Reseña: Ligretto Dados

Introducción

En su día probé el Ligretto y me encantó. Un juego de habilidad y reflejos mentales, ideal para llevarte a cualquier lado y echar unas risas con los colegas. Además escalable. Lo tenía todo. Pero a mi entorno no le terminaba de motivar. Entonces publique la entrada de Primeras Impresiones, en las que varios compañeros comentaban que sí, que Ligretto mola, pero que su versión de dados estaba a un nivel superior. Y aprovechando un pedido internacional, lo vi de oferta. Y así acabó en mi ludoteca.

Portada
Portada

Probablemente es el juego más trepidante del mundo. Todos los jugadores, a la vez, tratan de deshacerse de sus dados, colocándolos sobre el tablero, pero ¡sólo pueden hacerlo siguiendo el orden de puntuación! Ligretto Dados es un entretenido a la par que adictivo juego en el que todos los jugadores juegan simultáneamente intentando colocar los dados que tiran en el tablero de juego.

Así se nos presenta este título diseñado por Inka y Markus Brand, el matrimonio responsable de otros títulos como La Villa o Saint Malo, publicado en 2009 por Schmidt Spiele.

En nuestro país el juego fue publicado en su día por Devir, aunque ahora mismo se encuentra descatalogado y es difícil encontrar una copia. Siempre nos quedará la importación. Afortunadamente el juego es totalmente independiente del idioma, e incluso la edición de Schmidt Spiele es multilenguaje, incluyendo el reglamento en castellano. El juego permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima recomendada de 8 años y una duración media aproximada de 20 minutos. El precio de venta en España rondaba los 18 €.

Contraportada
Contraportada

Importante: si ya conoces el juego y/o sólo te interesa mi opinión sobre el mismo, puedes pasar directamente al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están destinados especialmente a aquellos que no conocen el juego y prefieren hacerse una idea general de cómo funciona.

Ir a la Opinión Personal

 

Contenido

Dentro de una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), con dimensiones 19×19×6,7 cm., nos encontramos con los siguientes elementos:

  • Tablero (de cartón)
  • 24 dados (de baquelita), 6 de cada color (azul, rojo, amarillo y verde)
  • 4 Cubiletes (de plástico)
  • Bolsa para los dados (de tela)
  • Reglamento
Contenido
Contenido

 

Mecánica

Ligretto Dados es un juego simultáneo de habilidad y reflejos en el que tendremos que intentar ser los más rápidos en colocar nuestros dados sobre el tablero de forma creciente.

 

Conceptos Básicos

El concepto más importante, y casi el único, que maneja este juego es la colocación de los dados sobre el tablero. Básicamente consiste en que solo existe un posible dado colocable en cada una de las columnas de colores a cada instante. Y este será el que coincida en valor con la primera casilla libre de la columna del color correspondiente comenzando desde la casilla con el valor 1. Muy sencillo.

Mecánica de dados
Mecánica de dados

El otro concepto importante es que para jugar solo podremos hacer uso de una mano. La otra, para evitar hacer trampas, deberá estar sujetando constantemente el cubilete.

Cubiletes y Bolsa de Tela
Cubiletes y Bolsa de Tela

 

Preparación de la Partida

La partida constará de una serie de rondas, las cuales se preparan todas de la misma forma:

  1. Se coloca el tablero en el centro de la mesa
  2. Cada jugador toma un cubilete
  3. Se introducen todos los dados en la bolsa de tela
  4. Cada jugador roba al azar los dados que corresponda en función del número de jugadores:
    • Para 2 jugadores: 12 dados
    • Para 3 jugadores: 8 dados
    • Para 4 jugadores: 6 dados

Y ya estamos listos para comenzar la ronda.

Partida preparada para cuatro jugadores
Partida preparada para cuatro jugadores

 

Desarrollo de la Partida

Como hemos dicho, la partida consta de un número determinado de rondas (tres por cada jugador). Así, la partida durara:

  • Para 2 jugadores: 6 rondas
  • Para 3 jugadores: 9 rondas
  • Para 4 jugadores: 12 rondas

Al comienzo de cada ronda, uno de los jugadores dirá en voz alta Ligretto, dando comienzo a la misma. A partir de ese momento, cada jugador intentará deshacerse de todos sus dados lo más rápido posible.

Para ello lanzará todos sus dados e intentará colocarlos en el tablero cumpliendo la norma anteriormente comentada. Si considera que los valores obtenidos no le sirven (ya sea porque con ese valor ya están colocados o porque faltan muchos valores intermedios hasta llegar a ellos) puede relanzar, pero siempre deberá relanzar todos los dados que aún le queden. Es decir, que no existe la posibilidad de bloquear dados.

Tablero
Tablero

En el momento que algún jugador logre colocar todos sus dados dirá en voz alta Ligretto y la ronda finalizará, procediendo a sumar los puntos de la misma:

  • El jugador que ha cantado Ligretto se anotará tantos puntos como dados no hayan colocado sus rivales (es decir, anotará un punto por casilla libre del tablero).
  • El resto de jugadores restarán tantos puntos como dados propios no hayan logrado colocar.

 

Fin de la Partida

La partida finaliza tras anotar los puntos de la última ronda. El ganador será el jugador con más puntos. En caso de empate, los jugadores comparten la victoria.

 

Opinión Personal

Como he comentado en la introducción, la versión original de Ligretto (con cartas) me pareció sublime. Un juego de habilidad y reflejos, tanto mentales como físicos de esos que tanto me gustan (como el Diavolo). Uno de esos fillers ideales para este tiempo estival y echar unas partiditas en cualquier lado.

Sin duda, lo más destacable de esta versión con dados de Ligretto es la tensión que es capaz de generar en el desarrollo de cada ronda. Desde el momento que alguien canta el Ligretto de salida, se desata la tormenta hexaédrica, con cada jugador relanzando dados como si no hubiese mañana, mientras intenta colocar todos los que pueda. De vez en cuando hará alguna paradita a la espera de que algún jugador coloque el dado que necesita para poder situar los suyos, pero lo normal es que casi ni nos fijemos en los valores que sacan los demás y prefiramos tentar a la suerte y ser nosotros quienes coloquemos esos dados en las primeras casillas disponibles.

Dados
Dados

Obviamente, casi siempre que un juego incorpora dados, existe una importante componente de azar. Si no nos salen los valores que podemos colocar, por muy rápidos que seamos con las manos y con la mente, estaremos vendidos. Pero, aun así, diría que el factor agilidad tiene mucho más peso que este factor suerte. Simplemente por pura estadística, si somos más rápidos que nuestros rivales, podremos relanzar más veces y tendremos más posibilidades de obtener los valores que necesitamos para colocar los dados en el tablero. Aun así, muchas veces nos sorprenderemos de como la estadística se ríe de nosotros, necesitando decenas de tiradas para conseguir un valor concreto en uno de los dados.

Las rondas se desarrollan a una velocidad vertiginosa, casi sin llegar al minuto por ronda (aunque esto dependerá mucho de los jugadores). Especialmente satisfactoria es aquella ronda en la que, con gran ayuda de la dama fortuna, casi todos nuestros dados son colocables directamente. También supondrá que nuestros rivales nos deseen el peor de los males. Porque, al igual que el subidón de adrenalina finaliza con alegría en el anterior caso, cuando no somos este jugador los niveles de frustración pueden alcanzar niveles interesantes. Muchas veces tendremos la sensación de que no podíamos haber hecho nada y hemos restado una buena cantidad de puntos.

Con lo dicho hasta ahora, creo que queda claro que no es un juego apto para jugadores torpones. Hay que tener una buena coordinación a la hora de relanzar los dados (tanto para meterlos en el cubilete como para evitar que se desperdiguen por la mesa, complicando dicha tarea), así como ser rápidos en colocar los dados en el tablero, porque más de una vez esa casilla libre que nos venía bien será ocupada por uno de nuestros rivales debido a nuestro lento proceder.

También hay que asumir que, a medida que el furor de la partida nos invada, la probabilidad de los golpes entre los rivales va en aumento. Cuando esto ocurra, mejor respirar profundo para evitar broncas innecesarias que rompan el buen rollo de la sesión.

Podríamos decir que juega en la misma liga que otro de esos juegos que tanto me gustan, el Diavolo: juego de agilidad con dados y rapidez mental, aunque en este Ligretto Dados cada ronda se desarrolla de forma más individual y solo hay interacción a la hora de colocar los dados sobre el tablero (en el Diavolo hay una lucha directa por tomar el diablito que corresponda en cada momento). Aunque la mayor diferencia es, sin duda, que no hay eliminación de jugadores como si ocurren en el juego publicado en nuestro país por Asmodee.

Y en comparación con su hermano mayor, el Ligretto original, yo me quedo con este Ligretto Dados. Es cierto que el juego de cartas tiene una ventaja innegable respecto al de dados, y es que es mucho más escalable. Con comprar un nuevo set pueden jugar cuatro personas más, pudiendo llegar a tener partidas con doce jugadores (aunque suene un poco a locura). Con Ligretto Dados solo se puede llegar a cuatro jugadores, que es un número ideal para la mecánica del juego, pero si tenemos un grupo más numeroso tal vez se nos quede corto. Siempre podemos usar dos copias y poner a la gente a jugar simultáneamente en dos grupos de cuatro, a cambio de un desembolso mayor.

El juego funciona muy bien con cualquier número de jugadores, si bien a mas jugadores las partidas se vuelven más frenéticas, por la sencilla razón de que a más jugadores, menos dados por cabeza. Pero las sensaciones en todas las partidas son muy similares.

Detalle de partida en juego
Detalle de partida en juego

La edición es bastante interesante. Los componentes son de una altísima calidad. Tablero de gran grosor y con un tamaño aceptable para el uso que va a recibir, aunque tal vez unas casillas cuadradas en vez de rectangulares le habría venido mejor, ya que es muy fácil mover sin querer alguno de los dados y sacarlos de la misma. Unos dados translucidos de colores que llaman la atención desde el mismo momento que abrimos la caja, aunque en mi copia uno de los dados tenía un pequeño fallo y la cara del dos tenía un punto central y parecía otro tres. Nada que un rotulador indeleble no pueda solucionar. Y, sin duda, el componente más importante: los cubiletes. Sin ellos el juego no podría funcionar como funciona. Fundamental su diseño alargado, de forma que los dados entran solo en dos de las tres dimensiones, de forma que es muy cómodo introducir los dados para relanzarlos. Una edición magnifica.

Y vamos cerrando. Como he dicho, un filler muy simpático que nos ofrecerá partidas frenéticas y tensas, además de muchas risas, ya sea por ganar la ronda o por no creernos que hayamos perdido en tan poco tiempo. Gran edición con unos componentes de lujo y un precio relativamente ajustado (si lo encontráis por debajo de su precio recomendado es casi compra obligada). Ideal para esta época del año. Cuidado con los golpes. Si sois más torpes que un guardagujas, seguramente acabéis detestándolo. Pero seguro que sois ágiles como gacelas. Por todo esto le doy un…

Aprobado

Si te ha sido útil lo que has leído

¡Ayúdame a mantener el blog!

10 comentarios en “Reseña: Ligretto Dados”

  1. Buena reseña!
    Parece un juego divertido para el verano: más sencillo que un chupete, con habilidad, mucho azar y se ve que tiene que ganar cuantos más jugadores haya en la mesa…en principio no nos atrae para comprarlo pero no nos negaríamos a probarlo!

    Responder
    • A Sandra le encanta a dos jugadores. Mucha mas tensión y control en la partida. A mas jugadores, mas desfase! Vais a ir a TDN?

    • Aún no sabemos porque ni el transporte ni nuestra disponibilidad dependen enteramente de nosotros (igual nos llaman para currar en unas colonias), pero si vamos avisamos 😉

  2. Gran reseña y gran descubrimiento este Ligretto Dados. Lo encontré en un rincón oscuro en un Juguettos. Lo vi, lo levanté y vi su PVP… 10 euros!! A la buchaca en un segundo y gran acierto sin duda. Muchas risas y a mi también me gusta mucho a dos jugadores.
    Un saludo

    Responder
  3. Gran reseña!
    A mí el de cartas no me hace tilín. Sin embargo, la versión de Dados me gusta. Y con mérito. Es uno de los pocos de acción en tiempo real q me gustan. Casi ná!

    Saludos!

    Responder

Responder a Jose Luis Robledo Cancelar la respuesta