Reseña: Loony Quest

Introducción

En el extraño y maravilloso mundo de Arkadia, el viejo rey Fedoor no tiene heredero, por lo que ha organizado un gran torneo, en el que entregará como premio el trono al campeón del reino. Todos los aventureros que decidan competir, viajarán a través de siete sorprendentes mundos habitados por los Loonies: unas locas criaturas a las que no hay nada que les guste más que una buena pelea… y que no serán la única preocupación de los aventureros, ya que para obtener la ansiada corona tendrán además que evitar todas las artimañas de sus rivales.

Portada
Portada

Así se nos presenta Loony Quest, un diseño de Laurent Escoffier (Photo Party o Columba) y David Franck (Bloom, también junto a Laurent). El juego se publicó en 2015 por Libellud (perteneciente al grupo Asmodee). Se trata de una reimplementación de un juego anterior, de los mismos autores, llamado Doodle Quest. De las ilustraciones se encarga Paul Mafayon, quien ya mostrase sus aptitudes en títulos como Earth RebornWelcome to the Dungeon.

En nuestro país se encuentra distribuido por Asmodee Ibérica, aunque el juego es completamente independiente del idioma a excepción del reglamento. Permite partidas de 2 a 5 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de 20 minutos. El precio de compra recomendado es de 29,99 €. Para esta reseña se ha utilizado una copia de la edición en alemán de Libellud.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 23,3×23,3×6,7 cm. (tamaño de caja similar a Flying Kiwis), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • 21 Niveles (de cartulina plastificada)
  • 5 Pantallas (de plástico)
  • 5 Tablero (de cartón)
  • 5 Rotuladores
  • 5 Marcadores de Puntuación
  • Tablero de Soporte (de cartón)
  • Reloj de Arena (de plástico)
  • 5 Fichas de Personaje (de cartón)
  • 28 Fichas de Bonificación (de cartón)
  • 24 Fichas de Penalización (de cartón)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Loony Quest es un juego que simula un videojuego de plataformas tipo Super Mario Bros. Los jugadores dispondrán de un tiempo limitado para dibujar sobre una pantalla translucida con fondo blanco una serie de trazos para cumplir con los requisitos de cada nivel. Posteriormente, esta plantilla se superpondrá sobre la hoja de nivel para comprobar como de bien o de mal se ha desarrollado el nivel, obteniendo puntos de victorias así como fichas de bonificación y/o penalización.

 

Conceptos Básicos

Los jugadores deberán afrontar una serie de Niveles que establecerán una serie de requisitos para ser superados. Unas veces consistirá en realizar un trazo que vaya de un punto A a un punto B intentando pasar por diversos elementos que aumentan la puntuación y evitando otros que la reducen. Otras será realizar unos círculos en los que encerrar diferentes elementos del nivel. Y así muchos otras ocurrencias. Lo importante de cada nivel es saber leer bien la leyenda que especifica estos requisitos. Estos niveles se reparten entre 7 mundos, existiendo, como norma general, 3 hojas a doble cara por cada mundo.

Mundos
Mundos

Tenemos 3 tipos de trazo/misiones:

  • Enlazar/Mover: implicará realizar trazos que comiencen en un punto y finalice en otro sin levantar el rotulador de la pantalla. En las de enlazar el trazo deberá comenzar y finalizar en el interior de los elementos indicados. En las de mover el trazo deberá comenzar en el interior de un elemento y finalizar en cualquier otro punto del nivel.
  • Rodear: implicará realizar círculos que encierren ciertos elementos. El trazo deberá ser un círculo cerrado que contenga completamente al número de elementos indicados en la misión, sin pasar por encima de ninguno de ellos.
  • Marcar: se realizarán una serie de puntos para tocar ciertos elementos del nivel. El punto debe tocar el elemento indicado.
Detalle de un Nivel
Detalle de un Nivel

Estos trazos deberán cumplir una serie de normas para considerarse validos:

  • Los trazos nunca deberán tocarse ni bifurcarse.
  • Si se realiza algún trazo no especificado en la leyenda del nivel, todos los trazos, aun siendo correctos, serán anulados.
  • Tampoco se podrá exceder el número de trazos indicados en la leyenda. Si esto ocurre, el resto de trazos serán anulados.

En la leyenda encontraremos dos zonas bien diferenciadas:

  • En un marco azul tendremos el apartado de la misión, donde se especifican el tipo y número de trazos, así como el objetivo a cumplir para que la misión se considere exitosa. No cumplir la misión no implicará no sumar puntos. Simplemente que no se obtienen los de este apartado.
  • En un marco rojo tendremos los objetivos. En este apartado se mostrarán diversos elementos que proporcionarán o descontarán puntos, además de ciertas condiciones que pueden provocar el fallo absoluto de la misión, a pesar de haber cumplido con los requisitos del apartado anterior. Aquí encontramos diferentes elementos:
    • Sobre fondo verde serán elementos a tocar, obteniendo puntos adicionales.
    • Sobre fondo rojo serán elementos a evitar, descontando puntos si esto ocurre o, incluso, perdiendo el nivel.

Para realizar estos trazos los jugadores contarán con un tablero a doble clara y unas Pantallas translucidas sobre las que dibujarán con unos rotuladores. Los jugadores realizarán los trazos sobre esta pantalla apoyada sobre el tablero y, posteriormente, se comprobará el resultado superponiéndolo sobre la pantalla del nivel.

Plantilla
Plantilla

Además de elementos que proporcionen o resten puntos de victoria, en los niveles encontraremos dos símbolos que proporcionan diversos elementos. El primero de ellos es el de las fichas de Bonificación, representado con un pentágono de fondo morado y un rayo amarillo en su interior. Cada vez que un jugador toque con alguno de los trazos uno de estos elementos obtendrá una ficha de bonificación que podrá utilizar a partir del siguiente nivel. Estas bonificaciones pueden ser mejoras (ayudan al propio jugador) o pequeñas trampas que podrá poner al resto de jugadores.

Fichas de Bonificación
Fichas de Bonificación

El otro elemento son las fichas de Penalización, representado con un círculo de fondo anaranjado y una bomba negra en su interior. Cada vez que un jugador toque con alguno de sus trazos uno de estos elementos recibirá una ficha de penalización, que mermará su capacidad de trazo en el siguiente nivel. Si un jugador recibe varias fichas de penalización, todas estas aplicarán en el siguiente nivel de forma acumulativa.

Fichas de Penalización
Fichas de Penalización

Por último, además de todo lo anterior, habrá niveles que mostrarán elementos interactivos:

  • Llaves y jaulas: los jugadores deberán pasar por encima de la llave para poder desbloquear los elementos contenidos en la jaula (solo es necesario tocar la jaula).
  • Botones y Barreras Laser: los jugadores deberán tocar el botón correspondiente al color del láser para poder atravesarlos. Si un trazo toca un láser antes de pulsar el botón que lo desactiva, se borrará dicho trazo antes de puntuar.
  • Duendes: si se tocan con el trazo permitirán al jugador disfrutar de un nivel especial, con una mecánica de flicking, anotando adicionalmente los puntos indicados en la hoja. Si se sale la ficha de la pantalla no se anotará nada.

Y con esto ya tenemos suficiente.

 

Preparación de la Partida

  1. Se prepara una reserva con las fichas de bonificación y de penalización, colocadas bocabajo.
  2. Se coloca en el centro de la mesa la caja con el soporte para los niveles.
  3. Se elige uno de los siete mundos y se apartan las pantallas correspondientes. El resto se dejan en la tapa de la caja. Los niveles se ordenan según el nivel y se colocan sobre el soporte de la caja.
  4. Cada jugador recibe un tablero, una pantalla y un rotulador.
  5. Además tendrán que elegir un personaje, tomando la ficha correspondiente y colocándola delante.
  6. Por último, se elige a un jugador inicial de forma aleatoria.

¡Ya podemos comenzar!

Partida preparada
Partida preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida de Loony Quest se desarrolla a lo largo de una serie de niveles. Se procede de la siguiente manera:

  1. Cada nivel la caja de soporte se orientará hacia uno de los jugadores (siguiendo el sentido de las agujas del reloj)
  2. Al comienzo de cada nivel los jugadores limpiarán sus pantallas y se prepararán para realizar los trazos indicados en la hoja.
  3. Un jugador dará la salida y girará el reloj de arena, de forma que todos los jugadores realizarán los trazos indicados en el nivel sobre sus pantallas.
  4. Cuando el último grano de arena caiga los jugadores soltarán sus rotuladores y se procederá a evaluar cada nivel.
  5. Los jugadores anotarán puntos de victoria. Un jugador no podrá perder puntos de victoria (a pesar de haber obtenido una puntuación negativa). El jugador avanzará su marcador de puntuación tantas posiciones como puntos obtenidos. Si el movimiento de la ficha finalizase en una posición ocupada, se avanzará hasta la siguiente posición libre (cada posición solo podrá ser ocupada por una ficha).

Tras esto, se pasa al siguiente nivel y se gira la caja para enfocarla al siguiente jugador.

Marcadores de Puntuación
Marcadores de Puntuación

 

Fin de la Partida

La partida finaliza en el momento que se completa el último nivel. El jugador cuya ficha de puntuación esté más avanzada será el vencedor.

 

Variantes

Modo Árcade: antes de comenzar cada nivel, se volteará una ficha de penalización, cuyo efecto aplicará a todos los jugadores. Esta penalización se acumulará a las que cada jugador ya tuviese de un nivel anterior, salvo que estas coincidan. En este caso, el jugador devolverá su penalización a la reserva.

 

Opinión Personal

Hoy toca analizar uno de esos juegos que aparecieron el año pasado sin hacer mucho ruido previo pero que sorprendieron gratamente a la mayoría que lo probó, sobre todo por su original propuesta. Vamos a ver que tiene que ofrecernos este Loony Quest.

Si hay un género donde los diseñadores tienen margen para tirar de imaginación y sorprendernos con diseños innovadores es el de los party games y juegos de habilidad. Juegos que buscan más la risa que la fritura de neuronas o inmersión en un mundo paralelo. Aquí se busca la diversión por la diversión. Un mero entretenimiento que nos permita echar un buen rato sin complicaciones.

Detale de Puntuación
Detale de Puntuación

Loony Quest viene a darle una vuelta de tuerca a juegos en los que los jugadores deben sacar a relucir sus dotes artísticas como Pictionary o similares. La vuelta de tuerca es, precisamente, sustituir el elemento artístico por la precisión y la visión espacial. Aquí los jugadores tendrán que realizar trazos teniendo que visualizar el nivel sobre el que ese trazo se va a superponer. Al no tener ningún elemento de referencia en nuestra pantalla, las pifias serán constantes, ya que en muchos niveles se exigirá una precisión elevada.

Si a esto le unimos la tensión de tener un tiempo muy limitado para cumplir los objetivos establecidos en el nivel, ya lo tenemos todo hecho para que las pifias se sucedan una tras otra, y con ellas, las risas.

Mención especial para las fichas de penalización y bonificación, que generan situaciones aún más tronchantes, elevando el nivel de dificultad. Por ejemplo, la ficha del mosquito tiene una mala idea increíble. Tener que sostener en equilibrio una ficha de poco peso sobre una superficie reducida (la base del rotulador) y dibujar un trazo en un tiempo reducido… El jugador tendrá que hacer gala de unos nervios de acero y pulso de cirujano para lograr puntuar.

El uso de los videojuegos de plataforma como leitmotiv es todo un acierto. No solo sirve como hilo conductor y encaja “más o menos” con la mecánica y el desarrollo de las partidas, sino que resulta tremendamente atractivo en un mundo en el que el videojuego es uno de los elementos de referencia de nuestra sociedad. Solo hay que ver la cantidad de dinero y textos en internet que mueven.

El juego escala bien, siendo disfrutable en cualquier configuración. Es cierto que a más jugadores hay más risas al haber más probabilidad de pifias, pero no afecta a la diversión y tensión propias. Eso sí, los bailes en la clasificación no son tan interesantes, ya que es complicado que, en partidas de dos jugadores, un marcador caiga en la misma posición que el otro. Sin embargo, a cinco jugadores esto es casi una constante. Además, los fastidios al lanzar fichas de bonificación perjudiciales para rivales es más satisfactorio si hay donde elegir.

Uno de los problemas que podría presuponérsele al juego es la rejugabilidad, ya que tenemos un número de pantallas limitado. Sin embargo, un mismo mundo puede dar mucho juego si no se elige de continuo. En este sentido se vuelve a captar maravillosamente el espíritu de un plataformas. En los juegos como Super Mario Bros. o Sonic The Hegdehog teníamos unas pocas pantallas que revisitábamos una y otra vez hasta que conseguíamos una puntuación perfecta. Loony Quest puede enfocarse desde este punto de vista. Además como mucho jugaremos dos o tres mundos en una sesión, y como los elementos entre ellos son tan similares no es algo que pueda memorizarse y asimilar con el paso de las partidas.

Fichas de Personajes
Fichas de Personajes

Comentar que ya existe una primera expansión que añade nuevos niveles y alguna mecánica adicional. Y, como es de suponer, la comunidad también aporta su granito de arena, existiendo muchos niveles diseñados por aficionados que pueden alargar la vida del juego.

Hablemos de la cuidada edición de Libellud. Sencillamente magnifica y con pocos peros que poner. Los niveles vienen en unas cartulinas plastificadas muy agradables al tacto. Podría haberse hecho en un material peor, ya que sobre ellas simplemente se coloca una plantilla de plástico, por lo que es de agradecer. Los elementos de cartón están en la media, con un grosor y flexibilidad adecuados. Los rotuladores tal vez sean el componente más flojo, y con unas pocas partidas ya empiezan a flaquear en cuanto a tinta y al borrador. Por último, destacar el diseño del inserto, componente importante sobre el que se fijan los niveles y sirve como marcador de puntuación. El reglamento es claro y tiene muchos ejemplos para no dejar espacio a la duda.

Y si la edición es buena, las ilustraciones son mejores aun. El trabajo de Paul Mafayon es sublime, con niveles coloridos y llenos de detalles, dignos de un videojuego de plataformas de hoy en día, recordando mucho al estilo de Rayman, nuestro querido electrón. Cada pantalla desprende personalidad y te llevas un rato apreciando pequeños detalles. La portada va en consonancia, siendo una pequeña muestra de lo que nos vamos a encontrar en el interior.

Detalle de Trazo
Detalle de Trazo

Y vamos cerrando ya. Loony Quest es un party de habilidad que lleva un paso más allá los juegos en los que la mecánica principal implica dibujar para traer al tablero una especie de videojuego de plataformas. Muy entretenido y divertido. Tal vez su aparente punto flaco es que pueda tener pocas partidas con solo 7 mundos (6 niveles por mundo), pero dan bastante más de sí de lo que podría suponerse. Por todo esto le doy un…

Notable

Deja un comentario