Viajero de Tablero: Toledo

¡Hola amigos! Hoy tenemos una nueva entrada de esta peculiar sección, a caballo entre guía turística y comparativa entre ilustración y realidad en el mundillo de los juegos de mesa. Hoy, de nuevo, toca una ciudad española. Una ciudad con mucha historia. No en vano fue capital del Imperio. Si amigos, hoy vamos a darnos una vuelta por Toledo.

Toledo es conocida como La ciudad Imperial por haber sido la sede principal de la corte de Carlos I y también como La ciudad de las tres culturas, por haber estado poblada durante siglos por cristianos, judíos y musulmanes.

Tradicionalmente, la industria metalúrgica ha sido la base económica, sobre todo por la fabricación de espadas y cuchillos. En la actualidad la gran mayoría de la población se dedica al sector servicios,

Vamos a hacer un pequeño recorrido por los emplazamientos más característicos del lugar. No son todos los que podemos visitar, pero si al menos los más representativos.

Vista aérea de Toledo
Vista aérea de Toledo

Alcázar

El Alcázar de Toledo es una fortificación levantada sobre rocas, ubicada en la parte más alta de la ciudad de Toledo, y que domina toda la ciudad. Su privilegiada situación le otorga gran valor estratégico militar y así lo intuyeron los diversos pueblos que se asentaron en él. Su nombre se debe a uno de esos dominadores: los árabes, que lo llamaron Al Qasar que significa fortaleza, nombre acortado del que era habitual: Al-Quasaba cuyo significado era el lugar de la verdadera residencia principesca.

El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas. Cada fachada del edificio determina artísticamente el momento en que se realiza, dentro de las diversas fases del Renacimiento español.

Alcazar
Alcazar

Casa consistorial

La construcción de la Casa Consistorial no se planteó de una manera aislada, sino con vistas a establecer su relación con la Catedral, a través de la plaza que vincula a ambos edificios. La reforma de esa plaza y la construcción del nuevo consistorio estarán íntimamente unidas; incluso la propia plaza adoptará el nombre del Ayuntamiento, a pesar de tener edificios tan importantes en su perímetro como la Catedral y el Palacio Arzobispal.

Casa Consistorial
Casa Consistorial

Castillo de San Servando

El Castillo de San Servando se encuentra junto a la ribera del río Tajo y a la Academia de Infantería. El castillo está completamente restaurado y, tras servir a diversos fines, ahora lo hace como albergue juvenil, siendo utilizado también como lugar de celebración de cursos y conferencias.

Desde el castillo se puede divisar una vista panorámica de la ciudad de Toledo y del Tajo, el río que la bordea, en lo que era la ciudadela medieval.

Castillo de San Servando
Castillo de San Servando

Catedral de Santa María de Toledo

La Catedral de Santa María de Toledo, llamada también Catedral Primada de España, sede de la Archidiócesis de Toledo, es un edificio de arquitectura gótica, considerado por algunos como la opera magna del estilo gótico en España. Su construcción comenzó en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en el siglo XV cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos. Está construida con piedra blanca de Olihuelas (en el término de Olías del Rey). Se la conoce popularmente como Dives Toletana (con el sentido de la rica toledana).

Catedral de Santa María
Catedral de Santa María

Cristo de la Luz

La ermita o iglesia del Cristo de la Luz, anteriormente mezquita de Bab al-Mardum, se encuentra en el barrio de San Nicolás. De las diez mezquitas que llegó a tener la ciudad, es la mejor conservada. En época musulmana era un pequeño oratorio ligado a una puerta de acceso a la ciudad para uso de los recién llegados a Toledo o para la preparación a la salida. Fue construida en el año 999, la época de esplendor del Califato de Córdoba, tal y como reza la franja epigráfica de su fachada de acceso.

El nombre que terminó llevando como templo cristiano proviene de la sustitución del cristo crucificado que se colocó cuando fue consagrada como ermita, por una imagen de la Virgen de la Luz, posteriormente desaparecida. En la actualidad es un espacio desacralizado.

Cristo de la Luz
Cristo de la Luz

Iglesia de Santiago del Arrabal

La Iglesia de Santiago del Arrabal es una de las mejores muestras del mudéjar toledano. Está situada al lado de la Puerta de Bisagra, al norte del recinto histórico.

Iglesia de Santiago del Arrabal
Iglesia de Santiago del Arrabal

Monasterio de San Juan de los Reyes

El Monasterio de San Juan de los Reyes, de la Orden Franciscana, fue construido bajo el patrocinio de la reina Isabel I de Castilla con la intención de convertirlo en mausoleo real. Es una de las más valiosas muestras del estilo gótico isabelino en España y el edificio más importante erigido por los Reyes Católicos. El monasterio es, además, un monumento conmemorativo de los logros de los Reyes Católicos y de su programa político.

Monasterio de San Juan de los Reyes
Monasterio de San Juan de los Reyes

Puente de Alcántara

El puente de Alcántara (del árabe al-qantaratu, que significa puente) se levanta sobre el río Tajo. Situado a los pies del Castillo de San Servando, se tiene constancia de su construcción en la época romana, en la fundación de Toletum. Era uno de los puentes que daba entrada a la ciudad y era en el Medioevo entrada obligada para todo peregrino.

Está fuertemente protegido con dos puertas fortificadas en sus extremos, siendo una de ellas de estilo barroco y otra construida en época medieval. Este puente ha sido objeto de constantes ataques en el periodo de la Reconquista, y vuelto a reconstruir.

Puente de Alcántara
Puente de Alcántara

Puente de San Martín

El Puente de San Martín es un puente medieval situado en la zona oeste de la ciudad, desde el que se contempla una vista magnífica de la misma.

Durante el reinado de Carlos II se reformó, ensanchándose sus accesos, y un siglo más tarde se pavimentó. De ambas reformas queda una inscripción en el muro interior del torreón de entrada, con el escudo imperial flanqueado por dos reyes sedentes.

Puente de San Martín
Puente de San Martín

Puerta del Cambrón

La Puerta del Cambrón es una entrada de origen musulmán situada en el oeste de la ciudad que permite el acceso desde esta parte a través de la muralla. Su nombre deriva de las plantas espinosas, cambroneras, que crecían en este lugar.

Su aspecto actual es resultado de la reconstrucción realizada desde 1572 a 1577 en que se rebautizó como Puerta de Santa Leocadia al ponerla bajo la advocación de la patrona de la ciudad, cuya imagen preside, debajo del escudo del rey Felipe II, la portada interior.

Puerta del Cambrón
Puerta del Cambrón

Puerta del Sol

La Puerta del Sol y de la Luna es una puerta de gran influencia Nazarí y fue construida para dar acceso a la ciudad amurallada.

Puerta del Sol
Puerta del Sol

Puerta Nueva de Bisagra

La Puerta de Bisagra o Puerta Nueva de Bisagra es una puerta monumental situada en las murallas de la ciudad. Es conocida con el título de Nueva debido a que existe otra puerta de menor tamaño en las inmediaciones llamada Puerta Antigua de Bisagra o Puerta de Alfonso VI. Llamada así por su nombre original Bib-xacra, según textos del siglo XII, que significa Puerta de la Sagra. Su origen es musulmán, época de la que se conserva el núcleo central, pero fue reconstruida en el siglo XVI.

Puerta Nueva de Bisagra
Puerta Nueva de Bisagra

Y tras este tran tour habremos visitado la mayoría de emplazamientos emblemáticos de esta histórica ciudad. Ahora, como es habitual en esta sección, veamos su influjo en el mundo de los juegos de mesa.

Hay dos títulos principales que utilizan directamente el nombre de la ciudad de Toledo. El primero se titula simplemente Toledo, y es un diseño del archiconocido Martin Wallace, publicado en España por Devir. El segundo también utiliza el nombre de la ciudad, aunque en esta ocasión le añade un año: Toledo 1085, un diseño de José Javier Domínguez Cruz, publicado en España por Edge.

Empecemos con el título de Martin Wallace, ilustrado por Jo Hartwig. Lo primero en lo que encontramos una influencia directa es en la portada de la caja, en la que podemos observar a un herrero trabajando en una espada (como dijimos anteriormente, la siderurgia fue uno de los motores económicos de la ciudad), y al fondo podemos ver una panorámica de la ciudad, incluyendo el río Tajo, la cual es bastante fidedigna.

Portada de Toledo de Martin Wallace - Panorámica de Toledo
Portada de Toledo de Martin Wallace – Panorámica de Toledo

Además, el tablero de juego también hace una represetanción relativamente fiel de una vista aérea de la ciudad, donde destacan la Catedral, el Alcázar y el Tajo rodeando la ciudad. Tal vez un poco exagerado el curso del río, que en el tablero casi parece rodear completamente a la ciudad.

Tablero de Toledo de Martin Wallace - Vista aérea de Toledo
Tablero de Toledo de Martin Wallace – Vista aérea de Toledo

Un detalle destacable, aunque no esté directamente relacionado con algún monumento de la ciudad, es el uso de varios lienzos de El Greco, que como muchos sabrán, fue la ciudad donde se estableció con 36 años y vivió hasta el final de sus días. Obras como La Anunciación, El Expolio, San Martín y el Mendigo o La Sagrada Familia, entre otras, sirven como ilustración de las cartas del juego.

Cartas de Toledo, de Martin Wallace, con lienzos de El Greco
Cartas de Toledo, de Martin Wallace, con lienzos de El Greco

Por otro lado, como hemos dicho, hay un segundo juego que se inspira en La Ciudad Imperial, Toledo 1085, de José Javier Domínguez Cruz. En este caso no hay una inspiración directa en ninguna obra de la ciudad, aunque utiliza como eje central uno de los nombres históricos de la misma, La Ciudad de las Tres Culturas. Es un juego de cartas donde, básicamente, vemos reflejo de las tres culturas que convivieron en Toledo y poco más (siempre desde el punto de vista de la influencia de la ciudad en el juego).

Toledo 1085
Toledo 1085

Y hasta aquí esta visita. Espero que os haya gustado y, si no conocéis Toledo y tenéis la oportunidad de visitarla, no dejéis escapar la oportunidad. ¡Hasta el próximo viaje!


Fuentes:

11 comentarios en “Viajero de Tablero: Toledo”

  1. Impresionante esta sección. Me encanta.

    Los posts de Viajero de Tablero tienen que terminar algún día en un libro. En serio.

    Cuando tengas suficientes, publícalo. Hazme caso. Pelotaso.

    Responder
    • Supongo que te refieres al de Wallace. Sí, eso he oído, que es un rollo macabeo. Pero bueno, si alguna vez lo pruebo tendrá su respectiva entrada en Primeras Impresiones (o si me vuelvo loco en Reseñas porque me lo haya comprado :P)

      Gracias por pasarte!!!

    • Sí, sí, el de Wallace. dicen que es un mojón espectacular.

      Yo no soy muy de Wallace, así que éste Toledo aún tengo menos ganas de jugarlo

    • Yo aun no he catado ningún Wallace. Tengo en la estantería el Brass. A ver que tal tras estrenarlo. A lo mejor se me quitan las ganas de probar nada de Wallace el resto de mi vida 😛

  2. Yo no he estado en Toledo 🙁 Tu entrada me lo recuerda, y me acrecienta las ganas de ir con las fotazos que has puesto so pillín. Y a un Licenciado en Historia como yo le da más coraje aún, arrggghh!
    Del juego, suscribo lo dicho por Mr. Meeple; que tpco lo he probado y que no soy muy de Wallace. Eso si, el Brass me parece una obra maestra. Me encantó.

    Saludos Iván!

    Responder
    • Si te sirve de consuelo, yo tampoco he estado. Principalmente uno de los motivos de estas entradas es autosugestionarme para, cuando tenga la ocasión, IR!!!! xD

      Gracias por pasarte!

  3. No haber estado en Toledo ¡¡deberia estar castigado con cárcel!!…ya estáis corriendo, una de las joyas mas impresionantes que tenemos en España.

    Responder
  4. Muy instructiva la serie Viajero de tablero. Por cierto yo tengo el Toledo de Wallace y no me parece para nada un truño. Es un familiar muy apañado, que en mi casa he llegado a jugar con mis padres… y todos encantados.

    Responder

Responder a Neiban Cancelar la respuesta