Reseña: Saint Petersburg

Introducción

En 1703, el Zar Pedro el Grande fundó la ciudad de San Petersburgo, también conocida como la “París del Este”. El Palacio de Invierno, el Museo del Hermitage, la Iglesia de la Resurrección de Cristo y muchos otros monumentos son muy turísticos, incluso en nuestros días. Aun así, San Petersburgo no fue más que uno de los logros de Pedro el Grande. Reformó la administración y puso a los nobles bajo la autoridad del zar. Ésta fue, también la Edad de Oro de los artesanos cuya habilidad serviría para construir esta nueva Rusia.

Portada
Portada

Así se nos presenta este Saint Petersburg, un juego diseñado por Bernd Brunnhofer, responsable de otros títulos como Stone Age o Pantheon. Como anécdota, el autor publicó todos estos juegos  usando el pseudónimo de Michael Tummelhofer, que es una combinación de su propio apellido con Michael Bruinsma y Jay Tummelson en agradecimiento por el apoyo económico prestado. La primera edición fue publicada por Hans im Glück en 2004, consiguiendo nominación para el Spiel des Jahres de ese año. De las ilustraciones se encarga Doris Matthäus, quien ya se encargase del arte de otros títulos famosos como El Grande, Carcassonne o Tigris & Éufrates.

El juego nunca ha sido editado en nuestro país, aunque la dependencia del idioma es nula (aunque las cartas tienen títulos, estos no se utilizan para nada). La primera edición ya es complicada de conseguir, pero Hans im Glück, mediante una campaña de crowdfunding, ha publicado recientemente una segunda edición con un lavado de cara importante e incluyendo las expansiones. Permite partidas de 2 a 4 jugadores (hasta cinco en la segunda edición), con una edad mínima recomendada de 10 años y una duración aproximada de unos 45 minutos por partida. El precio de compra recomendado de la edición es 39,95 € (la primera edición es complicada de conseguir en tienda). Para esta reseña he utilizado la versión de Rio Grande de la primera edición.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.



Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 25,4×17,8×5,1 cm. (caja de Eurogame mediano, tipo Race for the Galaxy), nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Billetes de Rublos (papel-moneda)
    • 14 Billetes de 1 Rublo
    • 14 Billetes de 2 Rublos
    • 12 Billetes de 5 Rublos
    • 12 Billetes de 10 Rublos
    • 8 Billetes de 20 Rublos
  • 120 Cartas (44×68 mm.)
    • 31 Cartas de Artesanos
    • 28 Cartas de Edificios
    • 27 Cartas de Nobles
    • 30 Cartas de Intercambio
    • 4 Cartas de Primer Jugador
  • 4 Marcadores de Primer Jugador
  • Tablero
  • Reglamento
Contenido
Contenido

Mecánica

Saint Petersburg es un juego que aúna una mecánica de draft con un set-collection, en el cual las rondas se dividen en cuatro fases (correspondiente cada una a un tipo de carta), y, al final de cada fase, se activarán los edificios pertenecientes a la misma, otorgándonos sus beneficios.


Conceptos Básicos

Saint Petersburg es uno de esos juegos con pocos conceptos pero largo recorrido. El elemento principal del juego son las cartas, las cuales hay de cuatro tipos:

  • Artesanos (fondo verde y una silla como símbolo): nos proporcionarán principalmente monedas. Además, pertenecen a un determinado gremio.
  • Edificios (fondo azul y una cúpula como símbolo): nos proporcionarán principalmente puntos de victoria.
  • Nobles (fondo naranja y un busto como símbolo): nos proporcionarán tanto monedas como puntos de victoria, además de otorgarnos puntos extra al final de la partida.
  • De Intercambio (fondo tricolor y un cuadrado como símbolo): no son un tipo de carta propiamente dicho, ya cada una pertenece a alguno de los grupos anteriores. Su peculiaridad es que no pueden ser jugadas directamente, sino que requieren sustituirlas por alguna carta que ya tengamos en la mesa
Trabajadores
Trabajadores

Estos cuatro tipos definen las cuatro fases que hay a lo largo de una ronda. Habrá un jugador inicial para cada fase (y tras cada ronda estos serán distintos). Para esto se utilizan las cartas y marcadores de jugador inicial.

Además de proporcionar rublos y puntos, hay ciertas cartas que permiten ejecutar acciones especiales o poseen efectos que afectan a la mecánica habitual, como, por ejemplo, descuentos a la hora de comprar un determinado de cartas o beneficios variables en función de ciertas cartas jugadas.

Las cartas, independientemente del grupo al que pertenezcan, tienen una apariencia similar:

  • En la esquina superior izquierda tenemos el coste para jugar dicha carta (en el caso de las cartas de Intercambio viene dentro de un recuadro porque la carta por la que se sustituye descuenta sobre esta cantidad).
  • Las cartas de artesanos poseen en la esquina superior derecha el gremio al que pertenecen. Hay cinco distintos.
  • En el centro, tenemos una ilustración representativa de la carta
  • Finalmente, en la banda inferior tenemos el nombre de la carta, así como los beneficios que reporta: dinero (una determinada cantidad de monedas), puntos de victoria (un escudo amarillo con la cantidad de puntos en su interior) o algún efecto especial.
Edificios
Edificios

Un detalle especial respecto a las cartas de intercambio. Si es una carta de Edificio (azul) o Nobles (naranja), se puede sustituir por cualquier carta de edificio o noble jugada. Pero, si la carta es un Artesano (verde) el intercambio debe realizarse con una carta de artesano del mismo gremio (es decir, que tengan ambas dos el mismo símbolo arriba a la derecha).

Hablemos del tablero, un elemento aparentemente secundario, pero que sirve para organizar toda la partida:

  • En el marco tenemos el típico marcador de puntuación.
  • En la parte superior tendremos cuatro espacios para colocar los distintos tipos de carta, así como un quinto para colocar las cartas descartadas.
  • Justo debajo del espacio de cartas descartadas tendremos una pequeña tabla recordatorio de los puntos que otorgan los nobles al final de la partida.
  • Finalmente, ocupando casi la totalidad del tablero, dos filas para ir ubicando las cartas que estarán disponible durante las rondas. El concepto más importante de estas dos filas es saber que en la primera es en la que irán entrando las cartas desde los mazos y en la segunda entrarán las cartas que los jugadores no tomaron en la ronda anterior. Como incentivo, las cartas en esta segunda fila cuestan una moneda menos.
Tablero
Tablero

Aprovechamos para explicar el concepto de descuento. Adicionalmente al descuento de una unidad ofrecido en las cartas que no se tomaron en la ronda anterior, se aplican descuentos al jugar cartas de las cuales ya tenemos otras copias en juego. Por cada carta en juego con el mismo nombre que la que vamos a jugar pagaremos una moneda menos (se aplica sobre el precio actual, es decir que si la carta está en la primera fila o en la mano se aplica sobre la cantidad indicada en la carta, pero si está en la segunda fila se aplica sobre la cantidad indicada en la carta menos uno). Pero una carta nunca podrá costar cero monedas. Siempre habrá que pagar, al menos, una moneda para poder jugarla (independientemente de los descuentos).

Como habréis supuesto por las cartas, durante la partida se gestiona un único recurso, el dinero, que invertiremos en jugar nuevas cartas. La cantidad de rublos que un jugador posee deberá permanecer en secreto durante toda la partida. Las cartas podrán estar en tres ubicaciones distintas: el tablero (en alguna de las dos filas), la mano de los jugadores o jugadas en frente de ellos. Por último, cada ronda dispondrá de cuatro fases, al final de cada cual se activarán las cartas jugadas que pertenezcan a dicha fase.

Billetes
Billetes

Y con esto ya estamos listos.


Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero sobre la mesa
  2. Se baraja cada mazo de cartas (artesanos, edificios, nobles y cartas de intercambio) y se colocan en los espacios correspondientes del tablero
  3. Se disponen los billetes en cinco pilas según el tipo
  4. Cada jugador recibe 25 rublos y dos marcadores de su color. Uno lo colocará delante suya para identificarle y otro en la posición 0 del marcador de puntuación del tablero
  5. Se barajan las cartas de primer jugador de cada fase y se reparten entre los jugadores de la siguiente forma:
    • Para 4 jugadores, cada jugador recibe una.
    • Para 3 jugadores, un jugador recibe 2 y los demás 1.
    • Para 2 jugadores, cada jugador recibe 2 cartas.
  6. Se revelan las cartas anteriores, y cada jugador toma los marcadores correspondientes a dichas cartas iniciales (las cartas ya no se necesitan y pueden ser devueltas a la caja)
  7. Se revelan cartas del mazo de artesanos para la primera ronda y se colocan en la primera fila. El número de cartas que habrá en total en el tablero dependerá del número de jugadores:
    • Para 4 jugadores: 8 cartas.
    • Para 3 jugadores: 6 cartas.
    • Para 2 jugadores: 4 cartas.

Y con esto comienza la partida.

Partida preparada
Partida preparada

Desarrollo de la Partida

La partida se desarrolla a lo largo de un número indeterminado de rondas hasta que se agote alguno de los mazos de cartas (esa será la última ronda). Cada ronda consta de cuatro fases, una por cada mazo de cartas. Empezando por el jugador inicial de la fase, cada jugador podrá realizar las siguientes acciones:

  • Jugar una carta del tablero: se toma la carta del tablero y se coloca delante del jugador, pagando el coste indicado en la misma si está en la primera fila, o el coste indicado en la carta menos uno si está en la segunda (más los posibles descuentos por poseer otras copias de esa carta en juego)
  • Tomar una carta a la mano: simplemente se toma una carta del tablero y se guarda en la mano del jugador. Salvo que alguna carta lo modifique, un jugador no podrá tener nunca más de tres cartas en la mano.
  • Jugar una carta de la mano: se juega una carta de la mano pagando el coste indicado en la carta (aplicando los posibles descuentos)
  • Ejecutar una carta con acción especial: ciertas cartas permiten ejecutar acciones especiales.
  • Pasar: no se realiza ninguna acción
Nobles
Nobles

Si la carta a jugar es una carta de intercambio, al coste indicado en la misma, además de los posibles descuentos, habrá que restarle el valor de la carta a la que va a sustituir. Tras esto, se descarta la carta sustituida.

No hay que olvidar que el coste mínimo de jugar cualquier carta es siempre 1 rublo, incluso en casos en el que el descuento fuese superior al coste de la carta o queramos jugar una carta de intercambio sobre otra carta cuyo coste sea superior.

La fase no finaliza hasta que todos los jugadores han pasado de forma consecutiva. Es decir, que si todos los jugadores menos el ultimo pasa, tendrían que volver a pasar todos (o realizar una acción si lo desean).

Como hemos dicho, en cada ronda hay cuatro fases, correspondientes con los distintos mazos disponibles. Al comienzo de cada fase, rellenaremos la fila superior de cartas con cartas del mazo correspondiente a la fase que da comienzo hasta completar el número de cartas disponibles sobre el tablero (entre las dos filas) según el número de jugadores (recordemos: 8 cartas para 4 jugadores, 6 cartas para 3 jugadores y 4 cartas para 2 jugadores). Giraremos este mazo para tener presente en qué fase nos encontramos. Al final de cada fase, además de volver a girar el mazo para dejarlo en la posición inicial, se activarán aquellas cartas jugadas pertenecientes al mazo de la fase, otorgando monedas y puntos de victoria:

  • Fase I: Artesanos: Al final de la fase se activan todas las cartas de artesanos (verdes) que los jugadores tengan jugadas.
  • Fase II: Edificios: al final de la fase se activan todas las cartas de edificios (azules) que los jugadores tengan jugadas.
  • Fase III: Nobles: al final de la fase se activan todas las cartas de nobles (naranjas) que los jugadores tengan jugados
  • Fase IV: Cartas de Intercambio: por contra, al final de esta fase no se activa ninguna carta, ya que las cartas pertenecientes al mazo de esta fase sustituyen a cartas de los mazos anteriores y, por tanto, se activan en sus correspondientes fases.
Mejoras
Mejoras

Final de Ronda

Cuando todos los jugadores hayan pasado en la cuarta fase, las cartas que queden en el tablero descienden una fila:

  • Las cartas de la primera fila pasan a la segunda
  • Las cartas de la segunda fila se descartan.

Además, los marcadores de jugador inicial de cada fase se pasan al jugador de la izquierda.

Marcadores de Fase
Marcadores de Fase

Fin de la Partida

La última ronda sucede cuando al comienzo de alguna de las fases, al reponer, se agota el mazo correspondiente (si no hubiese no quedan suficientes cartas para rellenar el tablero. Se completará la ronda y se termina la partida.

A continuación se procede al recuento final:

  • Los jugadores anotan los puntos correspondientes al número de Nobles distintos que tengan jugados. La relación es la siguiente (número de nobles con nombre distinto:puntos de victoria): (1:2), (2:3), (3:6), (4:10), (5:15), (6:21), (7:28), (8:36), (9:45), (10+:55).
  • Cada jugador anota un punto por cada 10 rublos que posea al final de la partida.
  • Los jugadores perderán cinco puntos de victoria por cada carta que les quede en la mano.

El jugador con mayor cantidad de puntos de victoria será proclamado vencedor. En caso de empate, el ganador será el jugador con más dinero de entre los jugadores empatados.


Opinión Personal

Aprovechando su reciente edición, hoy analizamos uno de los grandes juegos de cartas que han visto la luz en el mundillo de los juegos de mesa. Antes que nada, comentar que yo lo que dispongo es de la primera edición, así que no puedo hacer muchas comparaciones con la nueva edición, de la que solo he podido ver el aspecto final a través de fotografías en la página del proyecto o en la BGG. Esta segunda edición, a parte de un gran lavado de cara, incluye las dos expansiones oficiales (las cuales también tengo, pero eso para otra reseña), aunque, en esencia, el juego es el mismo, así que este análisis debería serviros de cara a una posible adquisición de esta nueva versión.

Lo primero que destaca de Saint Petersburg es su sencillez. Al contrario que otros grandes y famosos juegos, como Race for the Galaxy (con mucha simbología y conceptos mas complejos), en el juego de la famosa ciudad rusa tenemos muy pocos conceptos que explicar. Los tipos de cartas, las fases, los rublos y los puntos. En diez minutos podemos ponernos a jugar. Pero, que sea asequible conceptualmente no quiere decir que sea un juego fácil de dominar. Todo lo contrario.

Marcadores de Jugador
Marcadores de Jugador

De entrada, hay que tener claro que este juego es una carrera por desarrollarse lo más rápido posible. Dejarse ir en este sentido suele ser sinónimo de derrota. Especialmente en los primeros turnos, en los que, si algún jugador se destaca tomando cartas de artesanos sobre el resto, puede tomar una ventaja vital a la hora de jugar cartas mientras los demás se quedan mirando. Si un jugador logra destacarse en su capacidad de desarrollo y no comete errores, será difícil arrebatarle la victoria.

Es aquí cuando apreciamos la grandeza del diseño de este juego con el tema de los jugadores iniciales de cada fase. En cada ronda, cada jugador será el inicial en alguna de las fases, por lo que tendrá que preparar el terreno para poder beneficiarse de esta circunstancia. Por eso, más de una vez jugaremos con nuestra mano de cartas más para liberar huecos y tener opción de optar a cartas que porque realmente la carta que hemos cogido nos interese (aunque nunca hay cartas malas, solo cartas menos interesantes en determinados momentos).

Por otro lado no hay que dejar de tener presente que nuestro objetivo es tener más puntos que nadie. Y estos se consiguen, básicamente, de dos formas. Por un lado, a la hora de activarse las cartas (especialmente las de edificios y, en menor medida, los nobles), que nos irán proporcionando puntos de forma progresiva a medida que vayan jugándose y permaneciendo en la mesa. Y por otro, los nobles, que si bien no proporcionan grandes beneficios en el transcurso de la partida, al final de esta son una fuente importantísima de puntos. Es cierto que, al comienzo, bajar edificios no es tan interesante porque, en general, no proporcionan recursos, así que es una inversión a puntos. El problema es encontrar el momento adecuado para comenzar a hacer esto, pues un paso en falso en este sentido y puede ocurrir lo que he comentado al principio, al llegar a la tercera y cuarta fase de una ronda y no disponer de recursos (por haberlos invertidos en un edificio), mientras que nuestros rivales se contuvieron y pudieron comprar. Lo que está claro es que no se debe dejar de lado ninguno de estas dos fuentes de puntos. Lo normal será centrarse en los nobles al comienzo para, paulatinamente, ir bajando edificios.

Detalle de zona de jugador
Detalle de zona de jugador

La interacción, como es obvio, es indirecta, ya que simplemente podemos tomar cartas que pensemos que interesan a nuestros rivales. La cosa es que todas las cartas son interesantes de uno u otro modo en este juego, aunque es cierto que donde más competencia hay es en los artesanos, ya que son las cartas con más copias. Conseguir buenos descuentos gracias a acumular varias copias es una ventaja considerable, así que seguramente nuestros rivales, en el momento que consigamos un par de copias de alguna carta, intentaran evitar que llegue hasta nosotros. Pura competencia feroz por las cartas. También es importante el factor de controlar en que momento vamos a poder elegir cartas, como hemos comentado anteriormente, aunque esto supongo.

Por todo esto, el juego es principalmente táctico, ya que estrategias a largo plazo no hay muchas (a nobles o a edificios), por lo que tendremos que estar adaptándonos constantemente a la situación del tablero. El azar tiene mucho que decir en este sentido, ya que del dependerán las cartas que vayan apareciendo. Afortunadamente su influencia no es significativa (salvo en casos concretos en los que solo se repone una carta y, casualmente, es la más interesante que podía aparecer para el jugador inicial). Pero bueno, como hemos comentado, no hay cartas malas, y siempre se puede intentar buscar una buena jugada.

Como supondréis, la rejugabilidad es bastante decente, ya que cada partida puede ser una historia completamente distinta gracias a los jugadores iniciales, las cartas que vayan surgiendo y la estrategia de los jugadores. Y la experiencia que los jugadores van adquiriendo también es un punto a la hora de ir disfrutando de sensaciones distintas. Es de esos juegos con sutilezas que en las primeras partidas no se aprecian.

El juego escala perfectamente, aunque a tres jugadores tiene la historia de que en cada ronda hay un jugador que comienza dos de las tres fases, lo que supone una pequeña ventaja en esa ronda en concreto (lo que aumenta un pelín la influencia del factor suerte en su favor). Pero bueno, todos los jugadores irán disfrutando de ese privilegio varias veces durante la partida.

De todos modos hay que tener cuidado con él, ya que por la corta duración de sus partidas y la sencillez de sus mecánicas, aunque no sea un filler (es mucho mas profundo), puede ser quemado rapidamente, ya que es sencillo echar una segunda partida tras una primera.

Pasemos a la edición. La copia que yo tengo, como he dicho en la introducción, es la primera edición de Rio Grande en inglés. Como era de esperar, buena calidad en los componentes (las grandes casas rara vez cometen fallos). El cartón del tablero es de buen grosor, las cartas con buen gramaje, los billetes algo mejor de lo habitual. No son del típico papel-moneda de Monopoly que da la sensación de que en cuanto toquen cualquier liquido lo van a absorber a la velocidad de la luz, sino que están hechos de un papel menos poroso, con cierta sensación de plastificado, así que supongo que resistirán mejor el paso del tiempo. La caja, aun siendo de Eurogame mediano (como Race for the Galaxy o Santiago de Cuba), sigue conteniendo una cuota importante de aire, ya que no deja de ser unas cartas y unos billetes con unos pocos marcadores. Lo que le da volumen a la historia es el tablero, que con un pliegue más podría haberse optado por una caja más pequeña. Pero bueno, esto muchas veces no es viable. Digamos que del Saint Petersburg podría decirse lo mismo que del Splendor. Respecto a esto, advertiros que la segunda edición viene en caja de Eurogame grande (tipo Agricola), aunque es cierto que incluye más componentes. Respecto al reglamento, nada que objetar. Es un juego de reglas sencillas. Como nota, el reglamento incluye ciertos consejos estratégicos para no caer estrepitosamente en las primeras partidas.

Detalle del tablero
Detalle del tablero

Respecto al arte del juego, el trabajo de Doris Matthäus no deja indiferente a nadie. O te encanta o lo odias con todas tus fuerzas. Yo opino que es un estilo muy particular y característico de este juego. De hecho, a pesar de resultar bastante tosco, está tan asociado al título que ahora al apreciar el rediseño para la segunda edición, no sabe uno con que estilo quedarse. Lo que es seguro es que si hoy en día se publicase un juego con unas ilustraciones similares a este, la crítica no tendría piedad. Algo parecido al tabaco. Hoy en día sería impensable intentar empezar a comercializar un producto similar, pero el que ya está en el mercado es difícil de retirar con la cantidad de consumidores adictos y las millonadas que mueve.

Y vamos cerrando. Saint Petersburg es uno de esos juegos con unos cuantos años ya que ha soportado de forma genial el paso del tiempo. Sencillísimo de explicar, pero complicado de dominar, muy elegante, con pequeñas sutilezas que se van descubriendo a medida que uno juega partidas. Con unas ilustraciones muy particulares (que hoy en día sería inaceptable encontrar en un juego de nueva edición), es un juego que todo el mundo debería probar al menos una vez. Se puede probar en Yucata. Y que mejor momento para ello que ahora, con la segunda edición publicada recientemente con muchos añadidos y un gran lavado de cara (que al menos contentará a aquellos que repudiaban la primera edición). Por todo esto le doy un…

Notable

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

23 comentarios en “Reseña: Saint Petersburg”

  1. Mucha gente habla muy bien del Sant Petesburgo, a mi me hace pensar en Ciudadelas (por lo de cartas y que son clásicos). Habrá que mirar la segunda edición, porque ésta es muy fea XD.

    PD: Esto de los sellos de aprovado, notable y excelente es nuevo (me recuerda a los de Tom Vasel :P). Felicidades!!, es muy buena iniciativa. Ya he visto que lo has puesto en las reseñas antiguas 😉

    Responder
    • Lo comenté en Twitter la semana pasada. Así queda claro que me parece un juego 😛

      Respecto al St. Petersburg, en lo que se parecen es en lo que dices: cartas y clásicos. Pero poco mas. Este juego es mucho mas profundo. Entre los dos me quedo claramente con este. Además tiene un factor "pique" importante. En yucata se puede probar!

    • Genial, gracias por la info de yucata. Mejor probarlo, porque visto el precio de la reedicion O.O (un poco caro para ser un juego de cartas…)

    • En mi opinión siempre ha sido caro. 120 cartas, unos pocos marcadores y un tablero. Con esos componentes lo normal es encontrarte con juegos entre 20-25 euros. Ejemplos recientes: Camel Up o Colt Express. Irse a los 40 € es una sobrada enorme.

  2. Uno de mis juegos favoritos de cartas, yo diría que roza el sobresaliente! 🙂 Habrá que ver esa nueva edición con las expansiones incluidas 😀 Seguro que será menos fea jejeje

    Responder
    • Correcto. Es un notable altísimo. Y lo de las ilustraciones, para gustos colores 😛 Abajo Mr. Meeple adora el grafismo original 😛

  3. Juegaco en toda regla que cuesta de dominar un huevo y en el que un fallo te puede condenar a la miseria. Sí, uno te puede destrozar…

    En cuanto al grafismo, como dices o lo amas o lo odias. Yo lo amo.

    El que es odioso es el de la nueva versión. Qué cosa más fea ha hecho Hans in Gluck con el nuevo San Petersburgo… Ultraje!!!!!!!!!!!!!!!

    Responder
    • Sobre todo un fallo temprano es mortal. Y mira que las reglas te lo dicen: en la primera fase haz el favor de comprar dos artesanos… xDDD

      Otra historia es lo de las remontadas, pero cagarla con el flujo de pasta es mortal.

    • Pues acabo de ver fotos de cartas de la nueva edición… Y tienes razón jajaja Y mira que en la original los nobles son feos a más no poder! XDD Jo, yo es que tengo sólo el original sin expansiones. No sé que me recomendaríais…

    • Eso es cierto. Trae los materiales para un quinto jugador y un minimazo de cartas. No debería costar mas de 10 € (y ya sería caro). Pero entre eso y que anda descatalogado…

  4. Estupenda reseña, como siempre, y muy buena idea lo del "sello misut de calidad". Satisfacción garantizada 🙂

    Yo añadiría que cabe perfectamente en las mesas compartidas de los trenes, que fue donde lo estrené yo, jeje

    Responder
    • De hecho, ocuparía mucho menos espacio de no ser por el tablero. Cogiendose unos marcadores para llevar la cuenta de los puntos, se puede jugar en cualquier sitio casi.

  5. Buen análisis. Éste es un juego que jugué hace mucho, me pareció muy bueno, y me encantaría rejugar. Sólo le eché 2 partidas en su momento.
    Por cierto, a mi, en base a lo poquillo que he visto, sí me gusta más la nueva edición (y mira que me suelen gustar los juegos con aspecto casposo xDD).

    Saludos!

    Responder
    • Es que si la antigua resulta fea, es de cajón que la nueva va a gustar mas. No es que sea una maravilla, pero tiene un look mas actual xD.

      El viejo podría pasar por un juego de la edad media perfectamente 😛

  6. Me encanta este juego.Todo un clásico. No lo tengo y quiero pillarme la edición nueva, pero me echan para atrás los 40 euros que cuesta. Creo que se han pasado un poco así que esperaré a que se reajuste un poco el precio.
    Sobre el grafismo opino como tu: las ilustraciones estilo naif originales ya se han convertido en un símbolo, y para mi los diseños nuevos no son mejores.
    Saludos!

    Responder
    • Si, será mejor esperar. Pero cuidado que no se cuantas copias hay en circulación, ya que el proyecto se lanzó mediante crowdfunding. A ver si también te vas a quedar sin esta segunda edición 😛

    • Pues llevas razón, pero ahora mismo la cosa está achuchada así que tendré que correr el riesgo xD
      Saludo!

  7. Pues yo lo acabo de conseguir en la versión de rio grande a 60 euros, vamos a ver que tal. Espero que haya valido la pena el gasto.

    Responder
  8. Hola..
    En la bgg veo que lo aconsejan para 2 jugadores. Estoy buscando euros para 2 jugadores. Como lo ves para ese numero? Gracias

    Responder

Deja un comentario