Viajero de Tablero: Venecia

Aprovechando que estamos en época de Carnaval, que para los que no lo sepan, proviene del latín carne-levare (abandonar la carne), que da paso al comienzo de la Cuaresma, hoy nos vamos a dar un paseo por una de las ciudades italianas más famosas, siendo su Carnaval uno de los grandes atractivos que posee. Si amigos, estoy hablando de Venecia, la ciudad de los enamorados.

Venecia es una ciudad ubicada en el noreste de Italia. Es también la capital de la región venéta y de la provincia de Venecia, recibiendo por apodo La Serenissima. Su centro histórico se encuentra situado en el conjunto de las islas más grandes de la laguna de Venecia.

Vista aérea de la ciudad de Venecia
Vista aérea de la ciudad de Venecia

La ciudad está integrada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. Se llega desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad, no hay tráfico rodado. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como vaporettos.

Como siempre, en primer lugar hablaremos de algunos de los lugares y, en este caso, eventos de la ciudad, para, a continuación, ver como los juegos de mesa se han visto influenciados por estos.

Plaza de San Marco

La Plaza de San Marcos es la única plaza de Venecia, y su principal destino turístico, y siempre ha sido el centro de la ciudad. Fue la ubicación de todos los importantes de la República de Venecia, y ha sido la base del arzobispado desde el siglo XIX. Fue el foco de muchos festivales y es un lugar sumamente popular en Italia incluso hoy en día.

La plaza está dominada por la Basílica, el Palacio Ducal y el Campanario de la Basílica, que se erige a un lado de ella.

La Plaza de San Marcos es el lugar más bajo de Venecia y cuando el agua sube por tormentas desde el mar Adriático o por exceso de lluvia es lo primero en inundarse. El agua corre por los drenajes directamente al Gran Canal, lo que es ideal cuando llueve, pero cuando sube la marea (Acqua Alta) tiene el efecto inverso, el agua del canal sube por los drenajes hacia la plaza.

Plaza de San Marco
Plaza de San Marco

Basílica de San Marco

La Basílica de San Marcos es el principal templo católico de la ciudad y la obra maestra de la influencia bizantina en el Véneto. Su construcción fue iniciada en 832 para guardar el cuerpo de San Marcos, traído desde Alejandría.

Una ley de la República Veneciana imponía como tributo que los mercaderes afortunados, después de hacer negocios provechosos, hicieran un regalo para embellecer San Marcos. De ahí la variedad de estilos y materiales. San Marcos es un museo vivo de arte bizantino latinizado. Con su decoración intacta de mosaicos, parece más bizantino que las iglesias de Constantinopla blanqueadas por los turcos, o las de Salónica, ahumadas por los incendios.

Basílica de San Marco
Basílica de San Marco

Campanile de San Marco

El campanile (un tipo particular de campanario, exento e independiente del templo) de San Marcos es el campanario de la Basílica de San Marcos en Venecia, ubicado en una esquina de la plaza de San Marcos, cerca de la portada de la basílica. Es uno de los símbolos de la ciudad.

Tiene una altura total de 98,6 metros. Su cuerpo principal, de ladrillo, es un prisma de base cuadrada de 12 m de lado y 50 m de alto, sobre el cual se asienta un campanario blanco con cuatro arcos por cara, que aloja cinco campanas. El campanario tiene en su parte superior un cubo, en cuyas caras se presentan leones y la representación femenina de Venecia (la Giustizia) de forma alternada. La construcción está coronada por una aguja piramidal en cuyo extremo hay una veleta dorada con la figura del arcángel Gabriel.

Campanile de San Marco
Campanile de San Marco

Torre dell’Orologio

La Torre dell’Orologio (Torre del Reloj) se encuentra situada en la plaza de San Marcos. Alberga el reloj más importante de la ciudad, el reloj de San Marcos. Este consiste en varias esferas concéntricas. Las más exteriores muestran los números 1 a 24 en numerales romanos, y una manecilla embellecida con la representación del sol indica la hora. La segunda esfera representa los doce signos del zodiaco, distinguidos, como las esferas interiores, con dorado sobre un fondo de esmalte vítreo azul. Las esferas interiores indican las fases de la luna y el sol.

Torre dell'Orologio
Torre dell’Orologio

Palacio Ducal

El Palazzo Ducale, situado en el extremo oriental de la Plaza de San Marcos, es uno de los símbolos de la gloria y el poder de Venecia. Edificio de estilo gótico, sus dos fachadas más visibles miran hacia la laguna de Venecia y la plaza de San Marcos. El palacio fue residencia de los dux, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República de Venecia.

La leyenda narra que en tiempos a los condenados a muerte les era concedido, como última posibilidad de salvarse, el intentar el giro de la columna. De hecho todavía hoy una de las columnas del Palacio Ducal está ligeramente torcida hacia dentro. El intento consistía en dar vueltas alrededor de la columna, por su parte externa, sin resbalar, pero casi nadie lo conseguía completamente. Otra curiosidad es que el color del Palacio cambia según la luz del día, adquiriendo una tonalidad rosa muy delicada pero conservando en las ojivas góticas -simétricas- un color rosáceo y blanco.

Palacio Ducal
Palacio Ducal

Biblioteca Marciana

La Biblioteca Nazionale Marciana o de San Marcos, es una de las más antiguas bibliotecas depositarias de manuscritos del país y mantiene una de las colecciones de textos clásicos más grandes del mundo.

La joya de la biblioteca fue la donación de una colección de manuscritos reunida por el humanista, erudito, benefactor y coleccionista bizantino Cardenal Bessarion. Esta donación consistió en aproximadamente 750 códices en latín y griego, además de 250 manuscritos y algunos libros impresos (incunables), convirtiéndose en la primera biblioteca pública abierta a eruditos de Venecia.

Biblioteca Marciana
Biblioteca Marciana

Gran Canal de Venecia

El Gran Canal (para los venecianos también llamado Canalazzo o Canalaso) es el canal principal de Venecia. A lo largo de unos 3.800 metros (con un ancho variable de 30 a 70 metros y profundidad media de 5 m), divide en dos partes a la ciudad, en su forme de “S” invertida. Es la arteria vital de la ciudad y uno de sus símbolos.

No es posible ver el Gran Canal en su integridad desde las fondamenta (que es como en Venecia se llaman a las calles que flanquean un canal), ya que la mayor parte de sus edificios dan directamente al Canal. Para poder apreciar sus palacios hay que asomarse continuamente al canal desde las calles y callejones que finalizan en él, aunque, sin duda, la mejor forma de contemplarlo es desde el propio canal, en las góndolas, taxis acuáticos y vaporettos que continuamente lo transitan.

El Gran Canal de Venecia
El Gran Canal de Venecia

Puente de Rialto

El Puente de Rialto cruza el Gran Canal de Venecia. Es el más antiguo de los cuatro puentes que lo cruzan y, probablemente, el más famoso de la ciudad, siendo uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad. La peculiaridad de este puente es que parece romper con la tradición arquitectónica de construir puentes de tipo romano basados en la estructura de arco de medio punto con una nueva tipología de arco rebajado. Pero en este caso la innovación es solamente visual, porque se trata igualmente de un arco de medio punto, en el que el nivel del agua oculta las bases.

Puente de Rialto
Puente de Rialto

Carnaval de Venecia

El famoso Carnaval de Venecia surge a partir de la tradición del año 1480-1700, en donde la nobleza se disfrazaba para salir a mezclarse con el pueblo. Desde entonces las máscaras son el elemento más importante del carnaval.

Oficialmente se declaró como importante festividad durante el siglo XIII. Sin embargo, fue en el siglo XVIII cuando el carnaval veneciano alcanzó su máximo esplendor. A él acudían viajeros y aristócratas de toda Europa, en busca de diversión y placer. Con la decadencia de Venecia como poder mercante y militar, debido al descubrimiento de América y el cambio de la Ruta de la Seda para favorecer el Galeón de Manila y las inmensas riquezas procedentes del nuevo mundo, el carnaval palideció hasta casi desaparecer.

Los trajes que se ponen son característicos del siglo XVIII. Abundan las maschera nobile, que es una careta blanca con ropaje de seda negra, o de oscuros colores y sombrero de tres puntas. Después de 1972 se han ido sumando otros colores a los trajes, aunque las máscaras siguen siendo en su mayoría blancas, plateadas y doradas.

Pareja ataviada con máscaras y ropajes típicos del Carnaval de Venecia
Pareja ataviada con máscaras y ropajes típicos del Carnaval de Venecia

Basílica de Santa María dei Frari

La Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari, normalmente llamada simplemente dei Frari, es una de las iglesias más grandes de la ciudad.

Está construida en ladrillo en el estilo gótico italiano y, como en muchas iglesias venecianas, el exterior es bastante simple. El interior contiene la única reja del coro que sigue en su sitio en Venecia.

Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari
Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari

Basílica de Santa María della Salute

La Basílica de Santa Maria della Salute (Santa María de la Salud) se construyó ex voto de los habitantes venecianos a causa de la peste que en 1630 diezmó la población.

El exterior destaca por la riqueza de las fachadas, adelantadas respecto a la iglesia y con interesantes juegos de claroscuro formados por sus entrantes y salientes. También son llamativas las enormes volutas que parecen sostener la cúpula. La nave central es de forma octogonal, sobre la que se apoya una cúpula hemisférica que está rodeada de seis capillas menores. El presbiterio y el altar mayor predominan sobre todo lo demás.

Basílica de Santa María della Salute
Basílica de Santa María della Salute

Arsenal de Venecia

El Arsenal de Venecia (Arsenale di Venezia) es un astillero y base naval que jugó un papel principal en la construcción del poderío naval veneciano. Fue una de las áreas más importantes de Venecia.

Partes significativas del Arsenal fueron destruidas durante el dominio de Napoleón Bonaparte, y posteriormente reconstruidas para habilitar el presente uso del Arsenal como base naval. Se usa también como centro de investigación, escenario de exhibición durante la Bienal de Venecia y acoge también un centro de preservación de navíos históricos.

Arsenal de Venecia
Arsenal de Venecia

Puente de los Suspiros

El Puente de los Suspiros (Ponte dei Sospiri en italiano) es uno de los puentes más famosos de la ciudad. Situado a poca distancia de la Plaza de San Marcos, une el Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición (Piombi), cruzando el Rio Di Palazzo.

Es una construcción barroca del siglo XVII que da acceso a los calabozos del palacio. Debe su nombre a los suspiros de los prisioneros que, desde aquí, veían por última vez el cielo y el mar.

Puente de los Suspiros
Puente de los Suspiros

Puente de la Constitución

El Puente de la Constitución (Ponte della Costituzione) es uno de los puentes mas modernos de la ciudad. Inicialmente conocido como Cuarto Puente sobre el Gran Canal (Quarto Ponte sul Canal Grande) o Puente de Calatrava (nuestro afamado arquitecto) debido a que durante todo el tiempo que duró su construcción y hasta poco tiempo antes de la fecha prevista para su apertura no se le había asignado un nombre oficial.

Fue diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava y comunica el Piazzale Roma con la zona de la Estación de trenes Santa Lucia.

Puente de la Constitución
Puente de la Constitución

Bueno, como vemos, una ciudad que ofrece muchísimos elementos preciosos. Ahora vamos a ver como estos se han ido trasladando al mundo de los juegos de mesas. De entrada, la cantidad de títulos que beben de esta magnifica ciudad es muy elevada. Juegos famosos como San Marco, Rialto, Inkognito y otros tantos menos conocidos. Vamos a ir poco a poco.

Empezamos con San Marco, diseñado por Alan R. Moon y Aaron Weissblum. La primera referencia que tenemos es la propia portada del juego, en la cual podemos apreciar un collage con la basílica de Santa María della Salute, algún palacio veneciano, góndolas, pero, sobre todo, el elemento mas destacado es el león de la Torre del Reloj de la Plaza de San Marco.

Portada de San Marco - Detalle de la Torre del Reloj
Portada de San Marco – Detalle de la Torre del Reloj

El siguiente elemento con una referencia importante es el tablero, en el que tenemos los distritos de Venecia sombreados sobre un mapa de la ciudad. Como siempre, se han tomado ciertas licencias para la mecánica del juego.

Tablero de San Marco - Representación aérea de Venecia
Tablero de San Marco – Representación aérea de Venecia

Cambiamos de juego y pasamos a Rialto, de Stefan Feld, que toma directamente el nombre del puente más famoso de Venecia. La portada, como es obvio, muestra un dibujo en pocos tonos del mismo con un par de gondoleros sobre el Gran Canal.

Portada de Rialto - Puente de Rialto en Venecia
Portada de Rialto – Puente de Rialto en Venecia

Como era de esperar, de nuevo tenemos una representación de los distritos de la ciudad sobre el tablero (de nuevo con algunas licencias para adaptarse a la mecánica).

Tablero de Rialto - Vista aérea de Venecia
Tablero de Rialto – Vista aérea de Venecia

Para terminar con el juego del Dios Eurogamer, tenemos una gran cantidad de losetas que representan gran cantidad de palacios venecianos, con en el de la imagen, que podemos ver una adaptación del Palazzo Bembo.

Loseta de Edificio de Rialto - Palazzo Bembo de Venecia
Loseta de Edificio de Rialto – Palazzo Bembo de Venecia

Cambiamos de juego y vamos con un clásico reeditado el año pasado por Devir. Se trata de Inkognito, el juego de Leo Colovini y Alfred Randolph. En la portada, además de la primera referencia en esta entrada al carnaval veneciano con varios personajes y sus respectivas máscaras, tenemos representada de forma sutil el Puente de la Tetta (famoso por ser donde las meretrices buscaban clientes). El detalle es el comienzo de las escaleras, donde se aprecia el detalle del puente coincidente con el real. De hecho, podríamos malinterpretar la portada y suponer que el personaje de rojo con melena rubia no nos está dando una información vital para la partida…

Portada de Inkognito - Puente de la Tetta en Venecia
Portada de Inkognito – Puente de la Tetta en Venecia

Como era de esperar, el tablero de Inkognito vuelve a representar un mapa de la ciudad de Venecia. En este caso es mucho mas fidedigno al real, y no solo se centra en la isla principal, sino que incluye otras islas del conjunto.

Tablero de Inkognito - Vista aérea de Venecia
Tablero de Inkognito – Vista aérea de Venecia

Cambiamos radicalmente de tercio y pasamos a un pequeño juego abstracto de construcción de puentes, cuya única influencia es el título y, por ende, la portada. El juego es el Ponte del Diavolo, de Martin Ebel. Como es obvio, la portada muestra el Puente del Diablo (otro de los pequeños puentes de Venecia) de manera muy fiel, además de volver a añadir un componente carnavalesco con la muchacha ataviada con la máscara y un vestido colorido.

Portada de Ponte del Diavolo - Ponte del Diavolo de Venecia
Portada de Ponte del Diavolo – Ponte del Diavolo de Venecia

Otro juego cuya portada está inspirada en un monumento real de la ciudad italiana es Masters of Venice, de Frank DiLorenzo, cuya portada muestra el acceso a la Plaza de San Marco desde el agua. El edificio más destacado en la ilustración es el Palacio Ducal, aunque se puede apreciar la Basílica de San Marco al fondo.

Portada de Masters of Venice - Palacio Ducal
Portada de Masters of Venice – Palacio Ducal

Para terminar, tenemos The Doge Ship, un juego relativamente actual (2012) de Marco Canetta y Stefania Niccolini. Encontramos el detalle en el tablero del juego, donde podemos observar las dos torres del Arsenal de Venecia, aunque con una perspectiva bastante forzada, para separar lo suficiente las torres en el tablero.

Tablero de The Doge Ship - Arsenal de Venecia
Tablero de The Doge Ship – Arsenal de Venecia

Y con este acaba este viaje. Para los que no han estado en Venecia (entre los que me incluyo), espero que esta entrada suponga un motivo más para anotarlo en la lista de lugares imprescindibles a visitar. Aunque en este caso será difícil hacerse fotografías con todos los juegos y en todos los emplazamientos característicos de los mismos.

¡Hasta el próximo viaje!

Fuentes:

5 comentarios en “Viajero de Tablero: Venecia”

    • No creas que no lo pensé. Pero me motivaba mas Venecia. Ahora, tras estar en Londres podré hacer esa entrada con conocimiento de causa!

      Gracias por pasaros!

  1. Gran entrada, menudo poder de atracción que tiene Venecia, visualmente, historicamente… y que ganas de volver me han entrado al ir leyendo (y acompañando con http://www.youtube.com/watch?v=vkL6bEpi9x0 ).

    Y los juegos… no he probado ninguno de ellos, pero curiosamente varios se encuentran entre los que más me interesan… y Venecia es en gran parte el motivo.

    Saludos.

    Responder
    • Totalmente de acuerdo. Respecto a los juegos, tarde o temprano irán entrando en mi ludoteca. El viernes ya me llega el Rialto. A ver cuanto tardan en llegar los demás.

      Muchas gracias por pasarte!

Deja un comentario