turno (si no te las quitan).

      Saludos!

  5. Hola.

    Tengo una pregunta que no se aclara en ningún tutorial del juego.

    Cuando cuentas las pociones para obtener los puntos de mérito: tres del mismo tipo, o cinco de tipos diferentes; puedes repetir una poción, es decir: si tienes cinco diferentes, ¿para obtener las tres iguales, sólo necesitarás dos más?

    Muchas gracias.

    Responder
    • En los foros de la bgg si indica que si, es decir que son sets independientes y una misma poción puede formar parte de ambos.

Responder a Mordeus Cancelar la respuesta