Reseña: Arboretum

Introducción

¡La vida es hermosa bajo las ramas! Un jardín botánico premiado es el hogar de muchos árboles de colores naturales y gloriosos, y sus visitantes son transportados a un verdadero paraíso en la sombra que ofrece. La creación de un hermoso jardín botánico no es una tarea sencilla, ni el recorrido de los caminos que sus visitantes deben tomar para apreciar adecuadamente tal belleza. ¿Qué variedades va a elegir para maravillar a sus visitantes? ¿Lilas, árboles de arce, o el venerable árbol de magnolia? Debes elegir sabiamente qué árboles plantar y que árboles tener en la mano, ya que este equilibrio determinará finalmente quién entre vosotros ha creado el más suntuoso jardín botánico.

Portada

Así se nos presenta este Arboretum, un juego diseñado por Dan Cassar, cuyo único otro juego publicado es Cavemen: The Quest for Fire. El juego se publicó en 2015 por Z-Man Games (en inglés) y Filosofia Éditions (en francés) dentro de la serie deluxe de juegos de cartas que comparten ambas editoriales. De las ilustraciones se encargan Philippe Guérin (Blueprints, Flick’em Up! u Onirim) y Chris Quilliams (Clash of Cultures, Merchants & Marauders o Archipelago).

El juego no se encuentra editado en nuestro país, por lo que habrá que tirar de importación si se quiere adquirir. Afortunadamente, es completamente independiente del idioma (a excepción del reglamento). Permite partidas de 2 a 4 jugadores, una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de 30 minutos. El precio de compra recomendado es de 19,95 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en francés de Filosofia Éditions.

Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 16,3×11,7×3,5 cm. (caja rectangular pequeña estándar de Z-Man vista en juegos como Parade o Lords of Scotland), nos encontramos los siguientes elementos:

  • 80 Cartas (57,5×89 mm.) (8 de cada especie de árbol)
  • Bloc de Puntuación (de papel)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Arboretum es un juego de cartas en el que los jugadores formarán un bosque mediante cartas colocadas en mesa. Al final de la partida, los jugadores puntuarán por caminos que de cartas en valor creciente que conecten dos de una misma especie, siempre y cuando se hayan ganado el derecho a puntuarla con las cartas que quedaron en sus manos.


Conceptos Básicos

Como juego de cartas, el único elemento tangible que se usa en la partida son las Cartas de Árboles. Estas cartas muestran una de 10 especies distintas con una tonalidad asociada. En las esquinas encontraremos un valor que va del 1 al 8, de forma que cada especie habrá 8 cartas en el mazo.

Todas las Especies
Todas las Especies

El Arboretum será el conjunto de árboles que el jugador irá colocando en su zona de juego. Como veremos en la mecánica, las cartas deberán jugarse de forma ortogonal, esto es, que comparta lado con alguna carta ya colocada (a excepción de la que inaugura el arboreto).

Arboretum
Arboretum

El objetivo de los jugadores será desarrollar Caminos de cartas de valores en progresión. Únicamente se deben cumplir dos requisitos:

  • La primera y la última carta del camino pertenecen a la misma especie.
  • Las cartas que componen el camino poseen valores distintos y crecientes, es decir, que cada carta del camino será de un valor superior al de la anterior.

De esta forma, el camino más largo que un jugador podrá llegar a forma constará de 8 cartas (del 1 al 8). Este camino puede cambiar de dirección las veces que sea necesario y las cartas no tienen por qué ser consecutivas (puede haber saltos en los números). Y también es importante remarcar que un mismo árbol puede ser utilizado en varios caminos.

Especie
Especie

Por último tendremos la mano de cartas del jugador. Al comienzo y al final de cada turno, un jugador siempre tendrá 7 cartas en su mano. Al final de la partida, las cartas que se haya quedado se utilizarán para determinar quién gana el derecho a anotar puntos por cada especie de árbol, aunque no tenga ninguna carta de dicha especie en su arboreto. El único detalle que hay que tener presente es que, si, para una determinada especie, distintos jugadores tienen en sus manos los valores 1 y 8, el 8 pasará a valer 0.

Y con esto tenemos suficiente.


Preparación de la Partida

  1. Se prepara el mazo de juego. En función del número de jugadores deben retirarse especies (las 8 cartas):
    • En partidas de 2 Jugadores se retiran 4 especies.
    • En partidas de 3 Jugadores se retiran 2 especies.
    • En partidas de 4 jugadores no se retira ninguna carta.
  2. Tras esto, se baraja el mazo y se reparten 7 cartas a cada jugador.
  3. Se elige al jugador inicial (según el reglamento, el último en haber regado una planta).
  4. Se coloca una carta bocarriba como pila de descarte inicial delante de cada jugador, a excepción del jugador inicial, que comenzará sin cartas en su pila de descarte.
    • IMPORTANTE: este último paso pertenecía a la primera edición de Arboretum. En la nueva edición no se colocan cartas en las pilas de descarte de los jugadores, con el objetivo de que todos los jugadores puedan disfrutar del mismo numero de turnos. El jugador inicial solo tendrá opción de robar del mazo en su primer turno.

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada
Partida Preparada

Desarrollo de la Partida

Una partida a Arboretum consta de un número indeterminado de turnos hasta que se agote el mazo central.

El turno de un jugador consta de los siguientes pasos:

  1. Robar 2 cartas. Estas cartas se pueden robar del mazo central o de cualquiera de las pilas de descartes de los jugadores, incluida la propia.
  2. Jugar una carta en el arboreto. La primera la coloca el jugador en su zona de juego, mientras que las siguientes deberán ser colocadas adyacentes ortogonalmente a alguna carta ya jugada.
  3. Descartar una carta en la pila de descarte. El jugador deberá elegir una de las 8 cartas que tiene en mano en este momento y colocarla bocarriba en su pila.

Tras esto, el turno pasa al jugador de la izquierda.

Detalle Arboretum
Detalle Arboretum

Fin de la Partida

La partida finaliza al término del turno en el que se ha robado la última carta del mazo central.

Tras esto, se procede a evaluar cada especie de árbol. Los jugadores revelan su mano de cartas y, para cada especie, aquellos jugadores con una suma de valores superior obtendrán el derecho a puntuar dicha especie. En caso de empate, ambos jugadores ganan el derecho a puntuar el camino. Y un detalle importante. Si un jugador tiene en la mano el 8 de la especie que se está evaluando y otro distinto tiene el 1 en su mano, el 8 pasa a valer 0. Si el 1 está en algún arboreto o en la propia mano del jugador no se aplicará este cambio de valor.

Cada camino evaluado proporcionará los siguientes puntos:

  • 1 Punto por cada Carta del camino (máximo 8).
  • 1 Punto adicional por carta si todas son de la misma especie y el camino tiene al menos 4 cartas.
  • 1 Punto si el camino comienza por el valor 1.
  • 2 Puntos si el camino finaliza por el valor 8.

El jugador con más puntos de victoria será el vencedor. En caso de empate, el jugador con más especies distintas en su arboreto alcanzará la victoria. Si aún persiste la igualdad, los jugadores comparten la victoria.

Bloc
Bloc

Opinión Personal

Hoy toca pasar por el escáner de las tochorreseñas un filler que me llamó poderosamente la atención desde que lo vi por primera vez. Un tema peculiar y un aspecto tremendamente atractivo sirven de carta de presentación. Pero ¿habrá satisfecho las expectativas? ¿O nos encontramos ante un nuevo caso de bonito por fuera pero vacío por dentro?

Cuando uno saca un filler de cartas a mesa busca pasar un rato sin más pretensiones que divertirse un poco. Juegos sencillos de decisiones poco transcendentales debido a la poca duración y profundidad del diseño. Pero, de vez en cuando, aparecen títulos que te dejan patidifuso. Juegos que podríamos asemejar a detergentes concentrados: limpian mucho con unas pocas gotas.

Detalle Mano
Detalle Mano

He empezado con este símil porque, si amigos, Arboretum es de los mejores fillers que he probado en los últimos años, así que ya os podréis ir haciendo una idea del sello que os vais a encontrar al final de la reseña. Pero para los que os gusta tragaros estos tochos, vamos a diseccionar este mazo de ochenta cartas.

El objetivo de cada jugador es hacer el arboreto (del latín arboretum, jardín botánico compuesto principalmente de árboles) más valioso. Para ello gestionaremos una mano de cartas de la que tendremos que elegir una para colocar en nuestra zona de juego. Así hasta que se agote el mazo principal de robo (al comienzo de cada turno se toman dos cartas), momento en el que se procede a evaluar cada conjunto de árboles. Se obtendrán puntos por caminos de cartas en progresión (cada carta del camino debe ser de un valor superior, no necesariamente consecutivo, a la de la anterior) en función de la especie, el número de carta y algún que otro condicionante.

Dicho así podría parecer un juego más con set collection y colocación de losetas (cartas en este caso) en el que hay que formar escaleras. Esto es cierto, pero, como la mayoría de fillers geniales, una pequeña idea lo cambia todo. Y esa idea no es otra que tener que ganarse el derecho a puntuar cada especie del arboreto.

Para evaluar qué caminos podrá puntuar el jugador se revelarán las cartas que el jugador posee en su mano al final de la partida. Por cada especie, cada jugador sumará los valores correspondientes, de forma que el jugador con una cantidad mayor será el único que podrá puntuar en esa variedad de árbol. Maquiavélico ¿verdad?

Y no queda ahí la cosa, recordemos que el jugador debe robar dos cartas al comienzo de su turno, ya sea oculta del mazo central o de alguna de las pilas de descarte de los jugadores, teniendo que deshacerse de una vez coloque otra en su arboreto.

Detalle de Partida en Juego
Detalle de Partida en Juego

De esta forma, desde la primera ronda, los jugadores estarán pensando en el final de la partida y tanto jugar una carta como, especialmente, descartar otra, nos provocará un dolor de cabeza constante. Una doble decisión de peso en cada turno. ¿Qué carta jugar? ¿Qué carta descartar? Ambas igual de peliagudas. Ambas igual de reveladoras.

Porque, claro está, en el momento que un jugador comience a desarrollar un determinado camino, el resto de jugadores se relamerán a medida que las cartas de la especie coincidente pasen por su mano. Si importante es ganarse el derecho a puntuar, igual de relevante es evitar que un rival puntúe, incluso a costa de no obtener puntos nosotros mismos.

Entonces, esa mano de siete cartas que parecía ofrecer muchas opciones comienza restringirse, porque prácticamente todas las cartas son interesantes, ya sea para el propio jugador o para los rivales. De hecho, la decisión menos complicada de tomar suele ser la de jugar en nuestro propio arboreto. Más o menos tenemos claro lo que queremos hacer con lo que tenemos en mesa y en mano. El problema es con los demás jugadores. Una carta que interese a un jugador, especialmente de un valor elevado, será más que interesante mantenerla en mano. Pero llegará un momento en el que nuestra capacidad de almacenamiento de cartas «interesantes» alcanzará su límite.

Luego llega la incertidumbre. Al principio nos sentiremos libres, pero a medida que establezcamos ciertos caminos, estaremos rezando porque aparezcan en nuestra mano determinadas cartas. Claro, es probable que muchas de ellas les toquen a nuestros rivales y, como ya hemos comentado, sean demasiado vitales para nosotros como para que la descarten, dejándola a nuestro alcance. A medida que el final un sudor frio comenzará a recorrer tu espina dorsal ya que, y esto es importante, todas las cartas van a estar o han estado en juego. Si no hemos visto en los descartes o en el arboreto de algún jugador un determinado valor de una especie concreta, es que algún malandrín lo tiene en su mano confiando en que nos pueda destrozar los planes.

En resumen: gestionar cada carta es un auténtico suplicio. Quedarse mirando la mano de nueve cartas (una vez robado al comienzo del turno) y no saber qué hacer será la tónica habitual. ¿Arriesgar bajando cartas buscando maximizar la puntuación de un camino? ¿Diversificar intentando mantener cartas de todas esas especies aunque sin demasiado valor? ¿Utilizar cartas como puentes (para dar puntos) que, además, fastidien a los demás porque las quisiesen? Muchas dudas y mucha tensión. Una auténtica maravilla. Pocos juegos te dan tanto con tan poco.

Como juego de cartas que es, el azar tiene una influencia importante, ya que si no aparecen las cartas que necesitamos, estaremos vendidos de cara a la puntuación final. Pero bueno, hay suficientes especies y alternativas como para sentir que estamos bloqueados. Hay que adaptarse y colocar las cartas con cierta previsión, que nos permita generar caminos alternativos.

Tal vez el pequeño punto flaco de Arboretum sea la escalabilidad. Personalmente considero que a 2 jugadores el juego pierde tensión, ya que, con tirar un poco de memoria, un jugador sabe qué cartas tiene en la mano el rival, ya que salen todas a juego. Esto proporciona mucho más control a la hora de evaluar qué caminos va a intentar puntuar el rival y cuales va a intentar fastidiarnos. Se pierde algo de emoción a cambio de control. Yo me quedo con las sensaciones que proporcionan las partidas a 3 y, especialmente, 4 jugadores, donde la incertidumbre se mantiene hasta el final. Es cierto que, al final de la partida, podemos también saber qué cartas faltan por aparecer, pero, salvo por las que fueran descartadas y robadas, no tendremos información de cómo están repartidas entre las manos de los demás jugadores. Una carta puede suponer la diferencia entre la gloria o la condenación. Que no se me malinterprete. A dos jugadores funciona, pero me gusta mucho mas como lo hace a 3-4.

Por poner algún pequeño defecto más, el juego ocupa bastante mesa. Lo normal es que un jugador despliegue un mínimo de 3-4 filas y columnas, lo que requiere una mesa amplia si no queremos estar reubicando cartas cada dos por tres.  No es el típico filler que podrías jugar en un bar.

Reverso
Reverso

La rejugabilidad es la de los buenos fillers. Juegos que, con poquísimas reglas ofrecen muchas partidas y una profundidad fuera de lo común. Adaptarse a lo que hacen los rivales, gestionar las cartas con las que vamos a quedarnos para intentar asegurar los puntos de nuestro arboreto o fastidiar a otros. Es un juego que no es sencillo dominar y tienes que prestar mucha atención a todo lo que ocurre en la mesa si queremos aspirar a la victoria. Perder es doloroso tras el suplicio (en el buen sentido) que sufre el jugador durante la partida. Nadar para morir en la orilla.

Pasemos a la edición. Arboretum entra dentro de esta línea de fillers de cartas publicados con calidad premium por parte de Z-Man y Filosofia. Son ediciones de precio elevado pero de las que se esperan unos acabados de categoría. Empezamos por la caja, con un cartón cuyo grosor permitiría edificar sobre él y que no se quebrase. Las cartas son una auténtica maravilla. Gramaje fabuloso, mucho cuerpo, una respuesta elástica estupenda (podemos hacer palanca con la carta y catapultar tokens sin que esta se resienta) y un gofrado en lino que le confieren un tacto delicioso. Con todo, recomiendo enfundar para que tal maravilla perdure por los siglos de los siglos. Se incluye un generoso bloc de puntuación en el que anotar las partidas. Por último, el reglamento viene en una hoja-prospecto de cartulina también con mucho cuerpo. Como he dicho, son juegos caros, pero uno no siente que está siendo estafado cuando comprueba los acabados.

El aspecto visual de este tipo de fillers suele ser algo secundario. Ahí tenemos a ¡Toma 6! (aquí su tochorreseña), Abluxxen (aquí su tochorreseña) o ¡No Gracias! (aquí su tochorreseña), grandes éxitos que no necesitan más que unos colores y alguna silueta para soportar las mecánicas. Pero si estamos en una edición deluxe, qué menos que unas ilustraciones acordes. Arboretum es, probablemente, el filler más deslumbrante que tengo en mi colección. Cada especie está detallada al máximo y, una vez desplegado en mesa, se generan unos mosaicos preciosos que nos obligarán a sacar la cámara e inmortalizar nuestro jardín botánico para compartirlo en nuestra red social preferida. Y, aunque cada especie de arbol es bastante característica, para evitar confusiones, debajo del numero se incluye un pequeño fruto/flor/hoja del arbol correspondiente a modo de símbolo, para aquellos que tienen problemas al percibir los colores. Y la caja y el reverso, con esas notas doradas, terminan de redondear el producto.

Bariburrillo de Arboles
Bariburrillo de Arboles

Y vamos cerrando. Según yo lo veo, Arboretum es un juego que deberías tener en tu colección si disfrutas de los fillers. Sencillo en su desarrollo, pero con unos detalles que le confieren una profundidad fuera de lo normal. Cada turno requiere analizar la situación y decidir concienzudamente. No hay turnos muertos, y elegir el destino de cada carta es un auténtico suplicio, porque pocas veces tendremos claro lo que hacer. Todo esto es gracias a la mecánica de evaluación final, mediante la que los jugadores deben ganarse el derecho a puntuar cada especie reservándose cartas. Una auténtica maravilla. Por todo esto le doy un…

Sobresaliente

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

33 comentarios en «Reseña: Arboretum»

  1. He visto varias reseñas de este juego y todas muy positivas, pero no crees o creéis que el precio es excesivo para un juego de cartas???

    Responder
    • Si te quedas unicamente con el concepto, si, 20 € puede ser caro. Pero ya te digo que la calidad de la edición hace que te olvides de esto. Las cartas son maravillosas y el arte sublime. Eso cuesta dinero. Como digo en la reseña, podriamos tener cartas unicamente con numeros y un gramaje de chichinabo, pero no quedaría tan espectacular en mesa. De todos modos, siempre se puede conseguir a buen precio en tiendas francesas eh?? guiño guiño 😛

    • Si pero con los gastos de envío se pone en el mismo precio ajaja, pero si en eso si tienes razón que sean de calidad cuenta porque hay algunas cartas que parecen papel de fumar

    • Hombre, si solo vas a pedir Arboretum, pues sí, sale caro. Pero ya que se pide… hay muchas cosas interesantes con las que formar un buen pedido de forma que los gastos de envío se repartan y no duela tanto.

  2. Me gusta mucho este juego también. De esta línea tengo Parade, Arboretum y Tichu, todos en la versión de filosofía que en lugar de 20€ sale a 13,50€. Por ponerle una pega a la edición de estos, es que la caja no cierra del todo, es decir, la tapa no llega hasta el fondo, de modo que se queda como si estuviera un poco abierto y no quedan tan bonitos en la estantería en vertical como si cerrara bien. (uno que es un enamorado de cosas bonitas y un obsesivo compulsivo 🙂 )

    Responder
    • Eso es cierto, pero bueno, es un efecto que me ocurre habitualmente al tener que enfundar juegos. Pero puede causar TOC claramente 😛

    • A mi me mata la edición de Filosofia, se carga por completo la portada. En Zman dejan del color de la portada el logo, y queda mucho más bonita.

  3. [Mode troll ON] Hablando de fundas, éstas te quedaron un poco justinas por arriba, ¿no? O eso parece en las fotos 😉 [Mode troll OFF]

    La verdad es que este juego estéticamente me encanta. ¡Un saludo!

    Responder
    • Correcto, sobresalen un pelín por arriba. Pero bueno, al final yo las fundas para lo que las necesito es para barajar y para no tocarlas directamente. Porque sobresalga la carta un pelín por la parte de arriba no muero 😛

      Saludetes!

  4. Me fijo que en muchos artículos defines algunos juegos como «fillers» pero, ¿qué quiere decir exactamente esa palabra? Siempre me quedo con la duda. Por otro lado, parece un juego interesante. A ver si lo consigo!

    Responder
    • Es un termino muy empleado en esto de los juegos de mesa. Vendrían a ser como «juegos de relleno» o «juegos piscineros». Sus caracteristicas habituales son: pocos componentes, duración reducida (rara vez por encima de la media hora), reglas sencillas y suelen permitir un rango amplio de jugadores. Juegos como ¡Toma 6!, ¡No Gracias!, Abluxxen, Raj encajan dentro de esta categoriía. Lo de filler viene porque un buen momento para sacarlo suele ser entre partidas con juegos mas densos, para servir de separador, de ahí lo de «relleno».

      Saludos!

  5. Parece un juego precioso, y después de leer tu reseña e intentando comprar lo, pero no lo e encontrado en ningún sitio. ¿Sabes de alguna tienda online que pueda tenerlo?¿Donde lo compraste tú?

    Responder
  6. Tengo una dudilla (mi copia es en francés… Y no es mi fuerte)

    No hay límite al crear los camino?
    Al crear los caminos, los «codos» o esquinas que se pueden crear, son ilimitados?
    Por ejemplo, puedes hacer que el camino entre dos arboles iguales separados por una sola carta distinta, rodee toda mi formación con el fin de maximizar los puntos?
    Gracias!!

    Responder
    • En principio sí. Los dos únicos requisitos a cumplir a la hora de puntuar un camino es que:
      1. Empiece y acabe con una carta de la misma especie/color
      2. Que el camino empiece por la carta mas baja y acabe por la carta mas alta y, en cada paso, el valor sea superior (no necesariamente consecutivo) al del paso anterior. Así por, ejemplo, podrías tener el 1 y el 8 pegados y rodeando al ocho los otros 6 valores, formando una especie de camino en espiral.

      Saludos!

    • Hay que trazar siempre el camino más ventajoso, entiendo. Entonces, la ilustración del reglamento en este sentido podría ser más clara, ya que no maximiza la puntuacion, en el ejemplo que muestra.

      Gracias imisut!!

    • Hay que intentarlo. El máximo camino posible serían las 8 cartas de un mismo color, que darían un total de 19 puntos (1 por cada carta, 1 adicional por ser todas del mismo color y tener mas de cuatro cartas el camino, 1 por comenzar por 1 y 2 por terminar con 8). Mas de eso no se puede obtener con un unico camino, y siempre que se gane el derecho a puntuarlo (aunque con las 8 cartas en juego TODOS los jugadores obtendrían el derecho al no poder tener nadie en mano una carta de dicho color).

      Saludetes!

  7. Acabo de venir de Francia con unos cuantos juegos, y entre ellos este después de leer tu reseña. De momento solo una partida de prueba y muy buenas sensaciones (mis hijas, compañeras jugonas, dicen que la mecánica les recuerda al chinchón). Solo una corrección: el jugador inicial empieza la partida sin carta en su pila de descarte.

    Y ya que se habla de fillers, quisiera preguntarte si has probado el Monopoly Deal. Ya sé que solo nombrar esa palabra produce urticaria, pero en mi opinión es un gran juego de cartas que solventa elegantemente absolutamente todos los defectos del juego original. Recomiendo que se superen los prejuicios y se juegue porque realmente es un buen filler.

    Un saludo

    Responder
    • El tema de que el jugador inicial comience sin cartas en su pila es una modificacón de las reglas que vino a posteriori para paliar una pequeñísima ventaja que suponía para el primero en jugar. De todos modos, lo corrijo. Respecto al Monopoly Deal, no, no he tenido la ocasión de probarlo. Lo apunto por si tengo la oportunidad de echar una partida.

      Saludos y muchísimas gracias.

  8. Hola,

    Tengo una duda con las puntiaciones. A ver si lo entiendo.

    Primero se suma la mano y se ve qué jugadores pueden puntuar cada camino. Una vez que se sabe cuáles pueden puntear, se ve qué tienen en mesa y se suman los que sí dan puntos (en base a su mano). Esa es la puntuación que hace ganar o no.

    Responder
    • Correcto. Lo ideal es puntuar los colores en orden. Para cada color, se mira qué jugador o jugadores ganan el derecho a puntuar con cartas de su mano y, después, se suman los puntos de su mejor camino (si tuviese). Las cartas de laano no proporcionan puntos.

      Saludos!

  9. Hola, muchas gracias por tu reseñas. Me parecen muy informativas! A mí, la forma de puntuar de este juego me recuerda bastante en esencia al juego Erizos a la Carrera de Reiner Knizia. Saludos!

    Responder
  10. La mecánica de este juego me hace recordar bastante al Exploradores de Knizia, ¿recomendarías este teniendo ya el Exploradores?

    Responder
  11. Acabo de pillar la versión en castellano de este juego porque me encantan los fillers y ya estaba tardando. Y como ya tenía tu referencia estaba deseando disfrutarlo a pesar de ser algo caro, yo también soy de los que pagan con gusto por calidad.
    … y me he llevado un enorme chasco. La edición de GenXGames es bastante distinta a la original que tú describes aquí, con una calidad global que no merece su precio.
    La caja es similar, con otra portada, igualmente bonita y con una resistencia muy elevada. Algo grande para mi gusto en un filler, pero se agradece que se puedan guardar las cartas enfundadas. Hasta aquí bien.
    Las cartas son de la misma medida y con un gramaje decente, pero para nada la resistencia que describes tú. Es algo subjetivo, pero creo por tus demás reseñas que sé a lo que te refieres, y las cartas de la versión en castellano no son ni mucho menos lo que tú comentas. El gofrado es liso en lugar de lino, lo que en sí no es malo pero para mi gusto le resta sensación de calidad al acabado.
    Y ya la impresión de las cartas lo termina de matar todo. Aunque el juego terminado llama la atención por la propia composición de los arboretos, es horrible lo que han hecho dejando unas imágenes borrosas y que hasta desluce en los símbolos (distintos) de números y hojas de los laterales. Incluso el reverso es diferente y en mi opinión mucho más simplón que el que tú muestras.
    En definitiva, un filler de mecánicas excelentes pero que en la versión en castellano no debería valer su precio, ya que la calidad no acompaña.
    Lo comento como aviso para navegantes, ya que tú no puedes ir actualizando todas las reseñas y supongo que a muchos les ayudan como a mí a elegir en nuestro hobby. Un suspenso como una catedral para GenXGames.
    Un saludo Iván!

    Responder
    • Habría que ver dónde se ha fabricado. Tengo entendido que está es la versión que ha publicado Renegade Games. Si es la misma calidad de la edición internacional, entonces Gen-X Games en este caso no tendría mucha culpa. Otra cosa es que sea una tirada propia, como en Roll Player. Gracias por el comentario y el aviso para navegantes!

  12. Genial reseña!. Acabo de comprar el juego de la edición de GenXGames y suscribo todo lo que ha dicho Daniel en un comentario anterior. Un arte HORRIBLE. Las ilustraciones de los árboles recuerdan a los cuadros de bosques que se venden al peso en los bazares chinos. Y eso que estamos hablando de un juego de cartas compuesto de tan solo 10 ilustraciones! Tienen todas el mismo tono de fondo azul salpicado de gotitas que me hizo pensar que estaban manchadas…. Un desastre. Y el nombre de los árboles es ridículamente pequeño para el espacio a pie de carta. Nada que ver con el arte sublime de las ediciones de Z-man y Filosofía editions.
    Un gran juego con un arte decepcionante.
    Y otra cosa más.
    Cuando leí por primera vez el reglamento me confundió el uso de los géneros y pensé que era un error de traducción. Pero resulta que meten una suerte de lenguaje inclusivo ridículo porque no lo extienden a todo el texto. Por ejemplo: «Cada jugador jugará un turno, empezando por la jugadora inicial» o «Calcula la puntuación total de los jugadores. La jugadora con mayor puntuación gana!». Está plagado de frases así.
    Está llegando la política al mundo de los juegos de mesa?

    Responder

Deja un comentario