Crónicas Jugonas: Semana 22 del 2014 (26/05 – 01/06)

Otra gran semana lúdica, esta vez con muchas partidas entre semana (además de sesionaca el fin de semana). Vamos a ello.

El martes nos llegó un pedido, así que aprovechamos y estrenamos el Toscana, un pequeño juego de colocación de loseta y control de zonas, muy similar al Blokus, pero con algo de azar. La partida no tuvo mucha historia (a Sandra le suele costar asimilar este tipo de juegos prácticamente abstractos). La partida se juega a dos rondas. En la primera gane 23 a 13, y en la segunda 21 a 15, por lo que la partida fue para mí. Muy entretenido y rápido de jugar. A ver cuando repetimos.

Abstracto molón
Abstracto molón

El miércoles quedamos con los chicos de Juegos de la Mesa Redonda, Alejandra y Aarón, para nuestra partidita semanal. De nuevo volvimos a darle al Saint Petersburg en Yucata. Pero esta vez todos íbamos preparados y Aarón no iba a poder arroyarnos. Fue una partida mucho más tensa, con estrategias muy variadas. Sandra prefirió ir ahorrando para poder comprar siempre que quisiese, pero tal vez pecó de conservadora y llegó al final de la partida con demasiado cash y pocos puntos. Aarón siguió más o menos la misma estrategia que en la partida de la semana pasada, con la diferencia de que esta vez no le dejamos campar a sus anchas. Alejandra y yo fuimos los que seguimos una estrategia más compensada. Yo concretamente me centre en intentar tener edificios en todas las rondas que me proporcionasen monedas (no solo en la primera fase). De forma que muy pronto actualicé dos de mis edificios, y de paso iba acumulando unos suculentos puntos que serían la clave al final de la partida. Respecto a los Nobles, hubo poco margen de maniobra, porque cada vez que llegábamos a esta fase como mucho había 4 nobles para tomar (pero la mayoría de las veces eran menos), de forma que siempre alguien se quedaba sin coger nobles. Y a esto que en pocas rondas la partida se acabó al agotarse el mazo de edificios. Yo llevaba ya una ventaja importante, pero era el que menos nobles tenía, aunque esto no fue suficiente. Alejandra se quedó solo a 3 puntos de mí. Si hubiese tenido un noble más la partida habría sido suya. Marcador final: yo vencedor con 44 puntos, Alejandra segunda con 41, Aarón tercero con 31 y Sandra última con 28. ¡Necesito una copia de este juego! Mi colección nunca estará completa sin él. Espero poder pillar alguno de la reedición que Hans & Gluck está realizando (aunque la lanzaron por crowdfunding, supongo que habrá unidades suficientes para todos).

Victoria contra todo pronóstico
Victoria contra todo pronóstico

El jueves tocaba cuasi-estreno. Junto al Toscana, esta semana nos llegó el Airlines Europe, la reimplementación del Union Pacific de Alan R. Moon. Ya habíamos tenido la oportunidad de jugarlo en la CometCon, pero se puso a tiro y nos gustó tanto que había que tenerlo. Y hoy fue el momento de sacarlo por primera vez a la mesa. Y la primera vez que lo íbamos a jugar a dos. Importante este detalle como veréis al final de la partida. Total que empezamos a expandir compañías y comprar acciones. Sandra empezó a expandir la compañía naranja, con la intención de tener un buen vivero de puntos. Yo hice lo mismo con la gris, aunque decidí bastante pronto cuando ya conseguí el bonus. Sandra sin embargo agotó los aviones de la naranja, dejándola en muy buena posición, por lo que entramos en conflicto cuando empezamos a bajar acciones de la naranja. Mientras, yo me dedicaba a expandir la verde, de la que tenía mayoría clara de acciones. La partida estaba aparentemente muy igualada, y entonces nos entró el miedo porque terminase, y empezamos a bajar acciones de la Air Abacus, descartando cartas de compañías que teníamos perfectamente controladas. Y entonces llegó la tercera (y última) fase de puntuación. Cuando empezamos a jugar leímos las reglas especiales para dos jugadores así un poco por encima, quedándonos con que las cartas que fuésemos descartando luego servirían como las de un tercer jugador ficticio que modificaría las puntuaciones. Lo que no leímos es que a estas cartas se sumaban las del mercado, las del mazo restante y las acciones de Air Abacus aún no tomadas. Total, que el jugador virtual puntuó el máximo en casi todas las compañías, sobre todo porque Sandra y yo descartábamos acciones de compañías que ya teníamos más o menos controladas. Un fail como un camión. Aun así, creo que no perjudicó más a uno que a otro, por lo que la partida podemos considerar que se decidió durante las fases anteriores, donde yo había cogido algo de ventaja, sobre todo porque si tenía bajada acciones de Air Abacus antes que Sandra. Tal vez aquí estuvo la clave. Resultado final: yo vencedor con 93 puntos y Sandra segunda (y ultima) con 77.

Ese jugador virtual de última hora destrozó todos nuestros planes
Ese jugador virtual de última hora destrozó todos nuestros planes

Como viene siendo habitual, el viernes Sandra y yo echamos nuestra partidita de Krosmaster: Arena semanal. Además con figuras nuevas (otra vez). Sandra formó equipo con Makum Bah, La Reina de los Tofus y Mali Bú (de la segunda temporada), mientras que yo jugué con Perceblando, Yoko Agular, Tomas Rael y Alli Seh. Sandra parecía haber aprendido la lección, y me dejó fuera de combate a las primeras de cambio a Yoko Agular y a Tomas Rael. Pero tuve la suerte de toparme con el Pekekoko (equipo), dándole una vida enorme a Perceblando. Así que me atrincheré en una esquina del tablero para poder recuperarme y volví a la carga. Sandra no se quedó quieta y equipó a Makum Bah con el Martillo que le otorgaba el mismo ataque que a Perceblando, pero ni La Reina de los Tofus ni Mali Bú pudieron soportar el terrible ataque del ser gelatinoso. Victoria para un servidor. ¡Sigo invicto!

El momento de mi victoria
El momento de mi victoria

El sábado tocaba sesión lúdica con José Luis y Silvia. Esta vez hacíamos de anfitriones. Empezamos con la cuenta pendiente que nos quedó la semana anterior, el magnífico Brass de Martin Wallace. Una maravilla. Nos encantó a todos. La partida estuvo muy reñida. Al menos entre Sandra, Silvia y José Luis, porque yo, en la fase del canal, tras dos o tres cagadas importantes, me quedé muy rezagado y lo pague caro en la segunda fase. Segunda fase en la que todos estuvimos agobiados porque apenas construimos minas de carbón, y cada vía de tren que colocábamos en el tablero (necesita carbón) era un sablazo económico importante. José Luis tenía bastante bien controlada la partida, pero dejó una pequeña brecha en su estrategia. Brecha que aprovechó Silvia. José Luis creía que en Ellesmere-Port solo él iba a poder construir un Astillero, pero se olvidó de la conexión virtual de Liverpool, y Silvia lo colocó antes que él, consiguiendo con esa jugada la victoria. Resultado final: Silvia vencedora con 77 puntos, José Luis segundo con 74, Sandra tercera con 66 y yo último con 57. Aun así, superjuegazo. Merecida posición en el ranking de la BGG.

Desastrosa partida. Me queda mucho por aprender
Desastrosa partida. Me queda mucho por aprender

Después, para liberar neuronas y aprovechando que publiqué esta semana las primeras impresiones del Hansa, saqué el titulo con el que lo comparé directamente, Santiago de Cuba. Tras explicarles cómo iba la historia, nos pusimos a darnos paseítos en el taxi. La verdad es que yo jugué muy mal, porque tras los dos primeros barcos me di cuenta que más o menos me tocaba jugar siempre sobre los mismos personajes, pero no hice nada para evitarlo. Encima, los edificios que marqué mediante Alonso apenas los usó nadie. José Luis y Silvia fueron los que mejores jugaron, cargando numerosas veces en el carguero y llevándose casi todos los puntos. La partida se decidió por detalles, llevándose la victoria, de nuevo, Silvia con 27 puntos. Segundo quedó José Luis con 25 y Sandra y yo quedamos empatados con 18 puntos (aunque yo con más monedas). Es cierto que a cuatro es mucho más caótico y es difícil intentar cambiar el curso de los acontecimientos y hacer que el viento sople a tu favor. En este sentido me parece más interesante Hansa para jugar a cuatro, aunque el Santiago de Cuba es mucho más bonito (y rejugable).

Hasta ahora, mi partida peor enfocada de al Santiago de Cuba
Hasta ahora, mi partida peor enfocada de al Santiago de Cuba

Antes de cenar y para abrir el apetito, sacamos el Diavolo para darnos unas cuantas leches intentando atrapar los diablitos del color correspondiente. Al principio comenzamos muy comedidos, casi sin tocarnos. Pero a medida que la tensión aumentaba, los bloqueos y los empujes comenzaron a ocurrir con más frecuencia. Yo fui el primero en caer. Empecé como siempre, manteniéndome con cinco gemas muchas rondas. Pero me confié y en una mala racha quedé eliminado, así que me fui a hacer la cena. La siguiente en caer fue Silvia, que vino a hacer la pizza, quedándose Sandra y José Luis en un mano a mano muy intenso. Mano a mano que se llevó Sandra la experta. Muy divertido como siempre.

¡Esas manitas!
¡Esas manitas!

Después de cenar teníamos ganas de cachondeo, así que jugamos un Party & Co: Evolution. Ya sé que no pega mucho con el nivel del resto de los juegos, pero ¿habrá que jugar a todo no? Cualquier día os encontráis con una partida al Risk de las Guerras Clon en estas crónicas. El problema es que, como suele ocurrir, la partida se eternizó un poco, provocando el efecto contrario del deseado. Es cierto que nos reímos bastante, pero se nos hizo pesado. Por supuesto, la partida fue chicos contra chicas. Y esta vez ganamos los chicos. Quedará para el recuerdo mi prueba de intentar que José Luis adivinase por gestos y sonidos “Hacer de “go-go” en una discoteca”.

Un clásico
Un clásico

Volviendo a la normalidad, José Luis se trajo su SuperPrint&Play del Yspahan. Esta vez sí que me gustó mucho la partida, porque ya conocíamos todos los posibles caminos hacia los puntos de victoria. Sandra tuvo bastante suerte porque la primera carta que robó es la que le eximia de utilizar camellos en una construcción, por lo que colocó la de que obtenía dos puntos de victoria por cada puntuación en barrios que hiciese. Y vaya si amortizó esa construcción. Prácticamente se dedicó a puntuar barrios. Yo esta vez quise tirar por el tema de la caravana, y utilicé bastante al administrador para conseguir una buena cantidad de puntos. Además también me construí casi todos los edificios, aunque Silvia me mató en la última ronda, evitando que pudiese puntuar el único barrio en el que tenía presencia, lo que me dejó sin opciones de victoria. Silvia siguió una estrategia similar a la mía, aunque no le sacó más provecho. José Luis estuvo algo más disperso y no rentabilizó mucho sus acciones. Resultado final: Sandra vencedora con 80 puntos, yo segundo con 73, Silvia tercera con 69 y José Luis último con 62. Esta segunda partida, como digo, me ha gustado mucho más. Ha subido puestos en mi Wishlist.

Sandra acaparando barrios
Sandra acaparando barrios

Para cerrar la sesión no se nos ocurrió otra cosa que intentar probar el Krosmaster: Arena a cuatro. Esta decisión podemos catalogarla como la más catastrófica en todas las megasesiones lúdicas que llevamos. Entre que era tarde, que estábamos cansados, que el Krosmaster, sin  ser un juego difícil sí que tiene muchos chorriconceptos que no son sencillos de asimilar de una tacada y, sobre todo, que el juego no funciona para nada a cuatro jugadores en un todos contra todo terminó por dejarnos K.O. Tras un par de rondas decidimos dejarlo porque nos estábamos aburriendo. Y con el bajón decidimos terminar la sesión, porque todos teníamos ganas de echarnos a dormir. Teníamos que haber optado por algo más light y que conociésemos todos.

Al final acabamos así, todos derrotados
Al final acabamos así, todos derrotados

Para desquitarnos del mal sabor de boca, Sandra y yo estrenamos el domingo el fabuloso Terra Mystica. Tras una rápida lectura al manual nos pusimos a terraformar y levantar construcciones. La partida, como es obvio, se mantuvo muy igualada, aunque a partir de la segunda tercera ronda yo empecé a despegarme, sobre todo porque mantuve dos o tres puestos comerciales sobre el tablero, mientras que Sandra no, por lo que tuvo que utilizar muchos puntos de poder en conseguir efectivo, mientras que yo dejé que se fueran acumulando para poder utilizarlos después. Sandra al final hizo acopio de sacerdotes y se dedicó a elevar sus marcadores en los niveles de culto, para obtener la mayoría en casi todos ellos, aunque yo, mediante el avance del nivel de conocimiento fluvial logré tener la mayor extensión de asentamientos adyacentes, llevándome la primera partida. Marcador final: 99 a 89. Nos ha gustado mucho y tenemos que darle más partidas. Seguramente jugaríamos cosas mal. A ver las pifias cuando me relea el manual.

¡Maderaaaaaa!
¡Maderaaaaaa!

Y con esto termina la semana. No puedo quejarme, aunque esperamos haber aprendido la lección y no volver a cometer un fallo mortal como el del sábado con el Krosmaster: Arena. ¡Hasta la próxima!

14 comentarios en “Crónicas Jugonas: Semana 22 del 2014 (26/05 – 01/06)”

    • La gente está entrenada. La verdad es que aunque hay muchas partidas, me ha sabido a poco. A ver que tal se da esta semana!

  1. El Krosmaster parece el nuevo Tichu, ahora no falla, jeje.
    El Toscana estuvimos tentados de pillarlo de oferta, pero nos pareció feo de cojones y parecido a otros que tenemos, como el Blokus…pero con azar, no? Porque en el Blokus las losetas son "públicas" y tú eliges la que quieres mientras que en Toscana parece que no…
    Y qué bien lucen siempre el Terra Mystica y el Santiago de Cuba!!

    Responder
    • Errata!!! Gracias por la detección. Como decís, las losetas son ocultas, aunque solo son 8 y conocidas. A mi no me pareció feo. No deja de ser un juego muy simplito, no le pido mas que partiditas rapidas.

      El Krosmaster hay que amortizarlo. Con tantas figuras una partida por semana tiene que caer (esta semana nos vienen otras 7 :P).

      Y si, visualmente preciosos!

      Gracias por pasaros!

  2. De esta entrada me pones los dientes largos con varios juegos que quiero catar por 1ª vez, como el Terra Mystica, el Airlines, o ese Toscana (vivan los abstractos!!), y de rejugar otros que me parecen buenos juegos, como el St. Petesburg o el Yspahan.
    Buen ritmo pillín.
    Saludos!

    Responder
  3. Que envidia cuantas partidas !

    Queria hacerte alguna pregunta. Tengo el Yspahan y normalmente lo he jugado a 2 jugadores, me ha gustado, pero queria saber que tal a 3 y a 4.
    Por que por ejemplo el Santiago de Cuba que tambien lo suelo jugar a 2 y me gusta bastante , a 4 jugadores no lo veo.

    Y luego sobre el Airlines Europe, que estoy pensando en adquirirlo, que te ha parecido? que tal va a 2 ? ( Supongo que a mas jugadores ganara), Es que el TTR Marklin que tengo le gusta a casi todos los que nunca han jugado a nada y queria algo un poco con mas chicha , pero que tampoco abrume.

    Responder
    • Buenas!

      Ante todo, gracias por pasarte y comentar. Al lio:

      1. Respecto al Yspahan, considero que juega en una liga muy distinta al Santiago de Cuba. El juego de Ystari es un titulo mucho mas profundo, con suficientes variantes estrategicas como para que el juego funcione muy bien a cuatro. El Santiago de Cuba todos los jugadores van a intentar adaptarse a la demanda del carguero, por lo que van a querer hacer lo mismo (además del caos que supone el movimiento del taxi). Es cierto que podría hacerse una analogía con el administrador del Yspahan, pero, en las partidas que hemos jugado, hay suficientes cosas para hacer en cada turno además de moverlo. Para mi funciona bastante bien. Este viernes publicaré mis primeras impresiones.

      Respecto al Airlines, como comento arriba, es una reimplementación del Union Pacific (este si de trenes). Como supones, es un puntito mas que el Aventureros al Tren. A dos funciona "adecuadamente". No se si habrás jugado al Alhambra, pero el sistema de puntuación es similar. A lo largo del mazo de cartas hay tres cartas de puntuación escondidas. Cuando salen, se puntuan las compañias en funcion de las acciones que tienen los jugadores. Pues a dos jugadores, en la última fase de puntuación, toda carta que no esté en juego por alguno de los dos jugadores se contabilizan como cartas de un tercer jugador que suele provocar bajadas en las posiciones en cada una de las empresas. Estas cartas incluyen cartas descartadas por los jugadores, así como lo que quede del mazo. A 3 y 4 jugadores funciona bastante bien.

      Si acaso le pondría como pega eso, que aun siendo una vuelta de tuerca mas al TtR, sigue siendo muy parecido el sistema de juego, y si aun tienes pocos juegos, tal vez pueda recordar demasiado. Si nos cuentas que tienes en la ludoteca tal vez podamos recomendarte alguna otra cosa 😛

      De nuevo, gracias por pasarte!

    • Lo primero gracias por la respuesta y por el blog, sobretodo lo de Cronicas Jugonas me gusta mucho.

      Pues juegos ya tengo unos cuantos, ya que entre ofertas online por aqui, juegos de segunda mano por alla, print and plays, concursos, etc.. pues ya voy teniendo un poco de todo,
      Normalmente juego a 2 con mi novia, pero tambien suelen surgir partidas a 4 o 5 con algun familiar o amigo.

      Tengo lo siguiente ( todo facil o nivel medio-facil)

      Carcassonne
      TTR Marklin
      Stone Age
      La era del carbon
      Yspahan
      21 motines
      Santiago de Cuba
      Castillos de Borgoña
      Sherlock Holmes Detective asesor
      La isla Prohibida
      Flashpoint: Fire Rescue
      The Island
      Jaipur
      Battleline
      Exploradores
      Balloon Cup
      Mr.Jack Pocket
      1911 Amundsen vs Scott
      La Aventura del paso del Noroeste
      Catan de cartas
      Noah
      TimeLine : Inventos y Eventos
      Felix el gato en el saco
      Coloretto
      Linja
      Hive
      Hanabi
      Coup
      Love Letter
      Chupacabras
      Story Cubes
      Constructo
      Jungle Speed
      Ubongo Trigo
      Toma 6
      Dobble
      Saboteur
      Dixit

      Creo que nada mas, cualquier recomendacion sera bienvenida 🙂

      perdon por si es un poco tocho, un saludo!

    • Hombre, abundan fillers y Eurogames de nivel "medio" y "medio-bajo". A bote pronto diría que lo mas "complejo" (en cuanto a variables y curva de aprendizaje y vida del juego) que tienes es el Yspahan.

      Si no los has probado y no tienes ninguno, yo te recomendaría que catases alguno de Uwe Rosenberg (Agricola, Le Havre o el ahora reciente Caverna). El Le Havre es tal vez mas asequible en cuanto a conceptos, pero con mucha mas capacidad estrategica. El Agricola es mi juego favorito. Y el Caverna es una reimplementación de este último, aunque con la posibilidad de jugar a 7 (lo que encarece bastante el producto).

      Si el precio influye, pues entonces quedate con el Airlines Europe. Pero si puedes llegar a los 40-50 €, el Le Havre o el Agricola podrían ser una gran adquisicion. Échales un ojo a mis reseñas a ver que te sugieren. Y si puedes, pruebalos antes!!

Deja un comentario