Crónicas Jugonas: Semana 18 del 2014 (28/04 – 04/05)

Gran semana lúdica. Aprovechando el puente de Mayo, Sandra y yo nos escapamos a Madrid, donde por fin conocimos a los chicos de Análisis-Parálisis, Nancy y Ushikai (Sergio). Escapada jugona en toda regla. Pero eso no fue hasta el jueves, que es cuando cogimos carretera y manta.

Tras una vueltecita y un rato charlando, llegó la hora de sentarnos en la mesa y no parar. Empezamos fuerte. Para poder mantener mi defensa acérrima de mi querido Agricola, Sergio y Nancy nos sacaron el Caverna: The Cave Farmers, el último gran pelotazo del Sr. Rosenberg, que poco a poco ha ido escalando puestos en el ranking de la BGG y ya está entre los 15 primeros. Tras una explicación rápida contando las diferencias entre Agricola y Caverna, empezamos a jugar. Yo empecé demasiado fuerte, tal vez incitado por esa sensación generalizada de que este juego es «menos agobiante» en las fases de cosecha (que son idénticas a la del Agricola, recolección, alimentación y crianza), así que a las primeras de cambio amplié mi familia de enanos. Decisión que si me mantendría agobiado el resto de la partida (que aún era mucho). Cada fase de cosecha era un pequeño suplicio, porque lo poco que lograba acumular para despegar tenía que gastarlo en mantener alimentados a mis pequeños barbudos. Afortunadamente en el rush final de la partida pude coger algo de aire, y prácticamente no dejé espacios libres y pude terminar dignamente. Sandra más o menos siguió una estrategia parecida a la mía, aunque ella amplio la familia más tarde, por lo que no sufrió tanto, aunque no aprovecho esta libertad para realizar una mejor partida. Nancy por su parte, nunca amplió la familia, y esa cantidad de acciones extra para el resto de los jugadores fue demasiado lastre. Sergio por su parte, logró la victoria gracias a la habitación que le otorgaba puntos por unidades de mineral, del cual había acumulada una cantidad brutal en una de las acciones que lo proporciona, ya que todos habíamos mandado a nuestros enanos de aventuras, por lo que dejo de ser interesante. Ante el poco control que ejercimos el resto de jugadores sobre él, aprovechó el momento oportuno (casi al final) para llevarse todo el botín y, de paso, adjudicarse la victoria. Resultado final: Sergio ganador con 65 puntos, yo segundo con 56, Sandra tercera con 45 y Nancy última con 43. Buen sabor de boca que ha dejado este Caverna. Coge el concepto del Agricola y lo adereza con la libertad del Le Havre. Si no fuese tan caro, sería una de mis prioridades, pero teniendo estos dos juegos (incluida expansión del Agricola), está aún en un puesto bajo de mi wishlist.

¡Cartón! ¡Madera! ¡Incluso plástico!

Después sacamos nosotros la petición de Sergio, el grandioso Tichu. Este formaría pareja con Sandra, mientras que Nancy lucharía codo con codo con un servidor por intentar alcanzar en primer lugar los 1000 puntos. Tras explicarles la mecánica (que siempre al principio cuesta algo de pillar) comenzamos a jugar. Como suele ser habitual con «primerizos», las primeras rondas solían caer del lado de Sandra o del que os escribe. Pero poco a poco fueron soltándose. Sobre la partida, comentar que no hubo color. Nancy y yo comenzamos bien, pero poco a poco nos fuimos desinflando. Conseguimos algún Tichu, pero nada importante, mientras que Sandra y Sergio avanzaban con paso firme y seguro hacia el millar de puntos. Estuve especialmente desafortunado en el reparto de cartas. Casi nunca tuve opción de optar a ganar muchas rondas. Como siempre, grandes momentos en los que la ronda parecía que alguno de los jugadores la tenía ganada y alguien le rompía la jugada en el último momento. Al final, como se veía venir, Sergio y Sandra, la doble S, nos apalizaron a Nancy y a mí vilmente. 1025 a 375.

Manos como ésta durante toda la partida
Manos como ésta durante toda la partida

A continuación saque el último título de Perepau, el Gardens, que lleva un grandioso ritmo de partidas jugadas. Tras explicarles cómo iba la historia, empezamos a plantar y a regar. Sergio le pilló bastante rápido el truco. De hecho fue el primer jugador en usar rápido y sin dudar su loseta especial (hasta ahora ningún jugador en ninguna de las partidas que llevamos la había utilizado más que para completar algún parterre al final de la partida). Esto le permitió ir montando una serie de parterres alrededor de esta loseta poniéndose rápidamente en cabeza. Esto nos obligó al resto de jugadores a intentar frenarle bloqueándole un poco. Esto nos permitió igualar el marcador. Yo aproveché para hacer la misma jugada que Sergio, y puse mi loseta especial y comencé a levantar parterres a su alrededor. Nancy, que parecía la más perdida, poco a poco iba sumando parterres, hasta que llegó el momento en el que cerró la partida colocando su octava ficha. Sergio ya había terminado por lo que no tuvo opción de igualar. Sandra tampoco tenía ningún sitio donde puntuar. El único que podía evitar una victoria directa por puntos era yo, pero no tuve fortuna con la loseta que robe y no podía colocarla, por lo que Nancy se llevó la partida. Eso sí, enroscó unas cuantas losetas a la mesa antes de colocarlas en el tablero. El resto de jugadores nos quedamos con 7 parterres.

Cada uno hizo la guerra por su lado, menos <i>Nancy</i>
Cada uno hizo la guerra por su lado, menos Nancy

Para cerrar la velada (que se habría alargado si no fuese por el horario de cierre del metro), Sandra tenía ganas de echar un The Island, al que le tenía muchas ganas desde la última vez que lo jugó. Así que empezamos a intentar salvar náufragos como si no hubiese mañana. La partida se caracterizó por los palos que nos pegamos entre Sergio, Sandra y yo, mientras que a Nancy nadie le fastidió mucho. Seguramente porque nosotros tres intentamos siempre llevar nuestros náufragos hacia las dos mismas islas, mientras que Nancy orientó a los suyos hacia las otras dos, por lo que siempre era más interesante fastidiar a dos jugadores con una misma jugada que a uno solo. Esto le permitió salvar a casi todos los suyos, alcanzando una puntuación final de 21 puntos. Sergio quedó segundo con 17, yo tercero con 15 y Sandra última con 7. Creo que ha tenido suficientes monstruos marinos por una temporada.

Los tiburones se hicieron con el tablero
Los tiburones se hicieron con el tablero

Pero no iba a quedar la cosa ahí. El buen rollo generado en la sesión había que mantenerlo, así que volvimos a quedar con Sergio y Nancy para acumular horas de juego y que nuestras ansias jugonas quedasen colmadas al menos por unas horas. Después de haber leído varias reseñas, le tenía ganas al Quarriors! y su mecánica de Dice Building, evolución del Deck Building que se sacó de la manga el Sr. Vaccarino con su Dominion y que tanto éxito le ha reportado. Tras la correspondiente explicación, comenzamos a jugar. ¿Os había dicho que la suerte no estaba de mi parte esta semana? Pues, por si acaso, lo confirmo: la dama fortuna no quería ni verme en pintura. Alucinante. Tenía el saco lleno de dados de diversas criaturas, pero cada vez que tenía opción de tirar uno, este caía mostrando la cara más baja posible, por lo que me llevé bastantes turnos comprando dados o colocando criaturas de nivel paupérrimo que, por supuesto, no aguantaban vivas ni un turno. Nancy se destacó bastante gracias a un par de dragones que logró puntuar, consiguiendo más de la mitad de los puntos necesarios para finiquitar la partida. Sin embargo, Sandra decidió hacer uso de los magos, que costaban una unidad menos de maná, por lo que pudo comprar en más ocasiones. Eran dificilísimos de aniquilar (por una de las caras), por lo que poco a poco fue puntuando y colocándose por delante de Nancy. Sergio y yo estuvimos en esa, sin puntuar durante gran parte de la partida, aunque afortunadamente no nos quedamos a cero. Finalmente, Sandra logró convocar a otro de esos maravillosos magos que ninguno de nosotros fuimos capaces de destruir, por lo que se llevó la partida. Resultado final: Sandra vencedora con 15 puntos, Nancy segunda con 13, yo tercero con 9 y Sergio último con 7. Solo tengo que deciros que ya me he comprado una copia del juego.

Yo y mi suerte. Al menos no quedé último
Yo y mi suerte. Al menos no quedé último

Y seguí con mis peticiones. Esta vez de otro de esos juegos que por el precio que tiene no está en mi ludoteca, pero que si tenía muchas ganas de probar. El famoso Rampage de Bauza y Cathala. Tras el impresionante montaje que hay que realizar, comenzamos a comer y a darnos de tortas como si no hubiese mañana. Nancy tenía la habilidad de que podía lanzar a su monstruo desde lo alto de cualquier edificio perteneciente a su barrio, pero siempre intentaba derribar edificios, cuando lo más práctico habría sido atravesar la ciudad para ubicarse adecuadamente. Esto provocó que se saliese numerosas veces del tablero y perdiese muchos dientes al principio de la partida. Sandra por su lado estuvo especialmente hábil y fue comiendo meeples a un gran ritmo, aunque también hay que decir que casi nadie fue a fastidiarla. Yo por mi parte comencé bastante bien, comiendo sobre todo edificios, aunque tuvo que venir Sergio a mí barrio y empezamos a darnos de leches. La partida la finiquité yo porque ya no tenía muchas más opciones. Sandra, además de la cantidad brutal de elementos conseguidos, con su habilidad de adivino, conseguía 7 puntos si acertaba que jugador se había comido más meeples (ella). Yo tenía la habilidad de imitación, por lo que copie a Sandra puntuando también 7 puntos. Sergio y Nancy tenían que comerse más meeples verdes y grises respectivamente, pero sólo Nancy consiguió su objetivo. El resultado final: Sandra ganadora con 41 puntos, Nancy segunda con 21, yo tercero con 18 y Sergio último con 15. Vaya paliza. La verdad es que el juego es superdivertido, pero no deja de ser un party game. Un poco caro, salvo que sepamos qué le vamos a sacar mucho rendimiento o nos sobre el dinero.

Antes de comenzar a zampar
Antes de comenzar a zampar

Antes de cenar, por si no fue suficiente con el día anterior, volvimos a sacar el Tichu. Esta vez ya jugamos sin contemplaciones, aunque decidimos establecer el fin de la partida en 500 puntos para que no se nos alargara mucho el asunto, que el concierto de estómagos era ya bastante audible. Sergio y Nancy tenían ya suficientes tablas. Volvimos a repetir parejas. Y, aunque Nancy jugó mucho mejor que el día anterior, yo volví a tener una suerte horrenda con las cartas. Creo que solo gané una ronda. Y, si no recuerdo mal, conseguí un Tichu con ella. Pero pocas alegrías más tuvimos. Cada vez que Sandra o Sergio cantaban Tichu, lo conseguían sin apenas oposición por nuestra parte. Llegamos a la que, previsiblemente, iba a ser la última ronda ya que Sergio y Sandra tenían 460 puntos. Nosotros estábamos en 200 largos, así que canté un Gran Tichu, jugándonoslo todo a esa última ronda. Si la suerte nos sonreía podíamos ganar la partida de forma épica. Pero… ¿Os he dicho que la dama fortuna no quería verme ni en pintura? Creo que no… No solo no conseguimos el Gran Tichu, sino que Sandra y Sergio se fueron en primer lugar, puntuando 200 puntos automáticamente. 660 a 40 puntos. Sin comentarios. A Nancy y a Sergio les ha encantado, y ya han encargado su copia, así que la próxima vez que nos veamos se prevén momentos épicos, dignos de pasar a la historia.

Para terminar la sesión, yo tenía ganas de probar el último juego de Ludonova, La Era del Carbón, de nuestro colega Wolfgang Kramer (junto con Michael Kiesling). Sandra estaba especialmente motivada por aquello de Asturias región minera. La clave de la partida estuvo en que Nancy en la primera ronda se lanzó a por las minas de carbón negro (el más profundo), y sin descuidar el resto de niveles, de forma que tuvo un buen suministro de puntos en todas las rondas. Esto le proporcionaba siempre una ventaja inicial que nos costaba reducir. Yo me mantuve relativamente cerca, aunque no me fue posible alcanzarla, proclamándose vencedora con una gran ventaja sobre el grupo perseguidor. Consiguió 124 puntos, quedando yo segundo con 98, mientras que Sandra y Sergio quedaron empatados con 87. La verdad es que el juego recuerda mucho a otros títulos de este tándem, en especial al Asara, en el sentido de un elemento para activar acciones, conseguir elementos, prepararlos y, finalmente, puntuarlos. Aunque tiene suficientes diferencias para poder considerarlo como una opción. Especialmente interesante la mecánica de poder activar siempre cualquier acción colocando tantos trabajadores como haya en ella más uno, de forma que tus trabajadores también pueden ser interpretados como recursos.

Se nota de quién es hijo
Se nota de quién es hijo

El domingo, tras un día de relax y no hacer gran cosa, sacamos el Krosmaster: Arena con la intención de estrenar alguna de las minis que hemos adquirido. Sandra eligió a Tristepin, Berta Dine, Quentin Flush, La Reina de los Tofus y a Srammy. Un equipo con un claro déficit de ataque a distancia. Yo por mi lado elegí a Guillermo Tell, Constantimo, Ruel Stroud y Evangelyne. Aquellos que conozcan las minis elegidas verán que mi equipo fue elegido precisamente buscando el ataque a distancia como punto fuerte. La partida no tuvo color. Sandra se lanzó hacia adelante intentando buscarme las cosquillas, pero apenas pudo atacarme debido a que le llovían hechizos desde el otro lado del tablero. Primero cayó la Reina de los Tofus sin apenas podido haber hecho nada. El siguiente en caer fue Quentin Flush, también sin posibilidad de haber realizado ni un ataque. Sandra intentó vender cara la batalla, pero en un hábil movimiento final, equipé a Constantimo con una recompensa demoniaca que potenciaba en 2 puntos los ataques cuerpo a cuerpo, por lo que la pobre Berta Dine no tuvo nada que hacer. Un perfect.

El momento de la victoria
El momento de la victoria

Otra gran semana. Tenemos que repetir escapadita (o que la parejita venga a visitarnos a nosotros). Muchas risas y muchos juegos nuevos. Tengo material para la sección de «Primeras Impresiones» para muchas semanas.

31 comentarios en «Crónicas Jugonas: Semana 18 del 2014 (28/04 – 04/05)»

  1. Vaya semana más completa y encima conociendo a personas Ilustres del mundillo lúdico. Ya veo que te has comprado otro "festival" de dados. Preveo una actuación ruinosa por mi parte en día que lo pruebe. En fin…

    Responder
    • No va a ser peor que la mía! xD

      Eso si, Silvia va a destruir a todas nuestras criaturas por lo civil o por lo criminal con su powerfulloso Dice Destroyer 😛

  2. Nos lo pasamos muy bien y estuvo genial vernos al fin las caras, ya tocaba. La jornada empezó bien pero fue un espejismo, las chicas nos dieron una paliza (incluso me se de uno que no ganó nada :P)
    Sobre la partida de Caverna en realidad no fue tan sencillo, desde el principio quise hacer la "estrategia" de los minerales y los rubís, construí dos minas de mineral y dos de rubí y me dediqué durante toda la partida a recolectar mineral y rubí (no solo en el último turno), al tener las habitaciones que me daban 1 puntos por cada 2 de mineral y 1 por cada rubí conseguí un chorreo importante de puntos, es más, conseguí más puntos gracias a los rubíes (dos puntos por cada rubí) a parte también tenía un monopolio de ovejas y la habitación que daba puntos por ovejas, lo que si es cierto es que me dejasteis maniobrar de forma plácida aunque hay muchas formas de conseguir mineral y rubíes.
    Menos comprarse el Quarriors! y más encargar el Caverna (para ti) y el Rampage (para Sandra) ;P

    Responder
  3. Joder, alguien que hace 21 puntos en The Island es que ni siquiera le han tosío cerca xD

    Qué buenas partidillas te pegas! de los que mencionas, tengo ganas de rejugar al Era del Carbón y al Gardens, y probaría Tichu (de una puñetera vez), Quarriors y Caverna (este último con menos ganas que los otros dos).

    Saludos jugón 😉

    Responder
    • Coloca al Tichu por encima de cualquier cosa! Pero te digo desde ya que si coincidimos en Córdoba este año, te obligaré a jugar 😛

      Y el Quarriors! mola bastante. Locura de dados. Me lo acabo de pillar en Amazon Alemania que estaba baratito (ademas en versión lata que es mas portable) junto con el Vineta y el Ligretto Dados. Pedido de azar y caos! xD

    • Y el Rampage, si puedes probarlo seguro que te echas unas risas. En mi opinión es de esos juegos que molan que los tengan tus colegas (para ahorrartelo).

    • Jajaja, dejad de asediar mi cuenta bancaria! Qué ruina.

      Respecto al Caverna, obviamente la estrategia la llevabas planeando toda la partida, pero que hubo un par de acciones que trincaste minerales a cascoporros y teníamos que haberte parado… Pero para fijarme en los demás estaba yo 😛

      Hay que repetir mas veces!

    • AHHHHHHHHHHHH
      Sufre!!! Esto es lo que sentimos los plebeyos cuando tochorreseñas cosas y las pones por las nubes, nuestros bolsillos tiemblan T_T

    • Repito que gané más puntos por rubís (recurso comodín que misteriosamente solo me interesaba a mí XD) cada rubí me daba dos puntos de victoria y cada mineral 0,5, si me llegáis a quitar los minerales me iba a las casillas que daban rubís que estaban libres como el viento 😛
      Vende ya el Agricola y compra su sustituto.

    • Que trollaco. De todos modos no tiene merito xD. Paliza a novatos. Yo mire por primera vez a las habitaciones cuando llevábamos 6-7 rondas. Y a los rubíes no le echábamos cuenta porque no teníamos apenas minas de rubíes. Para ti eran mucho mas interesantes. Pero bueno. La próxima vez prometo no ponértelo tan fácil, aunque quede último! xDDDDD

      El Agricola para mi será siempre mi juego favorito. Mucha carga sentimental. A parte ya sabes que mi religión me prohibe vender juegos 😛

    • No es Trollaco! Es para que tus lectores queden bien informados. Primera partida pero como si no lo fuera que has jugado mucho al Agricola y al Le Havre y se parecen mucho, no? muahaha
      Sobre la extracción de rubís da igual las minas que tengas, como mucho te llevas un rubí extra, durante la partida se acumularon un montonazo de rubís en las cartas pero nadie los pillaba y eso que avisé que eran importantes! Pero bueno, la próxima vez vuelvo a ganar y ya no valdrán las excusas :P.

      No digas siempre que cuando definitivamente pilles el Caverna el Agrícola será tu segundo juego favorito

    • He seguido contestando para picarte un poquito :P. Nosotros entrenaremos al Tichu para la próxima quedada, a ver si llega ya :O

    • Que vil! Hombre no lo hice mal. Sin duda, el punto "flaco" es la avalancha de información. Ante jugadores con experiencia es jodidamente dificil ganar. Yo fui pegando palos de ciego y, cuando pude construir alguna habitación, pillaba aquella que mis escasos recursos me permitian y "mas o menos" eran rentables. El Le Havre, permitiendote libertad, te dosifica los edificios. Estan todos ahí puestos, pero disponibles para construir solo hay 3 en cada momento. Es menos información a asimilar.

      Pero no te preocupes. Para la próxima me aprenderé todas las losetas y seré invencible! xDDD

  4. Qué envidia, has jugado en este puente lo que yo en 2 o 3 meses! XD
    El Quarriors es el mal T_T En una de mis primeras partidas, terminé la partida con CERO puntos. Odio esos malditos poliedros!

    Y el Caverna, no ha desbancado al Agrícola en tu top? 😀 A mi me gustaria comprarlo… pero no lo hago porque, si ya juego poco al Agrícola, creo que entonces ya no jugaria nada y el juego es muy bueno como para merecerse el ostracismo.

    A ver si algún dia consigo quedar (aposta) para jugar un Tichu, porque le tengo unas ganas…

    Y… VENTE A TIERRAS DE NADIEE! Vaaaa 😀

    Responder
    • Y el Caverna, como digo, me parece un juego grandioso. En principio, estoy de acuerdo en que tener todas las habitaciones disponibles desde el principio puede ser mas justo que el tema de los oficios. Pero también es cierto que es una avalancha de información brutal en las primeras partidas. Como digo, es la fusión de Agricola con la libertad de Le Havre. Es un gran juego, pero tal vez es algo menos inmersivo que Agricola (además del valor sentimental que tiene este titulo para mi). Es que en este ultimo la integración del tema está logradisima en todas sus acciones. El tema de las aventuras es un poco pegote (además de que algunas recompensas son poco verosimiles).

      Podría concluir en que es un Agricola evolucionado tomando lo mejor del Le Havre, pero temáticamente algo mas cojo. Si no tuviese ese precio, me lo pillaba sin duda. Pero por mas de 60 pavos que cuesta, hay muchos otros juegos antes teniendo el Agricola y la Expansión y el Le Havre. Si la inmersión temática no es importante, en general, Caverna como idea de juego es mas completa.

      Con mi ludoteca actual, creo que pillaría antes el Loyang o el Ora et Labora antes que el Caverna. Si no tuviese Agricola sería otra historia…

    • Ahí está, es que teniendo agrícola… :/

      Las primeras partidas, con todos los edificios ahí expuestos, debe generar un AP brutal. Vale que está el modo "familiar", o como quiera que lo hayan llamado… pero no es más que cortarle cosas al juego, no me vale como apaño. Una vez ya te los conoces, pues hay mucha fluidez, pero al principio empacha.

      Y lo del precio se han pasado. Si a mi el Agrícola a 5 ya se me hace eterno, a 6 o a 7?? Ni de coña. Pero los componentes ahí estan y hay que pagarlos, vaya faena u.u

      Sobre lo de ir de exploración, mucha gente lo ha comentado por la bgg que… no siempre cuadra xD Exploras y te encuentras un perro, una vaca, fama o armas más afiladas? Perfecto. Pero hay recompensas de alto nivel que no hay por donde cogerlas.
      "Cariño, he vuelto! Y he encontrado una cosa que irá genial decorando el salón!"
      " Pero si no tenemos salón!"
      " Pues a construir uno!"
      O pócimas mágicas para que tus animales crien, semillas que te motivan a arar un campo para plantarlas, Y vallas… "Cariño, mira que he encontrado, maderas! Vamos a vallar!"
      Yo me lo imagino y es algo surrealista… pero en agrícola teniamos el "Cariño, he ido al bosque y a que no te imaginas lo que me he encontrado? Nos lo podemos quedar? Trabajará para nosotros".

      Y el ora et labora, vete con ojo… que la rejugabilidad que tiene está tirando para nula :/ Es un juego que a medida que vas jugando, va perdiendo…

    • Nosotros porque solemos tirarnos a la aventura. Me gusta descubrir los juegos poco a poco y no intentar dominarlos desde la primera partida (de ahí que suela pegarmela habitualmente). Es un juego con una vida larga. Pero eso. Teniendo Agricola, gastarse mas de 60 pavos…

      Y con el Ora et Labora eso es lo que mas me tira para atrás. Actualmente en mi ranking Rosenberg, es el Loyang el mejor situado. Pero vamos, para un pedido muy lejano. Solo hay que consultar mi wishlist en la BGG para comprobarlo 😛

  5. Pensábamos que el Caverna te volvería loco y al final el que te ha hecho rascarte el bolsillo ha sido el Quarriors!! jeje. A nosotros nos lo recomendaron para jugar siendo 2, pero por lo que hemos leído, una de las gracias es poder conseguir bichos para pegar a todos tus rivales…ya que con 2 cualquiera vale. Así que le seguiremos la pista a tu reseña/primeras impresiones.
    Por lo demás, grandísimo fin de semana, vuestra propia Zona Lúdica en Madrid, jeje.

    Responder
    • Es que el handicap del precio es demasiado elevado. Sobre todo porque no va aportarme gran cosa. Y el Quarriors! nos parecío bastante gracioso. Obviamente, mucho azar, pero una mecánica interesante. Ahora sacan el Marvel Dice Masters que le da una vuelca de tuerca al concepto, convirtiéndolo en un juego para dos (además de la ambientación de superheroes) y tal vez se adapta mejor a vuestro target. Aunque tiene pinta de ser un supersacacuartos, al no ofrecer ningún set básico completo.

      Y el Quarriors! lo he pillado porque en Amazon.de, en su versión Lata, estaba a 20 pavetes, que si no nanai 😛 (y le he añadido el Vineta y el Ligretto Dados) 😛

    • Eso vamos a esperar, al Marvel Dice Masters, por ser para 2 y porque su básico es baratito aunque bastante incompleto por lo que parece. A ver cómo evoluciona y por cuánto saldría de ahí un juego "cerrado". Aunque la temática superhéroes…muy regular, jeje.
      El Quarriors chollazo, aunque a tradumaquetar! 😉

Deja un comentario