Crónicas Jugonas: Semana 20 del 2014 (12/05 – 18/05)

Una semana más os traigo el relato de mis desventuras lúdicas (se nota que he perdido mucho, ¿no?). Pero bueno, alguna que otra victoria ha caído.

El miércoles Sandra y yo estrenamos nuestra recién llegada copia del Quarriors! La partida no tuvo mucha historia, salvo alguna invocación poderosa por parte de alguno de los dos que se llevó por delante las criaturas invocadas. Pero, salvo eso, las cartas disponibles no permitían muchas historias: el hechizo que permitía destruir criaturas, pero se anulaba fácil con el que permitía anular hechizos. La partida se decidió por detalles. Principalmente, porque yo logré comprar un dado del hechizo que daba directamente 3 puntos de victoria. Logré usarlo un par de veces. Eso, unido al ejército de dados que tenía en mi bolsa propició que llegase a los 20 puntos antes que Sandra. Eso sí, se quedó únicamente a solo 2 puntos, por lo que podría haber ganado ella perfectamente.

¿De qué sirve tener tantas criaturas si no puedes invocarlas?
¿De qué sirve tener tantas criaturas si no puedes invocarlas?

El viernes fuimos a casa de José Luis y Silvia para una de estas megasesiones lúdicas que tanto nos gustan. Empezamos con el magnífico Le Havre del gran Uwe Rosenberg. José Luis ya jugó en nuestro piso, pero Silvia necesitaba una explicación. Tras esta comenzamos a mover recursos y levantar edificios en el puerto francés. Yo empecé la partida con un ritmo de construcción brutal. Me compré la Inmobiliaria, que permite construir dos edificios con una única acción, lo que me permitió ir levantando edificios a pares. Pero llegó el momento clave para mi partida. Una ronda en la que yo solo iba a tener una acción, sin tener ni alimentos ni monedas, en vez de conseguir algo para cubrir mis necesidades, me obceque construyendo de nuevo, lo que me introdujo en una espiral crediticia importante. Al final de la partida acabé con 5 préstamos (y eso que logré quitarme de encima uno). Condenado. Sandra empezó agobiada, pero poco a poco fue aumentando el ritmo. En la recta final piso el acelerador a fondo, comprando barcos y vendiendo mercancías. José fue el que tal vez realizó una partida más regular, pero al final se quedó a un punto de Sandra. Marcador final: Sandra primera con 82 puntos, José Luis segundo con 81, Silvia tercera con 77 y yo último con 61 y muchos créditos.

¡Qué desastre!
¡Qué desastre!

Continuamos con juegos marítimos. Tocaba sacar el estreno de la semana, Vineta. Nos convertimos en dioses nórdicos qué deciden que a la isla de Vineta se le ha acabado el tiempo y van a descargar toda su ira lanzando olas contra sus costas. Tras la correspondiente explicación, comenzamos a levantar tsunamis. Para seguir la buena racha iniciada en el juego anterior, quedé último de forma estrepitosa. Jugué un poco de forma caótica, intentando que no se notase demasiado que color y que barrios me interesaban salvar, pero nada. Entre que apenas me llevé casitas a la hora de hundir barrios y que en el último momento se descubrió el pastel, conseguí poquísimos puntos. José Luis fue el que intentó jugar con más cabeza y consiguió llevarse la partida. Resultado final: José Luis primero con 15 puntos, Sandra segunda con 14 puntos, Silvia tercera con 12 y yo último con 8. La verdad es que el juego es puro caos. Pero muy divertido. Tenemos que repetir.

Antes de la tormenta...
Antes de la tormenta…

Después volvimos a sacar el Carcassonne: Mares del Sur que José Luis consiguió en el regional de Carcassonne. Como tenía claro que no iba a ganar (viendo la tendencia), decidí que al menos iba a intentar no hacer el ridículo como la partida anterior. Así que me intente centrar en conseguir la mayor cantidad de puntos posible. Qué gran estrategia, ¿verdad? Seguro que no se le había pasado por la cabeza a nadie. Pues, aunque no hice el ridículo, ¡volví a quedar último! Que desastre. Tardé en conseguir plátanos, por lo que no pude pillar apenas ningún barco decente, mientras que José Luis, Sandra y Silvia se los iban llevando todos. La partida se la llevo Sandra con 24 puntos, quedando segunda Silvia con 21, José Luis tercero con 19 y yo, de nuevo, último con 16. Al menos no fue tan desastroso.

Yo creo que en la próxima ya no quedaré el último
Yo creo que en la próxima ya no quedaré el último

Pasamos al segundo plato fuerte de la velada. Después de cenar sacamos el clásico de Wolfgang Kramer y Richard Ulrich, El Grande. Tras explicarles a José Luis y Silvia como iba la historia, nos pusimos a dar vueltas por la península. Sandra se despegó pronto y mantuvo el nivel hasta el final de la partida. No sabemos por qué, pero este juego se le da increíblemente bien, y su ratio de victorias es casi del cien por cien. Pero vendí cara mi derrota. Se notó que era la primera partida de José Luis y Silvia, pues andaban un poco perdidos en cuanto a la gestión de sus caballeros sobre el mapa. No se expandieron todo lo posible y dejaron muchas provincias sin representación, por lo que a la hora de puntuar Sandra y yo (en menor medida) nos despegábamos. Aun así la partida se mantuvo muy igualada, aunque no pude evitar que Sandra se llevase la tercera victoria de la tarde. Resultado final: Sandra primera con 107 puntos, yo segundo con 104, Silvia tercera con 101 y José Luis último con 96. A José Luis le dio la impresión de ser un juego complicado de remontar. Personalmente opino que no, pero es un juego al que hay que echarle partidas para asimilar las posibles estrategias a desarrollar.

Niños, ¡hay que expansionar!
Niños, ¡hay que expansionar!

Y llegó el gran momento de la noche. Si señores, en algún momento iba a tener que ganar alguna partida. Y ese momento llegó con el gran juego de Chemo, Banjooli Xeet. Nos pusimos a hacer corretear a los avestruces. De entrada vi difícil conseguir pleno, porque el avestruz que estaba fuera de mi predicción se puso muy en cabeza nada más comenzar. Menos mal que montamos un circuito con bastante mala leche. La segunda loseta era una curva y a continuación el puente, por lo que se formó un curioso atasco entre avestruces asustados y otras que no podía avanzar. No pude evitar que el morado (el que no tenía en mi tarjeta), entrase en primer lugar, pero al menos logré mover los hilos lo suficiente para conseguir que el segundo, tercer y último puesto si coincidiesen con mi tarjeta, por lo que me llevé la partida con 14 puntos. Segunda quedó Silvia con 8, tercero José Luis con 6 y última Sandra con 2. Ya me podía acostar tranquilo.

Me faltó muy poco para el pleno
Me faltó muy poco para el pleno

Finalmente, para cerrar la sesión, José Luis y Silvia nos sacaron El Laberinto Mágico. Era un juego que, por aspecto sabía que a Sandra iba a encantarle, pero luego se le iba a dar fatal, porque los memory no le gustan nada. Y así fue. Casi todas las rondas se chocaba, para su desesperación, casi siempre con los mismos muros. José Luis fue el primero que consiguió fichas, además de tener algo de suerte por ir saliéndole muy cerca de su posición inicia. Algo parecido ocurrió con mi zona, aunque en menor medida. Esto provocó que la partida estuviese entre nosotros dos, mientras que Sandra y Silvia no paraban de pegarse chocazos contra los muros invisibles. Al final fue José Luis el que se la llevó, quedando yo a un punto de distancia. Muy divertido.

Muchas risas
Muchas risas

El sábado, antes de ir a  vivir el desenlace del título de liga, sacamos otra de nuestras últimas adquisiciones: Ligretto Dados. Ya habíamos probado el Ligretto original en la CometCon, y todo el mundo me recomendaba probar su versión de dados que, según todos, es aún más divertido. Y tengo que darles la razón. Un juego menos caótico pero igual o más trepidante. Risas aseguradas. Esta primera partida de estreno estuvo muy disputada entre nosotros dos. De hecho llegamos a la última de las seis rondas empatados. Finalmente la victoria cayó de mi lado por un único punto.

Tensión, reflejos y habilidad
Tensión, reflejos y habilidad

Esa victoria in extremis provocó que Sandra estuviese algo picada y el domingo me exigió la revancha. Y allá que fuimos. Otra vez a lanzar dados. Pero esta vez no estuvo tan acertada (o afortunada). Me llevé todas las rondas, endosándole un 20 a -20 muy doloroso. A ver si la semana que viene lo probamos a cuatro, que seguro que tiene que ser la bomba.

Mis daaaaadooooossss
Mis daaaaadooooossss

Y con esto y un bizcocho… No ha estado mal la semana. Siempre que hay sesión gorda el fin de semana, estas crónicas están repletas de historias. A ver qué tal la próxima.

20 comentarios en “Crónicas Jugonas: Semana 20 del 2014 (12/05 – 18/05)”

  1. El Grande es uno de mis anhelos frustrados. No me lo compro porque no se si lo podré sacar a menudo, pero al ser de mayorías me encantaría ¿Tanta es la diferencia entre los novatos y los que ya tienen experiencia? Por lo que he leído es fácil de aprender pero difícil de dominar.

    Útimamente los fillers de dados están triunfando, porque ser cortos, un poco azarosos pero muy tácticos, dan justo lo que prometen: diversión, risas y algo de chicha. Vi el ligretto en 5mpj y me gustó mucho. Leyendo tu crónica lo mismo me animo con esta versión de dados.

    Responder
    • ¿Y El Grande da mucho AP? No me lo he pillado en alemán porque tiene algo de dependencia del idioma, pero tranquilo que estoy a la caza y captura.

    • Tal y como lo cuentas, se parece bastante al Shogun, y es uno de mis favoritos. En fin, que ya me has hypeado definitivamente. xD

    • El juego se explica en un plis plas y se puede empezar a jugar en 10 minutos. Pero es de esos juegos que avanza la partida y te das cuenta de que los que tienen experiencia saben a que jugar y los que no andan un poco perdidos. También es muy dificil lograr gestionarlo todo, porque el orden de juego es importantisimo. De nada sirve tener claro que carta vas a coger y como la vas a usar si, cuando te llegue el turno, el tablero ha cambiado de forma importante.

      Hay diferencia, pero el juego está tan bien compensado que, aun así, no son insalvables. Vamos en esta misma partida ya ves el marcador final, en 11 puntos estábamos los cuatro. En Amazon Alemania se pilla barato (creo). Es EL JUEGO de mayorías. Sencillo de jugar pero difícil de dominar. Si puedes, al menos, pruébalo.

      Y el Ligretto Dados mil veces mejor que el Ligretto estandar. Este último es un caos, muy divertido, pero tal vez un poco agobiante, sobre todo si se juega con varios sets (mas de 4 jugadores).

      Saludos!!

    • Te diría que no. Cada turno tiene básicamente dos decisiones:
      1. Lanzar tu carta de Poder para intentar posicionarte en el turno (y traer caballeros de las provincias a la corte). Cuanto mas atrás estés en el turno, menos tendrás que pensar porque las opciones se reducen
      2. Elegir la carta de accion y ejecutarla. Son bastante atómicas.

      Si acaso, el primer jugador en ambas fases de cada ronda es el que podría sufrir mas AP, primero por intentar averiguar en que posicion les va a interesar a sus rivales posicionarse y, en funcion de esto, que carta de acción pretenden coger. Pero te diría que no. El juego es bastante fluído. Como siempre depende de los jugadores, pero las partidas no suelen irse por encima de la hora y media.

  2. En el próximo debate sobre economía que vea, voy a recomendarle a todos los que opinan que de una espiral crediticia se sale endeudándose aún más, que pregunten a Imisut qué tal le fue con el Le Havre este viernes.
    El Grande me pareció un juegazo (a pesar de darme la impresión de que las grandes remontadas son difíciles), pero como juego de mayorías… me sigo quedando con el Dominant Species por la tensión constante que tiene y el "pánico" a que alguna carta invierta toda la partida.
    Gran megasesion, como siempre. Cada vez son más largas y cada vez se me hacen más cortas (paradoja lúdica).

    Responder
    • Supongo que son dos enfoques de la mecánica de mayorías distintos. Para mi, El Grande es más puro mayorías mientras que Dominant Species le da una vuelta de tuerca añadiendo algo de caos a corto plazo. Yo me compraría ambos, no te digo más. xD

    • Por eso yo tengo ambos. Es cierto que el Dominant es un juego mucho mas avanzado. Pero la GRAN diferencia está en que uno (el Dominant) además es un juego de colocación de trabajadores, mientras que El Grande tiene una fase de subasta de turnos. Para mi son muy distintos, por eso no se pisan en una ludoteca 😛

    • Y respecto a la paradoja lúdica, ya sabes que yo estoy dispuesto a descubrir los límites! Por mi jugamos hasta el amanecer 😛

  3. Qué grandes partidas! me hubiese encantao jugarlas! es una de esas entradas en las que todo juego del que leo me encantaría jugarlo o catarlo en caso de no haberlo probado (como el Quarriors).
    El Vineta lo tuve y lo vendí, aunque me gustaba. Tu sabes, la competencia en la ludoteca, q es mu dura, y uno es MUY maniático de no sobrepasar ciertos números xDD
    Saludos crack 😉

    Responder
    • No lo sé Iván. Me gustaría poder decirte que sí, pero realmente no te lo puedo asegurar tio.
      Además, la del año pasado fue la 5ª consecutiva que fui. No quiero sonar derrotista pero… me da a mí que ya mismo el karma querrá que me lo pierda xDD

  4. Oh! y por que no he comentado yo aún? Gran semana lúdica, te gané en todos los juegos importantes…chincha! :p y lo del Ligretto dados del domingo…joer, eso si que era mala suerte, tiro dados yo todo numeros repetidos, tiras dados tu, un color entero colocadito para poner…y luego te quejas de tu suerte! :p Por cierto, ve aprendiendote la expansión del Dungeon Petz, que va tocando estrenarla ^^

    Responder
    • Esta no era mi semana. Pero me estoy mentalizando para el finde! Mas que suerte, reflejos y habilidad! Lo de la suerte es secundario 😛

      Y ya tenemos primer juego para el sábado! xD

  5. Hola Iván! Desubicado me hallo sin mi tochoreseña de los miércoles. Danos a tus fanboys una pistilla al menos sobre el juego reseñado, para calmar nuestra ansiedad. Me huele a que tendrá muchos dados.
    Un saludo ansioso e impaciente.

    Responder
    • Pues, desgraciadamente hoy no voy a poder subir la reseña. Tengo ya las fotos preparadas, pero no he podido dedicar tiempo a redactarla. Ando bastante liado estos días. Pero espero mañana poder subirla. Y no, no tendrá muchos dados… 😛

Deja un comentario