Primeras Impresiones: Hamsterrolle

Los de la generación de los 80 (hablo por mi) crecimos aun con juguetes tradicionales, aunque empezamos a ser testigo del auge de los videojuegos y demás. Entre estos juguetes clásicos, uno de mis favoritos eran los bloques de construcción de madera (ni LEGO ni TENTE). Simples prismas de colores que nos esforzábamos en apilar (pues no tenían ningún mecanismo de sujeción) para formar estructuras y jugar con ellas (o destrozarlas). De ahí que me pirren los juegos de habilidad con tarugos. Y hoy voy a hablaros de uno de los más famosos: Hamsterrolle, diseñado por Jacques Zeimet y publicado en 2000.

La portada ya nos muestra todo
La portada ya nos muestra todo

El elemento principal del juego es una rueda de madera con unos pequeños tacos colocados equidistantes en la superficie interior de la misma (como si fueran el comienzo de los radios). Por otro lado, cada jugador dispondrá de un conjunto de piezas de madera de diversas formas y tamaños. El objetivo: ser el primer jugador en quedarse sin piezas en su poder.

Inicialmente habrá colocada una pieza cónica (la más fastidiosa) en la rueda, de forma que esta alcanza un equilibrio inicial. El primer jugador decidirá en qué sentido se coloca (si hacia la derecha o hacia la izquierda de esta pieza colocada). Entonces, en su turno, cada jugador estará obligado a colocar una de las piezas que le queden, cumpliendo siempre las siguientes normas:

  • La pieza solo puede colocarse en el mismo habitáculo en el que se haya colocado la anterior o en alguno de los dos posteriores siguiendo el sentido establecido en el primer turno.
  • No pueden colocarse dos piezas iguales en un mismo compartimento.
  • Si la pieza se coloca en el mismo compartimento que en el que se colocó la pieza anterior, la nueva que coloquemos nosotros debe finalizar más lejos que esta. Si tuviésemos el compartimento colocado verticalmente, nuestra pieza tendría que situarse de forma que quede más alta que la que colocó el jugador anterior.

En el caso de que un jugador considerase que no puede colocar ninguna de sus piezas, puede coger cualquier pieza de alguno de los dos últimos compartimentos con piezas (en sentido contrario al de colocación) y colocarlo según las reglas anteriores.

Las piezas que se salgan del interior de la rueda pasaran a manos del jugador en turno, aunque está permitido sujetar la rueda durante el proceso de colocación (una vez colocada se debe soltar y dejar que la gravedad haga su trabajo). Y ya está. Esto es Hamsterrolle. Uno de los reyes de los juegos tipo Jenga, en el que un buen pulso es nuestra mejor arma y, como decía Sheldon Cooper, la gravedad es una ramera despiadada.

Sencillamente genial
Sencillamente genial

Lo más destacable para mi es que posee una mayor interacción (tampoco es gran cosa), respecto a otros juegos de su misma categoría, ya que puedes obligar al resto de jugadores a utilizar (o dejar de utilizar) ciertas piezas en función de lo que elijas. El nivel de catastrofismo también es menor, la que no suelen caer demasiadas piezas y no lo hacen desde alturas considerables. En Bamboleo o el propio Jenga, cuando la estructura se desmorona podemos estar recogiendo tarugos hasta en casa del vecino.

De igual forma, es totalmente contrario a los dos títulos anteriormente citados en la preparación inicial, ya que simplemente es colocar la rueda y la pieza cónica y a jugar. En los otros hay que hacer una colocación inicial de prácticamente todos los elementos para, luego, ir sustrayéndolos.

Lo que menos me gustó es el modo a cuatro jugadores, en el que hay que formar equipos (en vez de jugar todos contra todos). Supongo que es para darle mas interés a la partida, ya que la posición en la que te toque jugar es bastante importante. Pero bueno, tampoco es algo grave.

Un juego rápido, sencillo y adictivo. Yo tengo claro que en cuanto tenga ocasión, acabará cayendo. De este tipo de juegos de habilidad es de los que más me ha satisfecho tras unas primeras partidas. Por supuesto, si esta clase de juegos no va con vosotros, ni os acerquéis.

2 comentarios en “Primeras Impresiones: Hamsterrolle”

  1. Hamsterrole es uno de los juegos que utilizo en el colegio a raíz del proyecto de juegos de habilidad que desarrollé hace un par de años. Visualmente atrae mucho la atención de quien lo ve por primera vez. Y luego no decepciona. Pero como bien dices, te tienen que gustar estos juegos, claro. ¿Has probado el Bamboleo?

    Responder
    • Lo he visto jugar, pero personalmente no he tenido la ocasión. Aunque tiene pinta de ser un desfase total cuando toda la estructura "colapse" 😛

      Tarugos por todos sitios!

Deja un comentario